DEL COSMO AL SUBSUELO, UN RECUENTO

Por, Amelia María Doval

Corría el año 1980, los cubanos nos preguntábamos qué hacía uno de los nuestros en el cosmo. Cuál sería el propósito de tal propaganda. Quién era el hombre que ascendia más allá de la Tierra para buscar soluciones a algo que ni siguiera serviría para calmar la crisis que se avecinaba. Algunos se llenaban de un orgullo enfermizo que les hacía creer que dominaríamos el mundo con una ciencia de probetas y tubos de ensayo sin esterilizar. Arnaldo Tamayo Mendez, primer hispano, negro y cubano que llegaría al cosmo.

La pregunta podría tener su respuesta cuando en 1984 se comenzó a hablar de Majestic 12 o MJ12- MJ XII ( un comité secreto formado en 1947 con científicos, militares y oficiales del gobierno de EUA,como parte del estudio de las relaciones con extraterrestres) como sería conocido también, aunque su veracidad se trata de ocultar. Capitalistas y Comunistas se interesaban por dominar el espacio. Con el paso del tiempo surgirían los cuestionamientos pues ambos sistemas tenían una cooperación científica más allá de la supremacía y por supuesto allí estaba Cuba, siempre Cuba. El cosmo, la droga, las guerras, las políticas erradas, negocios turbios, nada le es ajeno y en los cubanos siempre hay un ejército de ´´obligados voluntarios´´ que se arriesgan a cambio de la muerte.

Mientras más abajo en el subsuelo se escondía la verdad de una economía en total bancarrota, enfermedades que se expandían rápidamente comenzaban a aparecer (el mejor método para controlarlas sería crear campos de concentración y exclusión). El SIDA, caminaba por las calles cubanas con total autonomía y mucho más grave, la hepatitis C. El reconocimiento de su presencia en el ejército dejaba una brecha abierta. Un padecimiento más espinoso según los ojos del régimen: el homosexualismo, tan criticado y castigado había llegado a las altas esferas de sus seguidores. Sería necesario esconderlo hasta encontrar la manera de justificarlo.

Se intentaba conquistar el Universo con una raza explotada en la Tierra y se comercializaba con droga, marfiles y hombres en un continente ajeno, pero rico en prohibiciones. Pretendíamos colonizar Africa y vivir de sus recursos. Nos obligaban a mirar el cielo para que sobre la superficie caminara el delito impunemente.

Nuestros primeros soldados viajaban escondidos en las bodegas de los barcos que se movian como buques mercantes. Salieron de Cuba sin derecho a réplica y los llevaban como esclavos de un deber inventado, soldados de una mafia con el compromiso de cuidar el preciado tráfico que se movería de un continente a otro.

En esa época aparecieron nuevamente las Casas del Oro y la Plata. Una de las grandes hazañas de las cuales siempre se podrán sentir victoriosos porque supieron despojar de todo lo valioso a un pueblo rico en bienes y pensamientos. Panamá se abría a un mercado de baratijas que ellos, absolutos magnates, le atribuían valor de cambio, nos robaban y provocaban conflictos familiares porque ante la escasez el sacrificio dejaba de tener un precio. Contenedores de mercancia de tercera entraban al puerto para descargarlos como productos de alto valor comercial. Un robo jsutificado en el desconocimiento y las penurias.

Cuba se vistió de ignorancia y se calzó de absurdo cuando entregó hasta el último de sus escondidos recuerdos para poder obtener un televisor, un short o una camiseta que al ritmo de la enjabonadura perdían color, textura, tela y diseño. Luego vinieron las lamentaciones, ya no había remedio. Se cuenta que el resultados de estos asaltos debían ser ocultados y se crearon los túneles, una manera de vaciar el subsuelo y convertirlo en almacenes. Hacían creer al pueblo que el enemigo (traducción EUA) nos atacaría y deberíamos escondernos, dónde. Ahí surgió la idea, bajo tierra en túneles que les harían cavar con sumisión obligatoria. Muchos murieron ahogados y cansados de tanto esfuerzo

Nuevamente estábamos enredados en la simulación y los largos discursos se transformaban en arengas a lo absurdo. Socialismo o muerte, increible la muerte volvía a ser estrictamente dirigida por él, el vocero del Diablo. Moriamos en Angola, Etiopía, Nicaragua y cuanto rincón del mundo fuese negocio para ellos, moriríamos cuando ellos lo determinaban. Morian en el mar, por el éxodo, en Guantánamo con las minas, en las guerras sin nombre, por el hambre, la desnutrición, las enfermedades. Las cifras siempre serán manipuladas.

Ochoa y su séquito producían lo necesario para las exigencias del grupo de traficantes. Aún desconocemos si su rebeldía se debió a un deseo de poder que les provocó planificar un golpe de estado, a un intento de tener su propio grupo o todo fue parte de una gran representación que mostraba a la ´´justicia cubana´´ como colaboradora de la lucha mundial contra el tráfico de drogas, diamantes y daba, de esa manera, un mensaje ejemplarizante al pueblo.

A la entrada del año 2012 sería justo preguntarnos ¿qué ha sido del cosmonauta? ¿ será otro de los hombres frustados del régimen que esconden sus culpas detrás de la bebida? Como casi todos los seguidores de ese grupo a la caida del telón quedan olvidados o castigados. ¿cuáles serán los objetivos reales para sostener este experiemento con el pueblo cubano?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s