Cultura cubana del exilio a través de 60 reseñas

libro

                             

Manuel C. Díaz nació en La Habana, Cuba, en 1942. En 1966 fue encarcelado por intentar abandonar el país en una lancha. Junto a otros cuatro mil presos políticos cubanos fue indultado en 1979. Desde esa fecha reside en la ciudad de Miami. Ha escrito varios libros: El año del ras de mar (1993), una novela corta en la que narraba parte del horror que le ha tocado vivir al pueblo cubano. Un paraíso bajo las estrellas (1996), una colección de cuen­tos. Las novelas Subasta de sueños (2001) y La virgen del malecón (2013). Y De Cádiz a Normandía (2016­), una compilación de crónicas de viaje. Es miembro fundador del PEN Club de Escritores Cubanos Exiliados. Actualmente escribe artículos de opinión y reseñas de libros para El Nuevo Herald. Sus trabajos han aparecido en diferentes antologías y revistas literarias.

Este nuevo libro, Escritores cubanos exiliados: sesenta reseñas literarias, es un compendio de las que escribió para El Nuevo Herald durante más de veinte años. Pero es también un homenaje a los escritores cubanos exiliados, muchos de los cuales murieron sin haber podido regresar jamás a su patria. Como explica el propio autor:

«Mi más reciente libro, ESCRITORES CUBANOS EXILIADOS: SESENTA RESEÑAS LITERARIAS, acaba de ser puesto a la venta por Ediciones Universal. También puede ser adquirido en Amazon. En este libro no aparecen todas las reseñas que durante más de veinte años escribí para El Nuevo Herald, sino solamente las de los escritores cubanos exiliados. Es mi pequeño homenaje a los que a pesar de haber tenido que desarrollar su obra en muy difíciles circunstancias, nunca dejaron de reflejar en ellas la angustia de nuestro largo, triste y doloroso exilio. Entre ellas, las de aquellos escritores que murieron sin haber podido regresar jamás a su patria. Muchas gracias».

AUTORES RESEÑADOS:

José Abreu Felippe              Manuel Ballagas      Raúl Eduardo Chao    Tomás Fernández-Travieso

Juan Abreu Felippe              Alfredo Ballester     Pedro Corzo                 José Lorenzo Fuentes✞

Nicolás Abreu Felippe         Ramón Barquín✞    Juan Cueto                   Ernesto G.

Álvaro Alba                         Juan F. Benemelis    Armando de Armas    Carlos García Pandiello

Elio Alba Buffill✞                Hugo Blanco          Luis de la Paz             Reinaldo García Ramos

José Antonio Albertini         Reinaldo  Bragado

Bretaña✞                Amelia del Castillo    Rita Geada

Armando Álvarez Bravo✞  Guillermo Cabrera

Infante✞                 Vicente Echerri          Luis F. González–Cruz

Félix Anesio                           Efrén Córdova✞      Carlos A. Díaz          José M. González–Llorente✞

José Azel                                Ángel Cuadra             Julio Estorino             Fernando Hernandez

Humberto López Cruz

*******                                    *******                        *******                               *******

Humberto López Guerra       Mirta Ojito                                        José Conrado Rodríguez

Jacobo Machover                   Yolanda Ortal Miranda✞                Enrique Ros✞

Maricel Mayor Marsán          Oscar F. Ortiz                                   Arnoldo Tauler

Carlos Alberto Montaner       Rodolfo Pérez Valero                     Zoé Valdés

Gina Montaner                        Julio Pino Miyar                             José Raúl Vidal

Enrique Guillermo Morató     Jorge Posada                                   Cecilia la Villa✞

Alberto Muller                         José Ignacio Rasco✞

Lugar: Miami, Florida, USA.  Colección Polymita. Primera edición.  Septiembre, 2020. rústica.  I.S.B.N.: 978-1-59388-311-9.                                                                                                                    Òrdenes a:   EN SU LIBRERÍA O DISTRIBUIDOR FAVORITO. Y EN WWW.AMAZON.COM

EDICIONES UNIVERSAL

P.O. BOX 450353 (Shenandoah Station). Miami, FL 33245-0353. USA.

PARA INFORMACIÓN ESCRIBIR A:

 

  E-mail: ediciones@ediciones.com

******************************************************************************

Publicaciones de Patria de Martí

Recordatorio: Esta noche (8:00pm) el Simposio “Socialism’s threat to America ►” (en inglés)

Edición del 28 de septiembre del 2020.

