JAIME BAYLY MERECE UN APLAUSO DE TODOS SUS TELEVIENTES ACTIVOS.

Estimado Bayly:

Tanto mi esposa, Annamaria Lisa Canning y un servidor somos fieles afiliados a tu cp,parecia en Mega TV. Fijate que tienes el privilegio bien ganado de presemtar un programa de noticias con duracion de hora y media (9:00 a 10:30PM). Tu forma carismatica, locuaz, firme en tus denuncias, comentarios, entrevistas, opinioones y controversias te hacen ser un gran periodista, escritor y analista del mundo hispanoamericano. Dios te otorgue laga vida y que Satanas junto con el fantastama de Stalin, Hitler y Fidel Castro secuestren de una vez al tolete de Maduro y el antipatico, grosero y repugnante de Cabello y toda esa oligarquia de sanguinarios, despotas, ladrones que han sumido a Venezuela en una ruina interminable.

FELIZ 2019 para ti, Silvia y Leo te deseamos una admiradora italo-brasilera-norteamericana (mi esposa) y un Cubano-americano /polemic y conflictive/ YO.

JM

Lic. Jose L. Martel Jr.
Periodista
Orden Jose Maria Heredia, INPL 2007
Premio Estocolmo Periodismo Digital 2009
Distincion Periodico Recorriendo America 2011
Columnista Periodico Libertad 2006
Premio de Periodismo Pepin Rivero 2016-CNPexilio

Anuncios

AVANZACEMOS POR EL CAMINO HACIA LA LIBERTAD

Por: Lcdo. Sergio Ramos

Mirar hacia adelante. Actuar enfocados en avanzar la causa libertaria para erradicar la sexagenaria tiranía. Esa ha de ser la meta de todos.
Tras cumplirse sesenta años de dictadura totalitaria en Cuba advienen a nuestras mentes muchas remembranzas y pases de revista de estas seis décadas vividas y sufridas por el pueblo cubano. Y es lógico y natural que esto suceda ante tanto dolor y muerte que han sembrado en nuestro pueblo los perversos que por tanto tiempo nos oprimen.
Pero el reloj camina hacia adelante y el lamento no conduce a la solución, pues solo la acción prospectiva, firme y perseverante contra la tiranía generará el cambio hacia la libertad tan anhelado por nuestro oprimido pueblo.
Ha quedado más que comprobado que las dictaduras totalitarias no se erradican por las buenas. Estos regímenes de férreo oprobio y control absolutista solo caen a fuerza de golpe y rebeldía de los pueblos.
De nada vale, ni el dialogo, ni la negociación, ni las concesiones al enemigo, pues estas son utilizadas por los opresores para ganar tiempo y/o para reorganizarse y/o para frenar el empuje de los opositores al amparo de crear falsas expectativas sobre acuerdos satisfactorios para los intereses libertarios del pueblo.
El camino es otro. Es el de la rebeldía del pueblo contra la dictadura. Un camino que ya tiene trechos andados con heroísmo y firmeza por distintos grupos opositores, los periodistas independientes, grupos de defensa de los derechos humanos entre otros muchos valientes que dentro y fuera de Cuba se enfrentan a diario contra la tiranía. Pero también es cierto que queda mucho camino por andar.
Lo primero es ir creando las condiciones para la rebeldía popular a todo lo largo y ancho de la isla contando con el apoyo moral, material, económico y humano del exilio, pues todos los cubanos, donde quiera que estemos, somos una sola nación, con un mismo sufrimiento y un mismo anhelo de libertad.
