Jesús Carreras Zayas y el Ché Guevara

 

  

CARTEL DE UNA CAMPAÑA DE JÓVENES FRANCESES SOBRE EL CHÉ GUEVARA

París, 30 de enero de 2011.

Mi querida Ofelia,

Toda la información que aparece en esta crónica me fue suministrada por Don Miguel García, combatiente contra el régimen de Batista en El Escambray y hogaño exiliado en Miami, en donde dirige la revista Camajuaní.

 “En la vida hay que saber esperar. Te envío aquí la prueba escrita por Fidel Castro  el 28 de Diciembre de 1958. Se trata de  la carta que él le escribió al Ché. Esta carta fue publicada en el libro La contraofensiva Estratégica en el año  2010. Es una prueba de los errores que el Sr. Guevara cometió y de sus desmanes, que algunos historiadores del régimen han tratado de ocultar. El Ché odiaba al comandante  Jesús Carrera porque éste lo supo poner en su lugar. Debido a su  egocentrismo, el Ché  nunca perdonó a Jesús Carrera a tal punto que  lo  incluyó entre los acusados en el juicio contra William Morgan en 1960. El Ché sabía que Jesús Carrera era inocente.

 

A continuación la carta de Fidel Castro:
Copia del  tomo 2 La Contraofensiva Estratégica, escrita por Fidel Castro, Página 341.
Palma Soriano, 12/26/58 / 8:00 p.m.


Ché:


No tengo en este momento tiempo de hacerte una larga carta ni tengo facilidades para hacerlo, por no contar con otra luz que la de una linterna.


Considero que estás cometiendo un grave error político al compartir tu autoridad, tu prestigio y tu fuerza con el Directorio Revolucionario. La guerra está ganada, el enemigo se desploma estrepitosamente, en Oriente tenemos encerrados diez mil soldados. Los de Camagüey no tienen escapatoria. Todo eso es consecuencia de una sola cosa: nuestro esfuerzo. No tiene sentido aupar a un grupito cuyas intenciones y cuyas ambiciones conocemos sobradamente, y que en el futuro serán fuente de problemas y dificultades. Tan soberbios y presumidos son, que ni siquiera han acatado tu jefatura, ni la mía, pretenden erigir una fuerza militar autónoma y particular que no podremos tolerar de ninguna forma. Quieren en cambio compartir los frutos de nuestras victorias para robustecer su minúsculo aparato revolucionario y presentarse el día de mañana con toda clase de pretensiones. Es necesario que consideres este aspecto político de la lucha en Las Villas como cuestión fundamental
.
Por lo pronto, es de suma importancia que el avance hacia Matanzas y La Habana sea efectuado exclusivamente por fuerzas del Movimiento 26 de julio. La Columna de Camilo debe constituir la vanguardia y apoderarse de La Habana cuando la Dictadura caiga si no queremos que las armas de Columbia se las repartan entre todos los grupos y tengamos en el futuro un problema muy grave.

En este momento la situación de Las Villas constituye mi principal preocupación. No comprendo por qué vamos a caer en el mal que motivó precisamente el envío tuyo y de Camilo a esa Provincia.


Ahora resulta que cuando podíamos haberlo superado definitivamente, lo agravamos.
Fidel Castro R.

  

A continuación la carta que le envió  Jesús Carrera Zayas al Ché Guevara.

Comandante Ernesto Guevara. Prov. Camagüey
 
Estimado compañero:

 

Reciba antes que nada mi fraternal saludo y el mi sincero deseo de éxito y bienestar para Ud. y sus hombres. He recibido por medio de las personas que le harán llegar ésta, informes de la situación que confrontan Ud. y sus tropas actualmente en la provincia de Camagüey, así como un amplio informe de la situación en que se encuentran las tropas del ejército de la dictadura.

 

Considerando, según los informes recibidos, que es nuestro deber como revolucionarios, el aliviar en lo posible la situación que atraviesan sus tropas, me doy inmediatamente a  la tarea de realizar todas las acciones necesarias que conlleven una movilización del ejército, obligándolo a distraer parte de las tropas que operan sobre las suyas y que permitan su avance o retirada.

 

Teniendo noticias -que no son oficiales-: de que Ud. y su tropa se dirigen a esta Sierra, aprovecho esta oportunidad para aclararle ciertos puntos que quizás le interesen o tengan que ver con la misión que Ud. trae.

Hace unos días, el compañero Comandante Bordón Machado fue enviado a la Sierra Maestra con una misión del Estado Mayor de este frente. A su regreso el Comandante Bordón  rehuyó su presentación al Estado Mayor y sostuvo varias entrevistas secretas con los hombres a su mando. En vista del proceder del Comandante Bordón y la importancia que debía tener la contestación que traía de su misión, el Estado Mayor procedió a su detención y la de todos los capitanes a su mando, comprobándose así la existencia de una conspiración entre ellos, encaminada a sectorizar el Segundo Frente, que es una organización estrictamente militar, donde tienen cabida todos los cubanos, en beneficio de la organización a la que él pertenece.