¿Continuidad o transición en EEUU? Debate

¿Continuidad o transición en EEUU? Debate

¿Continuidad o transición en EEUU? Debate entre los analistas políticos demócratas Luis Montes y Muni Jensen con Julio M. Shiling, politólogo republicano en el programa Zoom a la Noticia de NNT24, dirigido por la periodista y presentadora Andrea Bernal, transmitido el 24 de septiembre, 2020. Una nueva polémica calienta la campaña presidencial tras las…Ver artículo completo

Pretenden encarcelar a toda la Familia Miranda Leyva incluidos los hijos menores

Familia Miranda Leyva en Huelga de Hambre. Obispo les Niega Refugio

Familia Miranda Leyva en Huelga de Hambre. Obispo Niega Refugio a la Familia: Turbas castrocomunistas atacaron a la familia opositora holguinera incluidos los menores, amparados por los miembros represivos de la dictadura. El Obispo Emilio Aranguren le negó refugio y amparo a la familia mostrando su complicidad con los actos vandálicos y agresiones…Ver artículo completo

Descubra todo lo que Patria de Martí tiene para ofrecer. Presione aquí ► y explore nuestra plataforma mediática.

Twitter
Facebook
Patria de Marti in English Website
Copyright © 2020 Patria de Martí, All rights reserved.
No se pierda las últimas y más relevantes noticias y publicaciones de las mejores fuentes conservadoras, programas de televisión, radio y podcast, artículos e investigaciones de centros académicos.

Nuestra dirección de correo postal es:

Patria de Martí

P O Box 523903

Miami, FL 33152

VOTAR POR TRUMP 

   

 

 9/25/20

 Ramiro Gómez Barrueco
 Expreso político. Escritor. Empresario.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         

Soy independiente. Voto por agendas positivas que considero garantizarán justicia, libertad, democracia, prosperidad y paz. Voto por USA. Voto por algo, no contra alguien. La propaganda política demócrata está concebida para entronizar frustración (Trumpofobia) y desestabilización (B.L.M.).

Su agenda está filosóficamente estancada en el pantano globalista pro-chino y en el viejo “Nuevo Orden Mundial” antinorteamericano. Las puertas abiertas a la inmigración ilegal, mayores impuestos, eliminación del seguro médico privado, abortos asesinos, minimizar el poder policial, y la defensa irrestricta de los violentos chantajistas del racismo negro de “Black Lives Mater”. ¿Intocables?        

 El liberalismo cuando se convierte en dogma deja de serlo. El liberalismo debería practicarse sólo con países que realmente comercian libremente. El liberalismo puro engendra un globalismo ingenuo. El rufián comunista Lenin sentenció: “Los capitalistas nos venderán la soga y el cebo para ahorcarlos”. El Globalismo es actualmente un suicidio nacional e internacional. Los chinos, y otros que no lo son, utilizan sus herramientas totalitarias para destruirnos económica, política y militarmente. Nuestra tecnología y nuestros materiales estratégicos son parte de “la soga y el cebo”

El imperialismo chino o lo detenemos o perecemos: El Tíbet, Hong Kong, Taiwán en ciernes, la frontera hindú, la programada construcción de la armada mayor del planeta y su agresiva presencia en el Mar de China Meridional. El flagrante y omnipresente espionaje mundial (Houston, las vacunas, Huawei, Tiktok, nuestro proceso electoral…), la represión creciente (un millón encarcelados en Xinjiang), la expulsión de periodistas libres, la esclavitud contemporánea y muchísimo más.

El Partido Demócrata nunca verá esto, porque tiene una venda verde de dólares que lo obnubila. La venda del 1% de los multibillonarios, que según plantea Bernie Sanders, poseen el 99 % de la economía de USA.   ¿Sabía usted que El Partido Demócrata es El Partido del 1%? De los doce multibillonarios más grandes de USA, once son demócratas, solo el dueño de ORACLES, Larry Ellison, (quinto lugar) probablemente no lo es. Besos (Amazon), Gates (Microsoft), Buffet (Berkshire), Zuckerberg (Facebook), Larry Page y Sergei Brin (Google) y los seis que le siguen son demócratas. Son empresas admirables, pero con ambiciones reprochables: conquistar el gigantesco mercado chino bajo condiciones contraproducentes para USA. ¿Un globalismo vendepatria?

La élite del GOP se montó, junto a Bloomberg y Soros, en el burrito de oro que controla la prensa y las minorías emocionalmente secuestradas, muchos humildes desplazados subieron al elefante. El Nuevo Orden Mundial padece del mismo mal que el globalismo porque se ha convertido en el verdugo de la democracia y la libertad; son las viejas dictaduras terroristas, corruptas y manipuladoras. La Comisión de Derechos Humanos y El Consejo de Seguridad de La ONU, La OMS, La Unesco, y la mayoría de las ONGS izquierdistas, cuyas voces poseen privilegiados decibeles. El problema es básicamente el mismo: usar nuestro dinero y nuestros recursos para destruirnos. La solución sería una nueva ONU solidaria, humanista y democrática.

