Cubadurmiente Blanca y los Siete Asesinos de Alí Barbanocho

https://i1.wp.com/farm1.staticflickr.com/55/152271399_ec67c08b41.jpg
Cubana. Foto: Flickr

 

 

17 de noviembre de 2011

Por Héctor Lemagne Sandó

“La realidad no está muy alejada de la fantasía”

Había una vez una bellísima niña que desde pequeña se caracterizaba por su innato talento, alegre sonrisa, melodiosa voz y precoz inteligencia. Estas cualidades hicieron que se llevara bien con todos los animales y demás habitantes del bosque, que la protegían, la alimentaban y la cuidaban como a una verdadera princesa, y todos trabajaban para que la niña creciera y se hiciera mas fuerte hasta que se convirtiera en la Reina. Laboraban contentos en la industria de azúcar que sacaban de la caña, el tabaco, las frutas, vegetales y demás productos de la Bendita Tierra donde vivían, no sólo servían para alimentar a la población, también lo exportaban a lugares vecinos que cada vez estaban mas impresionados con el progreso que estaba teniendo la pequeña comarca donde residía esta excepcional criatura con una sabiduría sólo comparable a la de Salomón, pues ya de adolescente creó un libro con sólo 40 páginas con el título de “Constitución” que ganó el Premio Nobel de Literatura.

La prosperidad, felicidad, armonía y la alegría de ese pueblo crecía a diario. La joven aprendió varios idiomas y también música que interpretaba acompañada del piano o la guitarra. Lo mismo cantaba una guajira, que un bolero, que un son, que una guaracha y siempre había alguien que la acompañaba con unos pequeños tambores, donde componían un guaguancó. Celebraban carnavales con carrozas, serpentinas, confetis, mucha música, deliciosa comida y refrescos. Todo esto hizo que se llevara muy bien con todos los vecinos que la visitaban para disfrutar del ambiente maravilloso que ahí existía.

En un pueblo cercano vivía una bruja, mujer de Alí Barbanocho quien además de ateo era muy mentiroso, y cada vez que decía una mentira le crecía la barba. Alí teniia un hermano, que no se le veía mucho porque siempre estaba escondido en un closet, y los amiguitos le decían Raulita. La querida, otra bruja peor que la mujer, le aconsejó que no se afeitara, porque ahí residían los piojos, las haladillas, caránganos y demás insectos que le daban inteligencia, para el mal por supuesto, y lo convertirían en el Anticristo. Alí y las dos brujas se enteraron de lo que estaba sucediendo en el pueblo de Cubadurmiente y decidieron apoderarse, a toda costa de la joven que en pocos años sería la Reina de toda la comarca. La querida de Alí que era mas joven, propuso hacer una poción venenosa e inyectarlo en una hermosa manzana. Pero como esto iba a demorar algo en condimentarse le aconsejaron a Alí que fuera hablando con el resto de los pobladores y demás animales para levantar calumnias contra Cubadurmiente. Uno de los 7 asesinos con que se reunía Alí, Ernie Chernoso, extranjero de una lejana tierra, pero hablaba el español con un acento grotesco, era el peor de todos, pues cuando no podía convencer a la gente, lo mataba impunemente sin dejar de fumar “tabaco” y sin dejar de reírse. Alí seguía hablándole al pueblo y ya Cubadurmiente se había comido la manzana. Pero su Ángel de la Guarda la tocó con una varita mágica y predijo que estará dormida por muchos años que parecerá una eternidad.

Chernoso seguía fusilando y dando tiros de gracia, los que eran amigos de Cubadurmiente se hicieron amigos de los compinches de Ali Barbanocho que ya tenía una barba que le tapaba casi todo el rostro y empezó a esclavizar, fusilar y encarcelar a los que se le enfrentaban, a otros los enviaba a pelear en guerras que creaba en muchos países que anteriormente eran amigos de Cubadurmiente. Llegaron a la Tierra de Cubadurmiente unos extranjeros de un lugar llamado Soberbia, y hablaban una lengua que nadie entendía. Pero todo el mundo sabía que ayudaban a la guerra con armas que estos tenían, y en la TV y el cine sólo se veía películas de guerra, y muñequitos de palo. Por lo que muchos decidieron emigrar, en frágiles embarcaciones a una tierra llamada Miamor. Este lugar era un pantano hasta que llegaron los amigos de la princesa y la han convertido en una prospera ciudad mejor que la que abandonaron. Alacrón, otro de los cómplices de Alí sostuvo un debate con un patriota de la emigración y recibió tal paliza que todavía tiene los ojos hinchados de rabia, y a Alí la barba se le puso Mas Canosa.
Pasaron los años y el pueblo de Cubadurmiente era todo miseria. Algunos en el pueblo se rebelaban, a 75, por pensar diferente los arrestaron, los encarcelaron, les hicieron juicios sumarios y los condenaron a muchos años de cárcel injustamente. Una de las esposas de esos presos llamada Laura, (que debe tener algo con el laurel que simboliza la victoria) reunió a un grupo de amigas y empezaron a rezar a Rita, la Santa de las causas imposibles, y decidieron visitar a Cubadurmiente, quien dormía encadenada en un lugar tenebroso. De alguna manera se las arreglaron para llevar unos gladiolos y empezar, una por una a depositarlos en el cuerpo de la princesa que inhaló el perfume de las flores, y siguieron orando ellas con los ojos cerrados. Al cabo de un tiempo, difícil de determinar, cuando, todas a la vez abrieron los ojos, se encontraron frente a ellas, a Cubadurmiente más bella que nunca, con el vestido que había sido blanco, y por el tiempo transcurrido, había adquirido tonalidades de rojo y de azul. De pie les dijo: Todos estos años han sido una dura y gran prueba para mí y para ustedes, en mi sueño no he perdido la fe en Dios quien me indicó que cuando despertara cambiara mi nombre. ¡Ahora me llamo Cuba Nueva! ¡Gracias Hermanas! ¡Adelante!

“O algo estamos haciendo mal, o algo estamos dejando de hacer, o algo estamos dejando de sentir. Por eso Cuba aún no es libre.”
“Nunca es suficiente lo que hagamos por la libertad de Cuba mientras siga sojuzgada, oprimida y esclava”
“Cuba Será Libre Anyway”

Anuncios

Un pensamiento en “Cubadurmiente Blanca y los Siete Asesinos de Alí Barbanocho

  1. Es tan hermosa este relato, que me han brotado lágrimas,muy ingenioso su autor y muy real,¡Qué lástima que cueste tanto alcanzar esa ansiada libertad!
    Leí en una ocasión: “Los pueblos oprimidos se levantan, los muy oprimidos no pueden levantarse”

    Es cierto,han nacido varias generaciones que no han conocido la liberta y son pocos los que tienen el coraje de combatirlo.,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s