Adiós a mi viejo amigo Rolando


Rolando.


París, 20 de mayo de 2011.

Mi querida Ofelia,

Recibí la triste noticia ayer  cuando mi hermano me llamó desde Italia. Ha sido un gran golpe, pues Rolando forma parte de mi pasado cubano.

Fue un hombre bueno en todo el sentido de la palabra, que soñó a lo largo de décadas con ser Libre. Logró sacar a sus dos hijos varones de Cuba hacia los EE.UU. y a Deisy, su amada esposa. Pero llegó al exilio viejo, cansado y enfermo. Ya no tenía tiempo para trabajar intensamente como lo había hecho siempre en la actual Isla del Dr. Castro y rehacer su vida sin depender de nadie, ni vivir de las ayudas a los pobres. Su dignidad no le permitía mendigar ayudas.

Nuestra amistad era tan grande que él y su señora fueron los padrinos de bautismo de nuestro hijo. Siempre fueron amables, incluso cuando caímos apestados en 1980 por el “glorioso” C.D.R. de nuestra cuadra, fueron de los pocos vecinos que siguieron visitando nuestro humilde hogar después del oprobioso mitin de repudio, como también: Nieves, el Dr. Moreno, su esposa Mita, Esther y Conchita Vergara, de los otros no vale la pena ni hablar.

Rolando regresó a La Habana junto a su esposa y allí decidió que no podía seguir viviendo, no esperó a que Dios lo llamase cuando le llegara su hora.

Ahora vienen a mi mente tantos bellos recuerdos de buenos momentos pasados juntos con él y su bellísima familia en fiestas, playas y restaurantes en La Habana y en Miami. Nuestras tertulias en su hogar habanero o en el de mis padres, eran momentos de risas compartidas entre tanta intransigencia revolucionaria que nos rodeaba.

Cuando le di la noticia a mi hijo lo lamentó profunda y sinceramente.

Querido amigo, espero que Dios, gracias a  su infinita misericordia, haya comprendido tu desesperado gesto y te haya permitido estar cerca de Él.

Te dedico una bella canción de Alberto Cortez: Cuando un amigo se va. http://www.youtube.com/watch?v=hjfH2oNsa34

Adiós querido amigo, espero que te hayas podido encontrar con tus seres queridos y con mis padres, los cuales sentían un gran afecto por ti y tu familia.

Un  gran abrazo desde estas lejanas tierras allende los mares,

Félix José Hernández.

Anuncios

Un pensamiento en “Adiós a mi viejo amigo Rolando

  1. Pingback: »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s