¿Quién tiene la Razón en los Casos de Familia?

https://i2.wp.com/msnlatino.telemundo.com/_cache/images/fotos/2010-11/pololook3_129062546903___484x363.jpgLa Dra. Polo

Por Hector Lemagne Sandó:.
renopla2001@yahoo.com

Confieso que no me interesaban los programas de TV hispanos hasta que un día llegué de visita a casa de una amiga y estaba entreteniéndose con un programa de la vida real en español. Tanto que junto a ella me puse a ver el programa… ¡Que desgracia! ¡Me he vuelto adicto a ver esos programas! ¡Los veo hasta de madrugada! Voy a tener que ir a terapia.

La mayoría de los que van a esos programas son cubanos, el 90%, mas o menos, de ellos son recién llegados a EU. Y eso es lo que más me llamó la atención, pues uno toma la temperatura y analiza la estatura moral de las personas en conflicto y de lo creado por castro y su dictadura de 52 largos años. He visto como personas recién llegadas de Cuba exigen, sin trabajar, en la casa donde están albergados, les dan todas las facilidades. También como se inmiscuyen en los problemas maritales de personas, que no los tenían antes de ellos llegar a ese dulce hogar.

Observé un caso de dos hermanas que vivían felices en su casa. Una decidió tener un “novio” quien se quedó sin trabajo, (dice que se pasa el día buscando empleo) sin embargo se fija, que la otra hermana sale en paños menores y con olor a perfume para que el inquilino, que también alquila parte de la casa, pagando sólo la mitad de la renta, sintiera los olores provocativos. Y así le dio las quejas a su “novia.” Yo hubiera querido estar en ese programa para preguntar: ¿Con qué autoridad un agregado puede cuestionar a un dueño? Ejemplos parecidos hay muchos. Y muy tristes. Hay veces que da risa las cosas que en estos programas sucede, pero si lo analizamos profundamente es algo muy serio, pues se ha perdido la madurez, la responsabilidad y los principios. Hermanos contra hermanos, padres contra hijos y viceversa, entrañables amigos convertidos en enemigos, etc.

Por eso he repetido siempre que el problema de Cuba es generacional, pues es diferente el exilio de los 60, 70, 80 y la emigración de los 90 y 2000.

Los cubanos no ignoramos que hace 50 años era inconcebible que las situaciones relatadas arriba existieran, porque había algo llamado respeto, amor, fidelidad y honradez. Atributos y virtudes que los Castro, su tenebrosa y horrible dictadura, no sólo las ha desaparecido, las ha suplantado por las más bajas pasiones que pudieran existir en un ser humano.

Casualmente hoy 11 de enero de 2011 han transmitido un programa, como un responsorio a este articulo, donde un padre indignado, dueño de un taller de mecánica, trajo a su hijo con 23 años de Cuba hace 6 meses a quien le había auxiliado económicamente para que terminara sus estudios, y terminó acostándose con su esposa de 29 años de la cual está locamente enamorado. El hijo le exige que lo perdone y que abra el taller que lleva tres días cerrados, pero que va a casarse con la ex mujer del padre. Son casos tan dramáticos y tan extremos que a veces pienso son fabricados por la producción de los programas que los convierten en una telenovela. Pero aunque así fuera, casos así existen en la realidad. Este escrito también se convierte en realidad desde el momento en que lo imprimo.

Recientemente estuvo en uno de esos programas una cubana que le escondió el pasaporte a su esposo venezolano, quien tenía planeado viajar a su país en asuntos de negocios, porque ella hacía 8 años, 8 AÑOS, que no veía a sus padres y estos no conocían a sus nietos. Estoy seguro que si los padres de esa misma persona estuvieran viviendo en California, Colorado, Arkansas u otro estado distante, no exigiría para verlos, y mucho menos los visitaría tan a menudo como hacen muchos que van a Cuba.

Los primeros que llegaron a este exilio quisieron regresar, SI, pero a reconquistar la patria como hicieron muchos buenos cubanos de la Brigada 2506 en abril de 1961, dispuestos a dar hasta la vida.

La Ley de Ajuste Cubano es un privilegio porque venimos de una dictadura. ¡Esa Ley debe no sólo modificarse, debe eliminarse! Debe eliminarse porque las razones y los motivos por los que salimos aun existen. No se concibe que se regrese al país de donde alguien salió como perseguido político, pues existe la misma causa y el mismo sistema que nos obligó a emigrar. ¿Qué sucedería si se promoviera una ley que prohibiera viajar a Cuba a todo el que emigre a EU y se acoja a la ley de Ajuste Cubano, a menos que fuera por razones humanitarias? Pues no se debe olvidar que esa ley la emplea la dictadura para recibir, anualmente, miles de millones de dólares para seguir reprimiendo a nuestros Hermanos dentro de la isla esclava.

Este país quiere mostrar tanta democracia que las grietas, que hoy en ella existen, a la larga, lo ahogarán. Los políticos se pasan el tiempo Arrebatados, en sus luchas intestinas y la constante y aburrida retórica, sin una idea de lo que hay que hacer para, al menos, mantener al país al frente. Los productores y conductores de los programas de TV ayudan muy poco, pues todo se ha convertido en un relajo que nadie entiende. Se puede contar con los dedos de una mano los programas serios que tratan problemas reales de lo que verdaderamente aquí y en el mundo sucede.

Siempre he repetido que el problema de Cuba es de los cubanos. De los de adentro y los de afuera. Si cada uno, individual, desinteresadamente y con todo el corazón, adoptamos la actitud que la Patria necesita, acordándonos siempre de nuestros próceres y de lo que ellos hubieran hecho en estos tiempos, nosotros los cubanos daríamos nuestro Veredicto Final, Cuba Será Libre y al fin, para los cubanos todos será un ¡CASO CERRADO!

3 pensamientos en “¿Quién tiene la Razón en los Casos de Familia?

  1. Muchas gracias por publicar “¿Quien tiene la razón en casos de familia? Pero quisiera saber por que no incluyen el nombre del autor, que es precisamente quien escribe estas lineas. Le agradecería me explicaran los motivos.
    Saludos cordiales
    Héctor Lemagne Sandó:.

    • Estimado Hector, enmedada la falta, gracias por avisarnos y por enviar esta colaboración, no nos habíamos percatado de que faltaba el nombre del autor, esperamos que aceptes nuestras disculpas.

  2. Estoy muy de acuerdo con usted, es increible las cosas que vemos, claro es porque queremos pero asi somos los humanos, no quiera Ud. leer el libro de esta Sra. ES ALGO INCREIBLE, no creo que nadie pueda contestar alguna de las cartas que le escriben porque son demasiado indecentes a mi modo de ver (el libro me lo regalaron en Navidad, no lo compre yo.
    Sinceramente;
    Alicia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s