Biden y Kamala, inmediata y orgullosamente, plantearon restablecer la política del expresidente Obama con Cuba.  Un entreguismo innecesario, humillante, ridículo y traidor. Otra bofetada demócrata a la causa de la libertad de América. Este simple hecho es suficiente para que cubanos, venezolanos y latinoamericanos votemos republicano.

La OMS protegió a China negando la pandemia, el mundo occidental le creyó, Trump también. Todos sabían que era un virus letal pero no una pandemia de intensa progresión geométrica. A mayor prensa libre, más pruebas y ganancias hospitalarias o políticas, mayor número de muertes estadísticas. Trump reaccionó enérgica y multilateralmente: barcos hospitales, respiradores, caretas… y suspendió los viajes de China. Pelosi se burló y se quitó el tapabocas en un barrio chino; Biden lo acuso de xenófobo. Nuestra tragedia hubiese sido mayor con Biden, pública y reiteradamente empoderador de los intereses chinos.

 El Chinavirus rebrota fuertemente en varios países ¿También culpa de Trump? ¿A quién encomendarle la restauración económica y la defensa de los intereses nacionales después del virus? ¿Quién posee la energía y los pantalones necesarios? ¿Trump o Biden?

Los trastornos de la personalidad de Trump son insoportables: soberbio, autoritario, narcisista, mitomaniaco, bromista contraproducente, incontinencia verbal… Él es su peor enemigo. Pero su antipática personalidad no ha impedido que sus logros económicos sean evidentes (Desempleo mínimo, índices bursátiles récord, P.I.B. máximo); su política continental es solidaria y consecuente con los opositores democráticos (Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia). En el Medio Oriente apoya firmemente a Israel, y a nuestros aliados árabes, contra Irán y el terrorismo. Frena y hace retroceder a China. Europa cumpliendo sus compromisos económicos. Defiende sin tapujos nuestros principios cristianos. Medicina barata. Pacifista consumado. Hay mucho más. Según la biblia: “Por sus hechos los conoceréis, no por su verbo”  

El destino de USA y del Planeta dependen del desenlace electoral entre “El Partido del 1%” y el de “América First”. ¿Vendepatrias y Patriotas?

                                                         

Doscientos cincuenta y seis artistas cubanos han muerto en el exilio sin regresar a Cuba

Magazine

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,1234195_10200301562563602_821730191_n

¡NO FUE SOLO CELIA CRUZ!

¡Doscientos cincuenta y seis artistas cubanos han muerto también en el exilio sin regresar a Cuba!

 A continuación la lista de Artistas, Autores y Locutores, Músicos y Compositores, Cantantes, y Empresarios.Artistas

1- Carlos Bermúdez,

2- Otto Sirgo,
3- Charito Sirgo,
4- Minín Bujones,
5- Raquel Mata,
6- Pepa Berrio,
7- Lolita Berrio,
8- Mario Barral,
9- Rolando Barral (Uno de los Galanes)
10- Mercedes Ondy
11- Hortensia Castro
12- Herminia de la Fuente
13- Margot Alvariño
14- Hermán Pelayo,
15- Nelson Someillán,
16- Marco Rizo Ayala,
17- Rolando Martín,
18- Freddy Manjón,
19- Berto Vila
20- Oneida Padilla,
21- Héctor del Villar,
22- Carmelina Soto,
23- Fedora Capdevila,
24- Regla Vera,
25- Caridad Castillo,
26- Octavio Alvarez,
27- Oscar Kare,
28- Alberto Bello
29- Paul de Alba,
30- Roberto Gener,
31- Cristal
32- Yolanda Insua,
33- Raúl del Castillo,
34- Bertica Serrano,
35- Nilo…

Ver la entrada original 834 palabras más

Veteranos de Bahía de Cochino visitan la Casa Blanca

Imagen en línea
De izquierda a derecha Humberto Díaz Argüelles, Humberto Martínez, Guido Conill, Humberto Cortina, Presidente Donald J. Trump, Johnny López de la Cruz, Frank de Varona, Humberto López Saldaña y Enrique Falla en el Salón Azul de la Casa Blanca
Querido amigo: 
 
El 23 de septiembre de 2020, un grupo de 20 veteranos de Bahía de Cochinos y sus familiares fueron invitados por el presidente Donald J. Trump a la Casa Blanca a una ceremonia en honor a los miembros de la Brigada de Asalto 2506. Ocho miembros de la Junta Directiva de La Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos dirigida por el Coronel del Ejército (Ret.) Johnny López De la Cruz, quien es el presidente de la Asociación, se reunió en el Salón Azul de la Casa Blanca con el presidente Trump y el vicepresidente Mike Pence. Tomaron nuestras fotografías. 
La imagen puede contener: 2 personas, incluido Frank de Varona, traje
 