Al mismo tiempo que también se precisa la sincera y desprendida unidad de acción, esfuerzo y propósito de las fuerzas opositoras dentro y fuera de Cuba. Una unidad fundada en el desprendimiento sincero de los egos, las ambiciones y el fragmentarismo. Trabajar para lograr un sólido bloque unitario opositor que sea capaz de movilizar masivamente al pueblo contra la tiranía. Nada nuevo, ¿Acaso esa no fue la ruta que nos enseñó José Martí? Y es que la fuerza está en la unión de todos los cubanos, luchando juntos en la acción, aspiración y propósito; y nos hará más fuerte que los opresores.
Un sola ha de ser la división admisible: La del pueblo oprimido contra el anti-pueblo opresor.
El pueblo somos los cubanos todos, que queremos un país de paz, progreso, bienestar, el respeto a los derechos humanos, democracia y libertad. Son todos los que aspiran a forjar la Cuba “Con todos y para el bien de todos” tal como nos enseñó el Apóstol José Martí.
El anti-pueblo son todos aquellos que nos empobrecen, oprimen y esclavizan. Son aquellos que nos roban el país que nos pertenece para convertirlo en feudo privado para satisfacer de sus desmedidas ambiciones de poder y riqueza a costa de la esclavitud y explotación del pueblo cubano.
El anti-pueblo es nuestro verdadero enemigo, es el castro-comunismo y sus aliados, y contra ellos ha de dirigirse todo el empuje libertario de modo incesante e ininterrumpido hasta que sean totalmente derrocados y despojados del poder ilegitimo que ostentan.
De ahí que, es preciso echar andar hacia adelante por el camino hacia la libertad. La ruta hacia la libertad comienza por organizarnos todos los cubanos dentro y fuera de Cuba como una solo bloque de lucha. Comienza por sentar las bases haciéndonos eco solidario de los justos reclamos del pueblo ante las injusticias, los abusos, atropellos e iniquidades de los opresores. Reclamos que deben desarrollarse de modo ‘in crecendo’ para lograr un nivel tal de fuerza y magnitud que se haga imparable y que sea capaz de aplastar a la casta gobernante que nos oprime.
El presente inmediato se trata de afianzar los escasos espacios ganados, forjar una sólida unidad de acción y preparar el terreno para empujar el incremento de la lucha adoptando una metodología de lucha adecuada a las circunstancias del momento, sin aferrarse a una, ni descartar ninguna, pues la estrategia de lucha la dictaminan las circunstancias de cada momento.
Es justo ahora, cuando la gerontocracia que ostenta el poder empieza a desaparecer por el peso natural del tiempo, y advienen a la cúpula por designación de aquellos sus testaferros, y la dictadura busca esconderse tras una máscara leguleya para tapar ilegalidad, imponiéndonos una constitución que en nada representa las aspiraciones del pueblo y solo responde al interés de los opresores de perpetuarse en el poder, que el pueblo cubano ha de adoptar y aplicar el principio básico de lucha de que “Cuando la tiranía es la ley, la rebelión es orden”. Ese es el camino. Avanzando todos juntos por esa ruta llegaremos a ser libres.
San Juan, Puerto Rico, 10 de enero de 2019

