Yndamiro Restano: “El Paraíso Comunista coincide con el Paraíso Católico”

https://i1.wp.com/www.cubadebate.cu/wp-content/gallery/fidel-y-benedicto-xvi-encuentro-en-la-habana/fidel-y-benedicto-cubae-rev-9435_0.jpgBenedicto XVI y Fidel Castro en La Habana. Marzo de 2012. Foto: Cubadebate

 

La visita de Benedicto XVI a Cuba

París, 30 de marzo de 2012.

Querida Ofelia:

Te envío este interesante artículo que me acaba de llegar desde Miami. Me lo hizo llegar su autor, el amigo poeta y periodista disidente Yndamiro Restano. Como ya suele hacerlo, nos permite reflexionar a propósito de un tema que se presta a polémicas, como fue la reciente visita de Benedicto XVI a Cuba.

“El Paraíso Comunista coincide con el Paraíso Católico, en que ambos nacen del sueño milenario del ser humano de vivir en el “buenismo”, en una sociedad donde todo el mundo se ame y no existan intereses privados. Por eso, pienso, que los comunistas desencantados de su paraíso, de su infantilismo político, pueden cambiar, casi de manera natural, al paraíso católico. Por supuesto, el Paraíso Comunista era guiado por el odio de clases, pero de cualquier manera los marxistas leninistas aseguraban que después de destruir el sistema burgués iban a construir su mundo paradisíaco. Los marxista – leninistas actuaban convencidos de que el fin justifica los medios. Es decir, todo está permitido mientras se haga en nombre de la Revolución que instaura la dictadura del proletariado. Además, al convertir la filosofía de Marx en una ideología política, Lenin encontró la coartada perfecta para que los bolcheviques se adueñaran del poder ilimitadamente. Colocó el Paraíso Comunista en el futuro. Por supuesto, un futuro que nunca llega ni llegará. Lo que si llega y nos aguarda en el futuro es la muerte y ante esta inevitabilidad, el Paraíso Católico si nos ofrece la Salvación. Es decir, pasar a otra dimensión de más luz de acuerdo a nuestra conducta aquí en la tierra: La Salvación por amor.

Pienso que todas estas afinidades entre el catolicismo y el comunismo, a pesar de ser esencialmente diferentes, sobre todo en su praxis; revisten la visita de Benedicto XVI a nuestra patria de una gran importancia. Especialmente porque revive el sueño milenario del hombre de alcanzar una sociedad ideal. Después del gran desencanto nacional con el prometido Paraíso Comunista que nunca llegó, la nación cubana podría caer en un materialismo vulgar propio de las subjetividades colectivas frustradas. Obviamente Cuba no es católica, pero en el sincretismo y en la “mulatez” de nuestra querida patria, la iglesia ocupa un lugar importante; tiene credibilidad. Nuestro Cristianismo Pagano habla en castellano y le ofrece misas a los muertos en los templos católicos. Además, desde el punto de vista político, fueron los curas los que fundaron la nación cubana. Curas liberales, que nos enseñaron el amor a la libertad y al conocimiento científico. Fueron también curas, los que defendieron los Derechos Humanos de los primeros cubanos, quienes sí vivían en el Paraíso. Por supuesto, aquel Paraíso se disfrutaba hasta que aparecían los Caribes. Pero los primeros cubanos, vivían en un mundo, por lo menos amable. En ese sentido, Cuba conoció el Paraíso posible y de ahí nuestra carencia afectiva, nuestra búsqueda permanente del amor, después que en nombre de la civilización, los bárbaros conquistadores cortaron el corazón entristecido y la cabeza espantada de nuestro Amor Fundacional. Cuba no olvida que Hatuey fue vencido por la ambición de Caín.

Cuba ha perdido dos veces la inocencia: Cuando Caín mató a Hatuey y cuando Stalin mató a Martí. Pero ahora nos queda la ternura, que no es más que la inocencia aliada a la experiencia y al conocimiento: El amor maduro de la piedad. Por eso Cuba puede decir hoy: Gracias Benedicto XVI, muchas gracias. Aunque ya no podemos depositar nuestra confianza totalmente en los hombres: sólo en Dios. Porque ya Cuba sabe que todos los seres humanos somos problemáticos y que entregarse al poder ingenuamente conduce a la esclavitud sicológica, que es peor que la física. Le agradecemos su esfuerzo de amor, amado Santo Padre, pero sin entregarnos totalmente. Y… ¿sabe por qué Santo Padre? Porque ya Cuba no resiste un engaño más”. Yndamiro Restano

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Anuncios

Un pensamiento en “Yndamiro Restano: “El Paraíso Comunista coincide con el Paraíso Católico”

  1. Pingback: 1 abril 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s