La Junta Directiva estuvo  integrada por Humber a López ,  Humberto Cortina , Humberto Martínez, Humberto Díaz Argüelles, Guido Connil, Tigre Falla, y yo quien soy Director de Prensa e Información. Le di al presidente Trump una copia de mi libro número 27, Socialism or Freedom: The 2020 Election and Beyond.
La imagen puede contener: 2 personas, incluido Frank de Varona, personas de pie

Pude hablar con el Jefe de Gabinete Mark Meadows, la Senior Trump Campaign Mercedes Viana Schlapp, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo Mauricio Claver Carone, el congresista Mario Díaz Balart, el congresista Alex Mooney y su madre Lala Suarez Mooney, y muchos otros funcionarios. Estuvimos en la Casa Blanca de 9:15 am a 12:15 pm. 
La imagen puede contener: 2 personas, incluido Frank de Varona, personas de pie
 
Luego fuimos al Salón Este donde me reuní con mi querida esposa  Haydee Prado  y el resto de los brigadistas. Nuestro presidente coronel (retirado) López De la Cruz y Humberto Cortina, el congresista Díaz Balart fueron invitados a hablar después de que el presidente Trump nos elogió como Freedom Fighter Warriors y el vicepresidente Pence nos elogió por luchar para liberar a Cuba en 1961. Cerca de 1200 brigadistas, incluido mi El hermano de 19 años, el primo hermano Osvaldo de Varona, muchos otros primos y amigos fueron capturados y torturados durante 20 meses hasta que América negoció nuestra libertad. 
La imagen puede contener: 8 personas, incluidos Carlos E. Munoz Fontanills, Frank de Varona y Humberto Lopez
Invadí Cuba a los 17 años. Estamos eternamente agradecidos de que el presidente Trump reconozca nuestra valentía. La Ceremonia fue cubierta por los medios nacionales. 
 
Saludos,
 
Frank de Varona
La imagen puede contener: 9 personas, entre ellas Mario Echevarria, Humberto Lopez y Frank de Varona, personas de pie, traje e interior

El desencuentro de “Cubaencuentro” con la historia y la tolerancia — El Hombre de Cuba Nuestra

Poco servicio le está haciendo, últimamente, el periódico digital Cubaencuentro a la complicada tarea de precisamente “encontrar” y contar la verdad sobre Cuba. Al parecer la revista ha decidido transitar del nacionalismo más pueril y primitivo, a un plattismo que dejaría enano al presidente Estrada Palma. Así lo demuestra su dirección cuando con el mismo […]

El desencuentro de “Cubaencuentro” con la historia y la tolerancia — El Hombre de Cuba Nuestra

AMAR LA LUZ DE UNA MADRE A BORBOTONES, EL DIA DE OBBATALA Y LAS MERCEDES…

Josancaballero's News

Por JOSAN CABALLERO.virgen obatala

(Orikis diferente, en este 24 de Septiembre, Día de Obbatalá y la Virgen de las Mercedes)

Mirar el rostro de esta madre, es penetrar en el caleidoscopio de tus propias sombras y luces, cual una Virgen de las Mercedes u Obbatalá redivivo: Adentrarme en el Fabrizio Bonardi, siendo niño, sobre una catapulta de sensaciones pasadas y porvenir, que se afinan conmigo y reafirman la travesía de un gombre, que se gesta a sí mismo, sin mucha maestría, pero despertando un doble arcoíris, desdoblado y multiplicado en cada color, al unísono, desde una humedad, fundida y única en su pasión desmedida; quien me devuelve tus años reunidos, hasta crecer con ella y por ella, amalgamado e insurrecto, porfiado y travieso de ser su corazón, ganado sobre el mar de la luz, que los une y transforma, cada día más, en la madre y el hijo, mientras abarcan y…

Ver la entrada original 1.578 palabras más

De parálisis política a desamparo político

pexels-photo-1034597.jpeg

Playa de Miami. Foto: Monica Silvestre en Pexels.com

Por Elena Muller García * –

Este artículo, en su versión original, apareció en el número de Septiembre del 2020 de El Ignaciano.