ES HORA DE ACTUAR

Por: Lcdo. Sergio Ramos

Tras la debacle económica que ha sumido a Venezuela a causa del desgobierno del dictador Nicolás Maduro, el régimen castrista ha sufrido un duro golpe en su economía como consecuencia de una importante reducción de los subsidios que aquel país le enviaba y que son vitales para la sobrevivencia de la casta gobernante y su régimen totalitario.
Cuba está padeciendo una seria escases de productos básicos de primera necesidad y de alimentos, que cuando estos se consiguen, los cubanos tienen que pagarlos a un altísimo precio, muchas veces en divisa, inaccesible para el trabajador cubano. Además, la crisis económica del régimen se manifiesta en un claro impedimentos para el gobierno en cuanto a la prestación adecuada de servicios vitales para la población. La Habana y otras ciudades se ahogan en un mar de basura. La escases y el deterioro crónico de las viviendas afectan seriamente a las familias en el país. El mal estado del transporte público y la escases de medicina y el deterioro crónico de las facilidades hospitalarias y de salud, la escases de maestros en las escuelas y el deterioro de las facilidades educativas impactan adversamente la visa del ciudadano común. Todos ello redunda en un cúmulo de males que aumenta el descontento entre la población.
Y para remachar el golpe económico, ahora Cuba pierde la entrada billonaria de divisas al tener que retirar los médicos cubanos de Brasil, tras la exigencia del presidente electo de ese país, Jair Bolsonaro.
Como consecuencia de esta situación, hemos visto recientemente los viajes del testaferro del dictador Raúl Castro, Miguel Díaz Canel, haciendo contactos con viejos aliados del castrismo procurando un nuevo subsidiador a cambio de prebendas y declinaciones en la soberanía nacional. El Presidente del Consejo de Estado de la dictadura, viajó por Rusia y China, donde se reunió con Vladimir Putin y con Xi Jinping. En reuniones solicitó ayuda financiera y militar.
Es interesante destacar que inmediatamente después de la llegada de Díaz Canel a La Habana, el general Leopoldo Citras Frías, Ministro de las Fuerzas Armadas, hace el mismo recorrido, esta vez para reunirse con los ministros de defensa de Rusia , China y Viet Nam en lo que se percibe como la búsqueda de armamentos para modernizar el arsenal de la dictadura y buscar la protección militar , y hasta quizás, la intervención solapada de Rusa, como en los viejos tiempos de la URSS, a cambio de garantizarse la perpetuidad en el poder de la alta cúpula gobernante y la sucesión de sus herederos.
Diez Canel también recibió la visita de importantes dignatarios de los gobiernos de Viet Nam y de Corea del Norte y más recién aun, se reunió con Pedro Sánchez, presidente del gobierno de España, quien lo visitó en Cuba acompañado de un grupo de inversionistas españoles, ávidos de llenarse los bolsillos a costa de la explotación de los trabajadores cubanos, en sociedad con la alta cúpula gobernante de Cuba. Y más recién aun, visitó México en la toma de posesión del entrante presidente, de donde espera también ayuda económica que de seguro recibirá de su compinche Andrés López Obrador. Que dicho sea de paso, ya ha expresado su intención de recibir los médicos cubanos que retiraron de Brasil, como primer gesto contribuyente a la economía cubana a costa de la explotación de los médicos cubanos.
Por otro lado, en el ámbito nacional, observamos un aumento en la represión. La dictadura ha incrementado la violencia contra las damas de Blanco y la persecución contra los opositores, mientras que emite una contundente censura a los artistas contestatarios a través del Decreto 349. Además, ha adoptado medidas que reprimen y limitan mas aun, la frágil economía privada en manos de los cuentapropistas, al tiempo que se trata de engatusar al pueblo con un proyecto de constitución en donde el régimen trata de disfrazar el carácter dictatorial bajo un falso matiz de garantizar ciertos derechos humanos.
Todo esto ocurre en medio de la inexorable realidad de que la gerentocracia gobernante esta llegando, por ley de vida, al final de la existencia física.
Todos estos hechos que denotan el miedo que envuelve a la cúpula en poder ante un subyacente descontento general del pueblo que pueda desembocar en estallido social. Algunos, asomos del malestar popular lo hemos visto en las protestas de los artistas frente al censurante Decreto 349, las huelgas de los taxistas contra las medidas estrangulantes que el régimen ha tomado contra ellos. Los reclamos de los descontentos cuentapropistas contra las limitantes medidas económicas en su contra recién tomadas por el régimen. Las quejas de los ciudadanos de a pie son muchas, individuales y calladas. El imperceptible mal de fondo existe y la dictadura lo sabe.
Una circunstancia que sutilmente empieza aflorar con las huelgas y protestas de algunos sectores sociales pese a la intensa represión, y la cual demanda de la oposición aprovechar el momentum que se nos avecina para incrementar las protestas públicas enfocadas en el ámbito social. De los trabajadores, demandando mejores salarios y condiciones laborales. De las madres, demandando alimentos y medicinas para sus hijos. De los estudiantes, reclamando condiciones educativas adecuadas y despolitizadas. De los ciudadanos, clamando por su derecho a una vivienda digna. De los cuentapropistas, demandando libertad empresarial e igualdad de derechos empresariales con los extranjeros, así como también contra los impuestos abusivos. De los campesinos, por el derecho a la propiedad verdadera de la tierra que trabajan y clamando por la libertad de cultivar y vender sus productos en libre mercado. Todo ello sin perjuicio, de las protestas de todo el pueblo contra la farsa constitucional y el reclamo de un verdadero respeto a los derechos humanos, por la libertad de los presos políticos y por la democratización y libertad total del país.
Es hora de actuar, tal como un día en un astillero en Gandz, Polonia un día, un grupo de obreros, clamaron por condiciones justas trabajo y mejores salarios y esparcieron por las calles y campos de su país, su clamor por el cambio total hacia la libertad y la democracia.
San Juan, Puerto Rico a 02 de diciembre de 2018.

