MIAMI, LIMPIANDO POR DONDE VE LA SUEGRA

Barredor en Miami. Foto: Carlos M. Estefanía

Por Amelia M. Doval
dovalamela@yahoo.com

Miami se despierta con temblores subcutáneos. Trabajadores del condado esperan ver reflejado los cambios en su vida futura con menos salario y seguros médicos más costosos. La burocracía tiene un principio y un fin. El conformismo de los bobos es pensar que siempre hay muestras peores en el mercado, por suerte cohabitamos dentro de un país desarrollado y una ciudad con grandes apiraciones. Se necesita recuperar la economía. Discurso de mano dura, palabras que caen por su peso.

El Koubeck Center cerrará sus puertas, un pasado de trabajo y sacrificio ha quedado en el olvido. El college no tiene recursos y necesita aumentar la matrícula de los futuros estudiantes. Los costos aparentan una cifra pequeña mas, sabemos que en estos casos el primer si, es el inicio de una lista inmensa de futuros pedidos y eso lo hemos aprendido con la FPL, que no detiene jamás la cifra de aumentos para continuar ahogando al consumidor.

Muchos de los ciudadanos comunes quizás conserven aún los materiales y alimentos comprados en cada ´susto de huracán´, reportado por la televisión y aprovechado por las grandes cadenas de productos. Con todo esto se podría hacer una subasta para asumir los próximos aumentos en seguros de las casas, que con tanta pujanza exige la compañía. Los ancianos sufrirán por cada cambio, y los discapacitados tendrán que asumir el riesgo de las próximas reducciones de sus servicios médicos porque no alcanza para todos o aunque si para algunos. Fraseología política.

Las cárceles pudieran privatizarse, quizás de esta manera los recursos estarían mejor controlados y generaría una fuente de ingreso burocrático para quienes deben inspeccionar el cumplimiento de las leyes ciudadanas. No sería un error si se trabaja correctamente. Se podrán eliminar algunos borrones imperdonables si, (¿será posible?) los compromisos personales no provocan colocar en manos irresponsables nuestra seguridad. A consecuencia de esto, otro grupo de personas podrá ser incluida en la lista de desempleados, los carceleros y oficiales de libertad condicional.

Después de elaborar mi propio resumen de noticas, persisto en descubrir cuánto favoreceran estos cambios a un desarrollo económico de la ciudad y recuerdo aquella frase cubana de ´´limpiar por donde vea la suegra´.Un paquete de medidas que no hablan de futuro. Nada se publica respecto al desarrollo de la industria hotelera. Ausentes las iniciativas que generen cambios en la salud como soporte de los seguros estatales. Ninguna gran industria planifica su estancia entre nosotros. No se hace referencia a grandes estrategias para recuperar los bienes raíces. Entre malos alcaldes, abusos policiales, asaltos, robos, departamentos con dudoso comportamiento y muchos etcéteras, no puedo dejar de pensar si estaremos caminos de ser una ´´ciudad bananera´´, de esas que tanto criticamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s