 


En 1978, diecisiete años después de mi llegada a los Estados Unidos, hice el juramento de lealtad a este país en una Ceremonia de Naturalización en el Centro de Convenciones de Miami Beach. Me inscribí para votar poco después. Uno de mis objetivos al convertirme en ciudadana americana era participar en la vida política. Cuando le pregunté a mis amigos a qué partido me debía unir, uno me recomendó que me inscribiera como demócrata. “El Partido Demócrata favorece a los inmigrantes”, me dijo. Otros me recomendaron que me inscribiera en el Partido Republicano. Aunque no tengo un recuerdo claro de cual fue el partido al que me uní entonces, he cambiado de un partido a otro varias veces. Una vez me inscribí como independiente, cosa que en verdad es lo que he sido siempre. Debido a que el estado de Florida requiere ser miembro de un partido para participar en las elecciones primarias, me inscribí en un partido nuevamente.


Tengo muy pocos recuerdos de mis actividades políticas durante mis primeros años como ciudadana americana.


Anteriormente, cuando todavía era estudiante de pregrado, había asistido a una marcha en Bayfront Park en Miami para protestar contra el aborto y en apoyo del ser humano no nacido. El número de personas de ambos lados era pequeño. Recuerdo caminar al lado de una mujer que tenía un signo pro-aborto. “¿No te alegra que tu madre no te haya abortado?” le pregunté. “No me habría enterado”, respondió ella. Ese fue el fin de la conversación.


Unos años más tarde participé en otros eventos en la Calle Ocho de Miami, repartiendo volantes pro vida cuando los autos se detenían en las intersecciones. Al igual que los estudiantes que recolectaban dinero para sus equipos de béisbol o fútbol, estábamos allí para crear conciencia sobre el problema del aborto. Éramos mujeres y hombres jóvenes, católicos, cubanoamericanos que defendíamos la vida del bebé no nacido.


A principios de los 80, cuando me casé, nos mudamos a South Bend, Indiana y vivimos en el University Village en la Universidad de Notre Dame. Durante esos años conocí a un grupo de demócratas pro-vida. Me inscribí como demócrata. Después de regresar a la Florida, no pude encontrar un grupo similar en nuestra área. Con el tiempo, cambié mi afiliación partidista, pero aun así seguí experimentando lo que llamé “parálisis política”. Iba a las urnas durante la época de elecciones. Era mi deber, era la razón por la cual me hice ciudadana americana. Una vez en las urnas no podía votar. Dejaba mi boleta en blanco. Escribí sobre esto en una columna en La Voz Católica a principios de la década de los 90. Poco después recibí una carta de Magaly Llaguno, reconocida campeona pro vida tanto a nivel local como internacional. Hablamos. Me explicó que el punto crucial era votar por el candidato que nombraría a los jueces pro-vida en la Corte Suprema para que la decisión de Roe vs. Wade finalmente fuera revocada. Ella me convenció. Durante años, eso se convirtió en mi guía principal para votar en las elecciones presidenciales. Mi parálisis se había “curado”, aunque todavía no me identificaba completamente con un partido u otro.

 

En los noventa, escribí “Life Matters”, una columna mensual en The Florida Catholic. Se trataba de una columna de opinión que buscaba dar voz a las personas pro-vida, especialmente a las mujeres. Además de incluir enseñanzas oficiales de la iglesia sobre asuntos relacionados con la vida, incluí las experiencias de mujeres que había entrevistado personalmente o que me habían escrito cartas. Algunas me habían hablado de la tremenda presión que sus familias habían ejercido sobre ellas para que abortaran y cómo a pesar de eso habían decidido dar a luz a sus hijos. Una mujer que había decidido abortar su primer embarazo escribió una carta sobre cómo esa experiencia le había perturbado el resto de  su vida. Algunas mujeres escribieron sobre los efectos adversos en el uso de anticonceptivos. Promoví la planificación familiar natural y escribí extensamente sobre los líderes en planificación familiar natural moderna.

Durante este tiempo, me familiaricé con Feminists for Life of America (FLA). Esta organización de base no sectaria y no partidista se estableció en 1972 para buscar soluciones reales al desafío que enfrentan las mujeres, continuando la tradición de las primeras feministas estadounidenses como Susan B. Anthony y Elizabeth Cady Stanton, que se oponían al aborto. Me convertí en miembro de la organización nacional, pero no pude iniciar un capítulo local. Contribuí con algunos artículos a su publicación Sisterlife, que entonces era un boletín. (Hoy publican una revista, The American Feminist).

A través de mi participación en FLA, me familiaricé con el Seamless Garment Network. Fundada en 1987, esta es una red internacional no partidista ni sectaria que aboga por la paz, la justicia y la vida. Se opone a la guerra, al aborto, a la pena capital, al suicidio asistido y a la eutanasia. (En 2002, la red cambió su nombre a Consistent Life).