El Comandante Bordón fue expulsado del Segundo Frente junto con sus capitanes, y sus tropas fueron trasladadas a distintas zonas donde actualmente operan al mando del Estado Mayor del Segundo Frente.


Teniendo noticias de que Ud. se dirige a esta zona, sin que se nos haya informado oficialmente por su organización su entrada en la zona, quiero advertirle lo siguiente: como cubano, como amante de la Libertad, y como compañero de todo el que lucha contra la tiranía, he de dar la vida. por Uds.  Ahora bien, deben tener presente, que el Segundo Frente ha, sido y será siempre una organización en la que han tenido cabida todos los cubanos dispuestos a luchar en contra de la tiranía, no nos ha importado su militancia revolucionaria, sólo hemos tenido en cuenta su actuación dentro de nuestras filas, hemos soportado sin embargo los deseos ambiciosos de las organizaciones revolucionarías como el Directorio Revolucionario -que ha tratado-como el Comandante Bordón de sectorizar este frente militar en
benefició de dichas organizaciones. Hasta ahora hemos vencido todos los obstáculos. Por lo tanto, informo a Ud. que este frente cuenta con un Estado Mayor que rige esta organización desde hace diez meses, que sin la cooperación de ninguna organización ni revolucionaria ni política ha levantado la provincia en armas y que no permite la sectorización en beneficio de ninguna organización revolucionaria, aunque no desconocemos a ninguna de ellas de esta organización militar, ya que sólo vamos a luchar por la libertad, sin que nos interese quien sea, el que rija los destinos de la República, siempre que lo haga con decoro y legalidad.

 

Teniendo en cuenta que viene Ud. del mismo lugar que vino el comandante Bordón días antes de descubrirse en ésta su falta de lealtad y sabiendo el alto concepto de la libertad y patriotismo del Dr. Castro y de Ud. Mismo, lo conminamos a que antes de entrar en esta zona aclare sinceramente sus intenciones.

 

Debe estar atento a las noticias de las acciones que pronto se harán y que obligarán al ejército a aliviar la atención que tienen sobre sus tropas. Si así lo desea y si queda tiempo yo le informaría el día exacto de las mismas. En sus manos queda la cooperación que podamos  dar a Ud. los hombres del Segundo Frente.
Deseándole mucho éxito en su lucha —que es la de todos—  queda de Ud. afectuosamente,  


                          Comandante Jesús Carrera
                                 Jefe de la Zona Norte.

Pocas semanas después del triunfo en enero de 1959, los hombres de Carrera fueron a  visitar al Ché en la Cabaña, con la idea de hablar sobre sus  posiciones dentro del nuevo gobierno, ya que  sobre ellos estaba todo congelado. Cuando entraron a la oficina del Ché, éste empezó a hablar mal de Jesús Carrera, pero en ese momento  éste último llegó  y el Ché se puso pálido. Carreras le fue para arriba y el Ché retrocedió, en medio de la discusión. Carrera lo retó a duelo y le dijo que saliera  al patio de la Cabaña. El Ché, tratando de sobreponerse a  aquel primer impacto le sonrió y le dijo: ¨Como es posible que dos revolucionarios, dos compañeros, lleguen tan lejos por un simple mal entendido¨.

Declaraciones del Ché Guevara el  5 de febrero de 1959:

“Las ejecuciones por los pelotones de fusilamiento son no sólo una necesidad del pueblo de Cuba sino también una imposición del pueblo”.   Carta a Luis Paredes López de Buenos Aires.

Jesús Carreras-Zayas, nació en Trinidad, pero sus padres se mudaron para Camajuaní y allí vivieron  hasta el fin de sus días. Otros de sus familiares tuvieron que exiliarse a  principios de los años sesenta.  Jesús había sido Comandante del Segundo Frente del Escambray del Ejército Revolucionario, fue fusilado el 11 de marzo del 1961, después de ser condenado a la pena capital por supuestas actividades contrarrevolucionarias. Él estaba en abierto desacuerdo con el curso que había tomado la Revolución y tuvo fuertes desavenencias con el Ché Guevara, el cual  presenció su fusilamiento”.

Conocí a Jesús Carrera,  Gutiérrez Menoyo, Miguel García, Ramiro Vázquez, William Morgan, Sinesio y muchos más revolucionarios barbudos en el 1959, en casa de Yayo y Carmita, vecinas de mi abuela Aurelia, en mi terruño camajuanense. Yo tenía sólo nueve años,  pero quedé impresionado y aún hoy los recuerdo. Todos ellos soñaron con una Cuba Libre, pero fueron traicionados por el Ché Guevara, los hermanos Castro y su Oligarquía Roja. Terminaron en el paredón de fusilamientos, fueron a parar a las cárceles o en el mejor de los casos al exilio.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

4 pensamientos en “Jesús Carreras Zayas y el Ché Guevara

  1. Pingback: YOU SAY YOU WANT A REVOLUTION… | DEDOMEDIO EL PLACER ES TUYO

  2. es fantastico como uno va sabiendo cosas que por conveniencias la van borrando de la verdadera historia ,Pero todavia queda algunos que la vivieron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s