CUBANO QUíMICO PONE SU NOMBRE BIEN ALTO

 


OTRO MAS ENTRE CIENTOS QUE LO HICIERON Y LO HACEN EN EL EXILIO, EN VARIOS PAÍSES.

Nota enviada por Antoni Rams

Un cubano que vive orgulloso de ser cubano, es el nuevo presidente de la organización científica más grande del mundo.

El nuevo presidente de ACS, nacido en La Habana, Cuba pero con ciudadanía estadounidense, fue nombrado en ese puesto con los votos de la mayoría de los miembros de esta organización, que cuenta con 160.000 inscritos en más 130 países del mundo.

El científico cubano Luis Echegoyen, profesor de la Universidad de Texas en El Paso, fue electo presidente de la Sociedad Estadounidense de Química (American Chemical Society), la organización científica más grande del mundo.

Echegoyen, quien nació en La Habana en 1951, dijo a la prensa que fortalecerá los vínculos internacionales entre investigadores durante su mandato de tres años. Otras de sus metas son incrementar los lazos entre la industria y el mundo académico y obtener más fondos para realizar investigaciones.

Su familia emigró a Puerto Rico en el 1960, su padre era, el famoso comediante Luis Echegoyen, que tenía una constelación de personajes, todos exitosos, como eran “Cuquita Sabrosura”, “Arbogasto Pomarrosa”, su inolvidable “Mamacusa Alambrito” y “Tino Dentino”.

Video mostrando el Primer programa de “Jueves de Partagas” realizado en Cuba en el año 1954 con Jesus Alvariño, Normita Suarez, Luis Echegoyen y Enrique Santiesteban.

La Sociedad Estadounidense de Química fue fundada por el Congreso de Estados Unidos en 1876. Tiene más de 150.000 miembros en más de 140 países. La entidad no realiza investigaciones científicas, pero publica una enorme variedad de informes. También lleva a cabo esfuerzos para fomentar la innovación a través de la investigación y tecnología, la educación científica, la protección del medio ambiente y el acceso a información científica para el desarrollo de políticas de gobierno.

“Es un gran honor haber sido electo”, dijo Echegoyen a la oficina de prensa de la Universidad de Texas. “Espero con beneplácito implementar nuevos y ambiciosos programas para beneficiar a la Sociedad Estadounidense de Química y sus socios”.
El científico estudió la carrera de Química en la Universidad de Puerto Rico entre 1971 y 1974. Hizo su trabajo de posgrado en 1975 en la Universidad de Wisconsin, con el profesor S.F. Nelson. Su tesis abordó los parámetros termodinámicos que controlan la estabilidad de radicales aniónicos en solución (“Thermodynamic Parameters Controlling the Stability of Anion Radicals in Solution”).

Ha trabajado en la Universidad de Miami y la Universidad de Clemson, pero sus inquietudes le han llevado a aceptar retos en diferentes partes del mundo. Hasta el momento, ha acumulado 40 años de experiencia en instituciones académicas, tres en la industria y cinco en el gobierno, incluyendo el National Science Foundation, una agencia independiente del gobierno federal estadounidense.

En la Universidad de Texas una de sus especialidades son los “buckyballs”, una prometedora nanoestructura compuesta de 60 átomos de carbono estructurados en un espacio cerrado y perfectamente simétrico.

FELICIDADES COMPATRIOTA

DE NUEVO LOS RUSOS

 

Por el Lcdo. Sergio Ramos

El testaferro designado por Raúl Castro para presidir el Consejo de Estado de la dictadura cubana, Miguel Díaz Canel, llegó a Moscú y se reunió con Vladimir Putin y tras estas conversaciones anunciaron que Rusia otorgaría un préstamo inicial de cerca de $50 millones de dólares para modernizar el armamento de las Fuerzas Armadas cubanas. Otorgar ayuda económica para adquirir armas a un país donde el pueblo padece de hambre y necesidades a granel constituye un insulto a los cubanos y denota el alto grado de indolencia para con el sufrimiento de la población por parte de la alta jerarquía castrista.

Pero más allá de las consideraciones ético-morales que podamos achacarle al régimen por semejante acuerdo, están otras de orden de política internacional, relacionadas con los intereses de Rusia y los de la alta cúpula gobernante de Cuba tras estas conversaciones.