A finales de la década de los noventa, el gobierno de los Estados Unidos puso a disposición subvenciones para la educación de abstinencia de niños y jóvenes en edad escolar. La agencia de Catholic Charities (Caridades Católicas) de nuestra diócesis  solicitó una de esas subvenciones y, cuando se le concedió, me pidieron que fuera la  administradora de ese programa. Esto se convirtió en un trabajo de tiempo completo para mí y tuve que dejar de escribir porque ya no tenía tiempo para hacer las la investigaciones necesarias. Aunque mi faena de escritora se había detenido en seco, de vez en cuando, leía las publicaciones provida que se me presentaban. Una de ellas, que creo que se llamaba Catholic Scholars for Life, contenía la siguiente cita del entonces cardenal Ratzinger:

“Un católico sería culpable de cooperación formal con el mal, y por lo tanto indigno de presentarse para la Sagrada Comunión, si votara deliberadamente por un candidato precisamente debido a la posición permisiva del candidato sobre el aborto y/o la eutanasia. Cuando un católico no comparte la posición de un candidato a favor del aborto y/o la eutanasia, pero vota por ese candidato por otras razones, se considera cooperación material remota, que puede permitirse en presencia de razones proporcionadas”. Me llamó la atención, pero seguí votando utilizando los nombramientos judiciales de la Corte Suprema de Estados Unidos como guía principal.

Cuando finalizó la subvención del Departamento de Salud de Florida, también terminó mi puesto de directora del programa en Caridades Católicas. Esto fue en el 2008, justo en medio de la depresión económica que había comenzado en el 2007. Tuve la suerte de encontrar un trabajo en la Diócesis de Palm Beach como asistente administrativa de cuatro oficinas ministeriales: Prisión, Vida familiar, Adultos jóvenes y Respeto a la vida. Había sido amigo del Director de Respeto a la Vida durante años. Cuando me convertí en su asistente, tuve la oportunidad de hacer una investigación para él sobre el uso de células madre. A veces lo representé en las reuniones del comité de “End of Life” de la Conferencia Católica de la  Florida. Le ayudé con “Pennies for Babies”, una colecta que él había comenzado hacía muchos años y a través de la cual la Oficina de Respeto a la Vida brindaba asistencia financiera a las madres embarazadas y a las madres con bebés recién nacidos que eran clientes de los centros de atención del embarazo en la diócesis.

Uno de mis compañeros de trabajo se acercó a mi escritorio una mañana y comenzó a hablarme sobre “esos ilegales”. Lo detuve justo al comienzo de la conversación. Le expliqué que llamar “ilegales” a los trabajadores indocumentados era el equivalente a llamar al bebé no nacido “un feto”. Le expliqué que ambos términos se usan para deshumanizar, en un caso al inmigrante no autorizado, y en el otro al bebé no nacido. Nunca volvió a hablar de “ilegales”, al menos no en mi presencia.

En ese momento, el Director del Ministerio de Jóvenes Adultos, para quien también era asistente administrativa, me pidió que trabajara con Catholic Relief Services. Parte de su trabajo consistía en ser el enlace diocesano con la organización, la agencia humanitaria internacional oficial de la Iglesia Católica de los Estados Unidos. Cuando él pasó a enseñar en una escuela secundaria a tiempo completo, la diócesis me nombró como enlace con CRS, una experiencia que me puso en contacto con la amplia gama de trabajos que la iglesia católica estadounidense no solo realiza en el extranjero, sino también a nivel nacional y local. Durante tres años seguidos asistí al  Social Action Summer Institute (Instituto de Verano de Acción Social), conocido como SASI por sus siglas en inglés. Este evento anual lo organiza The Catholic Roundtable que es la Asociación de Directores de Acción Social Católica. En el primer SASI, asistí a un  panel de discusión sobre la tensión en la Iglesia Católica entre los activistas pro-vida y  los activistas pro-justicia social. Un sacerdote jesuita cubano que fue miembro del panel habló de su experiencia en su diócesis donde había participado en un diálogo entre miembros de ambos campos. El siempre había sido un ferviente partidario pro- vida, y siguió siéndolo, pero la experiencia le abrió los ojos a otros problemas sociales y se convirtió también en un ferviente partidario de la justicia social.

Finalmente, fui nombrada Directora del Ministerio Social Parroquial en Caridades Católicas. Seguí experimentando la división entre pro-vida y justicia social. En los seis años que trabajé en la Pastoral Social Parroquial no pude organizar un evento para que ambos campos pudiesen dialogar. Sin embargo, sí promoví la Doctrina Social Católica, la cual, como esbozada por los obispos de los Estados Unidos, involucra siete temas básicos. El respeto a la vida humana es la base, y los otros seis temas son los pilares que sustenta: la familia y la participación en la sociedad, los derechos y responsabilidades, los derechos de los trabajadores y la dignidad del trabajo, la solidaridad con nuestra familia humana, la opción preferencial por los pobres y el cuidado de nuestra casa común. El número de junio de El Ignaciano publicó la excelente exposición de Lorenzo Pérez sobre estos siete temas y cómo se relacionan con la situación local, nacional e internacional actual.

Debido a mi participación en la Oficina de Respeto a la Vida, primero, y luego como directora del Ministerio Social Parroquial, he participado en los últimos nueve años en Días Católicos en el Capitolio. Este evento está organizado por la Conferencia de Obispos Católicos de la Florida. Participan las siete diócesis del estado. Abogamos en temas selectos relacionados con el aborto, la pena de muerte, el final de la vida y las preocupaciones sociales. Estamos allí para abogar por temas, no por candidatos políticos. Durante todo el año, la abogacía que hacemos se centra en los problemas. Todos sabemos que la Iglesia Católica no aboga por candidatos políticos. Esto está arraigado en mí.

En 2016, en los meses anteriores a la elección presidencial, alguien me envió por correo electrónico un enlace a un video de un sacerdote predicando desde el púlpito con un mensaje principal del cual hago una paráfrasis aquí: “un católico que vota por un candidato pro-aborto comete un pecado mortal”. Traté de ignorarlo, pero una amiga trajo el tema durante una reunión informal. Yo, que normalmente mantengo la calma, intervine de inmediato. Tuvimos una discusión acalorada. Al día siguiente, mi amiga vino a disculparse. Le dije que no era necesario. Somos amigas hasta el día de hoy, pero nunca hemos vuelto a hablar de política.

En esa acalorada discusión, había referido a mi amiga a “Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles”, un documento escrito por los obispos católicos de los Estados Unidos en 2015, que indica que los católicos pueden votar por un candidato que promueva un acto intrínsecamente malo, en este caso el aborto, siempre que no sea la intención del votante de votar por ese acto intrínsecamente malo, sino por otras razones graves. Esta declaración parece ser un eco de la declaración del entonces cardenal Ratzinger que me llamó la atención en 2004. Al reflexionar sobre esto, me di cuenta de que la cuestión de elegir a los jueces de la Corte Suprema que eventualmente revocaría a Roe vs Wade no tenía que ser el único principio guía en la decisión de por cual candidato votar. Remito al lector aquí al artículo de Lorenzo Pérez en El Ignaciano, junio de 2020, donde cita los párrafos 35 y 36 de ese documento, y lo aplica ampliamente a las opciones electorales que enfrentamos en la elección actual.

En el párrafo 34 de “Formando las conciencia”, que introduce el tema y expresa el mismo pensamiento, los obispos añaden:

Pero al mismo tiempo, un votante no debería usar la oposición a un mal intrínseco de un candidato para justificar una indiferencia o despreocupación hacia otras cuestiones morales importantes que atañen a la vida y dignidad humanas.” Creo que es imperativo destacar esta advertencia de los obispos dada la creciente tendencia a centrarse en un solo tema para apoyar a un candidato. Como ha dicho el obispo Robert McElroy de San Diego, refiriéndose a la protección de los no nacidos, por un lado, y la protección del medio ambiente por el otro, “No existe un mandato en la enseñanza católica universal que dé una prioridad categórica a cualquiera de estos temas como único determinante del bien común “. (Conciencia, candidatos y discipulado en la votación, Universidad de San Diego, 6 de febrero de 2020)

El obispo McElroy explica con más detalle: “La designación de cualquiera de estos temas como la cuestión preeminente en la enseñanza social católica en este momento en los Estados Unidos será inevitablemente secuestrada por fuerzas partidistas para proponer que los católicos tienen el deber primordial de votar por candidatos que defiendan esa posición. La historia electoral reciente muestra que esto es una certeza”. No puedo estar más de acuerdo. El énfasis en la “cuestión preeminente” ha permitido que personajes desagradables, incluso con la admisión de algunos de los que han votado por esos candidatos, obtengan el voto de muchos votantes de “un solo tema”.

El arzobispo Thomas Wenski de la Arquidiócesis de Miami ha declarado: “Los católicos estamos políticamente desamparados”. Ningún candidato encarna todos los valores que tenemos. ¿Aceptamos la opción de Dorothy Day de no votar? Carol Crossed, de Consistent Life, tomó esa posición en un blog que escribió en 2016. Rachel McNair, quien hace años fue presidenta de Feminists for Life, también tomó ese camino. Consideré esa ruta en 2016, pero al final, por consejo de un amigo, decidí que había mucho en juego. En 2020, hay todavía mucho más en juego.