Para Rusia la provisión de armamento moderno a las fuerzas armadas cubanas forma parte de la estrategia de penetración del Kremlin en la América Latina, la cual viene implementando desde hace varios años. La misma incluye la reincorporación de la presencia rusa en Cuba, de modo similar a la que tuvo en los tiempos de la otrora Unión Soviética.

Por parte de la dictadura cubana, los rusos le darían un respiro al régimen en lo económico y lo energético; pero más importante aún para la cúpula gobernante, proporcionaría la protección militar necesaria para continuar en el poder, en un momento que los castristas históricos van desapareciendo, al tiempo que son reemplazados por otros nuevos subordinados de dudosa fuerza política, los cuales, por sí solos, carecen del arraigo para sostenerse en el poder y que, además, coincide con momentos en que el país confronta una seria crisis económica, al desvanecerse la economía de su principal proveedor de petróleo y productos, la dictadura venezolana.
Desde hace un tiempo atrás Moscú ha manifestado su interés de reabrir las bases de espionaje electrónico de Lourdes o construir otra nueva con más avanzada tecnología en Cuba. Y de igual modo, ha expresado su interés en volver a poseer bases militares y navales en Cuba.

Analizado esto en el contexto geopolítico, Rusia pretende reabrir su amenazante portaviones estático a 90 millas de las costas de Estados Unidos. A tales fines, los mandatarios de marras anunciaron que próximamente el Ministro de Defensa Ruso General de Ejército Segey Shoygu visitaría a Cuba.

La diferencia de hoy día con respecto a los tiempos de la URSS, es que Rusia cuenta con importantes penetraciones e influencias políticas y militares con los gobiernos de Venezuela y Nicaragua. Moscú también ha manifestado su interés en poseer bases navales y militares en Venezuela y en Nicaragua. De hecho, actualmente asesores militares rusos influyen activamente las fuerzas armadas de esos dos países. Además, el Kremlin ha enviado modernas armas y misiles a Nicaragua y a Venezuela.

Otro aspecto muy preocupante, es que, como parte de la penetración rusa en la Cuenca del Caribe y Centro América, muy probablemente Moscú trate de aprovechar la victoria electoral del izquierdista Andrés Manuel López Obrador como presidente de México para impulsar su penetración e influencia político-militar en ese país; lo cual, estratégicamente hablando, implicaría cercar las fronteras de los Estados Unidos. Por el sur, en la frontera con México y los accesos al Caribe con Cuba. Más aún, si consideramos que, por el Norte, los Estados Unidos dista de Rusia tan solo unos 87 kilómetros por el Estrecho de Bering que lo separa de las costas de Alaska. O sea, que, desde el punto de vista estratégico, esa situación pondría a los Estados Unidos en una posición política y militarmente desventajosa. De ahí, el posible gran peligro.

Bajo tales situaciones, Rusia podría aprovechar dicha ventaja estratégica buscando afianzar y expandir su presencia e influencia económica, política y militar sobre el Caribe, Centro y Sur América y al mismo tiempo, podría permitirle presionar a Washington para garantizarse su permanencia en el continente americano y en otros logares del mundo que han sido conquistados por vía de su política de expansionismo militar como lo es la Península de Crimea en el Mar Negro, en lo que podría llegar a ser otro nefasto Pecto a lo Kennedy-Khruchev.

De ahí la importancia que tiene el frenar el avance de Rusia en el continente, lo cual empieza por la erradicación de las dictaduras de los Castro en Cuba, de Ortega en Nicaragua y de Maduro en Venezuela. Una acción que demanda premura, pues el reloj está corriendo en contra de Washington.

San Juan, Puerto Rico a 4 de noviembre de 2018

LA INVASION MILITAR CUBANA A VENEZUELA

Por: Lcdo. Sergio Ramos
La preocupación por la presencia de las tropas cubanas en Venezuela se ha hecho más relevante desde las recientes maniobras militares realizadas por las Fuerzas Armadas Bolivarianas en la frontera de ese país con Colombia. Sin embargo, estas empezaron a llegar a territorio venezolano a partir de febrero 2, de 1999 estando Hugo Chávez en el poder.
Con estos ejercicios, la dictadura venezolana quiso enviar un mensaje a sus vecinos del hemisferio de que está fuertemente respaldado, pues en las mismas participaron tropas cubanas acantonadas en ese país y contó con la cooperación de asesores militares rusos y chinos, y me atrevo a decir que también iraníes, pues Irán tiene dos bases cohetes en Venezuela equipadas con misiles tipo Alghadu 110 con alcance de 2,800 kilómetros.
Para estas maniobras la dictadura cubana envió para que participara en dichas maniobras a sus tropas elites: Las llamadas Avispas Negras, dirigidas por el General de Ejército Joaquín Quintas Sola, quien fue enviado a Venezuela expresamente para tales fines.
El contexto de estas tropas va más allá de una simple alianza defensiva entre las dictaduras de Cuba y de Venezuela. La presencia de los militares cubanos abarca la intromisión directa en los mandos de las Fuerzas Armadas venezolanas y en organismos claves del gobierno de ese país.
La dirección superior de los estamentos militares se ubica en Cuba, en el Valle de Picadura en La Habana bajo el mando directo del connotado esbirro Ramiro Valdez, bajo quien está el general Leopoldo Ardollo Valdez, jefe militar de las tropas cubanas en ese país. El control cubano empieza por el palacio de gobierno, Miraflores, donde el jefe de la mesa situacional lo es el general cubano Herminio Hernández Rodríguez. Desde ahí, los militares cubanos controlan el servicio de inteligencia venezolano, conocido como SEBIN, comandados por el mayor general del Ministerio del Interior de Cuba, Hugo Carvajal Berrios, quien también recibe instrucciones desde Cuba del Ministro del Interior de Cuba Vice-Almirante Julio Cesar Gandarilla. Agentes de la Contra Inteligencia Militar de Cuba (CIM) controlan instalaciones militares en el Ministerio de Defensa, en el Estado Mayor y, además, están ubicados en los altos mandos de la Guardia Nacional, el Ejercito, la Fuerza Aérea y la Marina venezolana. Además, existen unos 3,700 agentes del Departamento de la Seguridad del Estado de Cuba, de los cuales 150 están asignados a la seguridad personal del dictador Maduro.
Añádase el hecho, de que, a modo de guardia pretoriana de la dictadura, en la principal base militar de Caracas, el Fuerte Tiuna, está acantonado un destacamento de 4,500 soldados cubanos distribuidos en 9 batallones.
Esto en adición a otras tropas cubanas localizadas en distintos puntos estratégicos a lo largo y ancho de Venezuela. El estimado de efectivos del ejército cubano es de 20,000 soldados, pero a esto hay que añadirle una potencial reserva disfrazada de “técnicos” de distintas ramas, (deportistas, ingenieros, médicos, etc.) que están disponibles para en caso de necesidad ser llamados a servicio activo y cuyo número se estima en unos 60,000 efectivos (hay quienes estiman que la cifra llega a 100,000). Además, existen unos 3,700 agentes del Departamento de la Seguridad del Estado de Cuba, de los cuales 150 están asignados a la seguridad personal del dictador Maduro.
El armamento, además del existente de fabricación occidental heredado de los tiempos de la república democrática, está siendo proporcionado por Rusia, China e Irán
El grado y profundidad de intervención de los militares cubanos en Venezuela no es de una mera alianza defensiva entre dos países, se trata de una invasión militar.
Venezuela está siendo invadida militarmente por tropas cubanas, con el apoyo y la anuencia de países que tienen intereses políticos y económicos, tales como Rusia, China e Irán y la traición al hermano pueblo venezolano por parte del dictador Nicolás Maduro.
Duele que los jóvenes cubanos sean enviados una vez más a morir en tierras foráneas para satisfacer las causas innobles y perversas de una tiranía que desprecia la paz con tal de satisfacer sus ambiciones desmedidas de poder.
La presencia política y militar en Venezuela del régimen cubano, el cual tiene un largo historial en invadir países e intervenir en los asuntos internos de las naciones que no le son afines ideológicamente y/o políticamente, representa un serio peligro para la paz, la soberanía, la libertad y la democracia de los países de América Latina, especialmente los fronterizos con Venezuela. Un peligro que urge sea erradicado, por lo que cualquier acción internacional para frenar el expansionismo cubano no puede verse como una intervención, ni como una invasión, sino como un acto de liberación: Tal como lo fueron los aliados para Francia un 6 de junio de 1944 en Normandía.
San Juan, Puerto Rico a 8 de octubre de 2018