* Elena Muller García, MA – Directora jubilada del Ministerio Social Parroquial de Caridades Católicas de la diócesis de Palm Beach. 

HOY. MÚSICA DE CUBA Y ESPAÑA: ¡UNA AVENTURA DE VUELTA!

El Centro Cultural Cubano de Nueva York
e     INSTITUTO CERVANTES  te invitan a 

LA MÚSICA DE CUBA Y ESPAÑA:

Una aventura de ida y vuelta


¡Una panorámica panorámica de

los lazos musicales íntimos entre

Cuba y España desde la época colonial, 

con actuaciones musicales, en

vivo y en película! 

~

Con el maestro

FAUSTINO NÚÑEZ

~ ¡

EN ESPAÑOL, CON

SUBTÍTULOS EN INGLÉS!

JUEVES 17 DE SEPTIEMBRE DE 2020

 7 pm EDT ~ 

Centro Cultural Cubano de Nueva York - Facebook
Centro Cultural Cubano - Inicio
Copyright © 2020 CUBAN CULTURAL CENTER OF NEW YORK, Todos los derechos reservados.
Recibió este correo electrónico porque expresó interés en el Centro Cultural Cubano de Nueva York.

Nuestra dirección de correo es:

CENTRO CULTURAL CUBANO DE NUEVA YORK

Apartado de correos 2608
Estación de Times Square

Nueva York , NY 10108-2608

Añádenos a tu libro de direcciones

¿Quiere cambiar la forma en que recibe estos correos electrónicos?
Puede actualizar sus preferencias o darse de baja de esta lista

EL CUENTAPROPISMO: GENESIS PARA UN DESARROLLO EN LIBERTAD

Por: Lcdo. Sergio Ramos
El pueblo cubano se ha caracterizado por su espíritu emprendedor. Antes de la
llegada del castrismo Cuba era uno de los países más prósperos de Latinoamérica.
Así lo fue hasta que el castro-comunismo se apropiara ilegítimamente del poder,
imponiéndole al pueblo un régimen totalitario de economía estatal centralizada,
siguiendo el modelo de la extinta Unión Soviética.
A partir de entonces, el país se precipitó en caída hacia la miseria generalizada de
todo un pueblo, al tiempo que otros ciudadanos escapaban de las garras
opresoras del régimen en busca de libertad en otras partes del mundo.
Los cubanos llegaban a otros países — y todavía seis décadas después siguen
llegando — sin nada, solo con su voluntad de ser libres y tener una vida mejor, y
una vez ubicados en cada uno de estos, se produjo un hecho repetido y
constante: Los cubanos se levantaban económicamente a costa de voluntad,
trabajo y empresarismo.
Así ocurrió en Miami, FL., en Puerto Rico, en New York, en New Jersey y otros
lugares de Estados Unidos; como también en otros países de Europa, como
España, Alemania o Suecia; o en Latinoamérica como Costa Rica, República
Dominicana o en la otrora democrática Venezuela antes del chavismo.
Del Miami de principio de la década del ’60 a la importante ciudad cosmopolita
del hoy día vemos, hay un gran cambio. Esto es obra, en gran medida, de aquellos
cubanos que de la nada aplicaron su espíritu emprendedor y laborioso. De igual
modo ocurrió en Puerto Rico, lo cual me consta de propio y personal
conocimiento; los cubanos que aquí llegamos con una mano adelante y otra atrás,
a fuerza de iniciativa y trabajo duro en libertad, contribuimos grandemente al
desarrollo y progreso de esta bella isla caribeña. Y así, se repiten estos hechos en
muchas partes del mundo en donde se asentaron los exiliados cubanos.
Hoy día, en misma Cuba, a pesar del férreo control del régimen castrista, hay
algunos cubanos que, limitadamente, a escondidas de la dictadura, se las ingenian
para conseguir o cultivar productos para venderlos a la población, arriesgándose a
que sean encarcelados por las fuerzas represivas del régimen. El efecto de estos emprendedores, es satisfacer en algo las necesidades básicas que la dictadura le
niega al pueblo.
Estos son los llamados cuentapropistas.
Ellos, al vender a escondidas los productos que escasean o cuya disponibilidad
son restringidos por la dictadura, alivian un poco a la población de las penurias y
necesidades que la dictadura genera con el nocivo control estatal de la
distribución y venta de productos.
Ellos son una manifestación del espíritu emprendedor del cubano, lo cual,
proyectándolo dentro de un anhelado escenario de libertad empresarial y
economía de libre mercado, constituyen la potencial la génesis de un vigoroso
comercio y un sostenible progreso y bienestar para el pueblo cubano, una vez sea
alcanzada la libertad y la democracia en Cuba.
San Juan, Puerto Rico a 12 de septiembre de 2020