A las palabras necias del Cardenal

Por Juan José López

El cardenal Jaime Ortega, quien vive en una burbuja desde su salida de la UMAP (lugar donde los Castros castigaban a los religiosos sin delito, solo por su credo), uso el lenguaje de su otrora verdugo para referirse a pacíficos opositores que luchan por un cambio de sistema dentro de Cuba, en una conferencia de la Universidad de Harvard, donde intervino el prelado, para hablar sobre el papel de la iglesia el país.

En la actualidad criticar tanto a los gobernantes cubanos como a los dirigentes católicos, nos ubica en la misma disyuntiva: Si cuestionas a los Castros estas atacando a la revolución, a la patria o al socialismo. Si encaras las manifestaciones del Prelado, entonces te ubican en contra de la iglesia. Qué cosa.

La fe de cada hombre se respeta. El ser humano vale por existir, no importa cuál es su credo. Los católicos merecen nuestro respeto y debemos entender el valor de la devoción a Dios, la incuestionable obra humanista de la iglesia y su papel en favor de la Paz mundial. La misma ha evolucionado más desde la época de Pedro el Ermitaño, instigador de las cruzadas, y del inquisidor Torquemada hasta hoy. También debemos diferenciar la actitud católica de la caricatura que fueron las procesiones efectuadas durante la pasada visita de Benedicto XVI y sus misas, cuando supuestos feligreses le arrebataban la ostia al peregrino y la mascaban como chicle, desconociendo la verdadera ceremonia en memoria del cuerpo y la sangre de Jesús.

La actitud del cardenal Ortega, durante la conferencia de Harvard, fue aplastar a los humildes opositores del régimen cubano que se expresaron dentro de un templo habanero. Los Castros usan el poder político para barrer a sus oponentes y el pastor romano apostólico utilizo el prestigio y credibilidad de su iglesia para castrar a los enemigos del gobierno. Además la acción de Ortega al divulgar un consejo de su homologo monseñor Román, después de su muerte, nos recuerda aquella bajeza de Fidel Castro al revelar la conversación telefónica entre él y Fox, el ex presidente de Méjico, pero el golpe del Cardenal cubano es peor, sin hacer de abogado del diablo, porque el jerarca ofendido, está vivo y pudo defenderse, el ya fallecido Obispo de Miami no podrá hacerlo.

Lo que hacen los comunistas no tiene excusa, ni debieran ser citados en ninguna circunstancia, pero ellos existen y aquí cabe mencionar su etapa en la oposición, lucharon por derechos y reivindicaciones populares justas, son agudos y certeros en muchas manifestaciones, sin embargo, en el ejercicio del poder son un desastre. Ellos denunciaban a la Iglesia Católica cubana por su carácter aristocrática y burguesa, incluso racista. A ellos, decían los marxistas, les gustaba construir templos en las ciudades, cerca de los ricos y las clases medias. Muy pocas parroquias se levantaban en los campos y en los lugares marginales, según los socialistas. Quizás por eso, sin justificar la represión sufrida por los católicos, esos mismos que hoy están en el poder, primero reprimieron a la iglesia, incluyendo a todos los religiosos y hoy usan al Cardenal, su “ex prisionero”, para sus fines.

¿Cuántas veces el líder católico cubano visita a un hombre simple de pueblo fuera de una situación de interés para el poder estatal y cuantas oportunidades Jaime Ortega contacta a un representante del gobierno? ¿Conoce el Cardenal cubano la cantidad de zonas marginales que hay en Cuba? Pienso que si, aunque hablar con Raúl Castro para él es distinto y exquisito. ¿Alguna vez el Cardenal ha compartido la mesa para almorzar con un vecino de un Solar o acaso le provoca muecas de desprecio y asco hacerlo, expresiones parecidas a las que uso en Harvard cuando calumnio a los opositores cubanos. Que hable el sacerdote, pero la vida del mismo lo hace por su boca. Al árbol, por sus frutos lo conoceréis.

El retiro del Cardenal Jaime Ortega debe ser tramitado con urgencia. El mismo lo solicito por su edad, eso me simpatiza. Los Papas mueren en el poder y el verticalismo de la estructura jerárquica de la iglesia se asemeja al régimen totalitario de la Habana, donde incluso, no se reconoce el derecho de oposición, algo que, no quiero ver propagar aquí en el mundo libre.

Siempre me pregunto: ¿El centro de la Universidad de Harvard, donde el cardenal Ortega ofendió a varias personas, invitara a los ofendidos, a los activistas del Partido Republicano de Cuba, a presentar sus descargos en justo reconocimiento a sus derechos de réplica? En otro sentido, si yo fuera pariente de monseñor Román demandaría civilmente al Cardenal Ortega por la ignominia contra el desaparecido sacerdote. Espero la vida me de algunas satisfacciones muy pronto.

“Quedarnos de brazos cruzados podría ser catastrófico”

El General de Ejército Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, obsequia la replica de la Caridad del Cobre a Su Santidad Benedicto XVI, en el Palacio de la Revolución, en La Habana, el 27 de marzo de 2012.   AIN    FOTO POOLL/Jorge Luis GONZÁLEZ/Periódico Granma/

Todo comenzó con la visita de Su Santidad Benedicto XVI a Cuba…”El General de Ejército Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, obsequia la réplica de la Caridad del Cobre a Su Santidad Benedicto XVI, en el Palacio de la Revolución, en La Habana, el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO POOLL/Jorge Luis GONZÁLEZ/Periódico Granma/

LA DESCARACTERIZACION DEL EXILIO
Por: Lcdo. Sergio Ramos

Una serie de eventos recientes donde se promueve un acercamiento y aceptación del régimen cubano se han destapado en los últimos meses. Forman parte de una ofensiva de la dictadura.

Todo comenzó con la visita de Su Santidad Benedicto XVI a Cuba, caracterizada por el desconocimiento de la oposición interna por parte de la alta jerarquía de la Iglesia Católica y su silencio ante la escalada de reresión durante los días inmediato anteriores, durante y posteriores a la visita. Inclusive, Iglesia llegó al grado de colaboracionismo al permitir a los agentes de la Seguridad del Estado entrar a los templos para arrestar a los opositores que protestaban solicitando ver al Papa. Y simultáneamente, lo cálido de las visitas papales a las figuras cumbres de la dictadura matizada por elogios y presentes costosos, que demuestran una nueva actitud acomodaticia de amigables y cooperadoras relaciones entre ambos estados.

Inmediatamente después de partir el Papa de Cuba, aconteció la VI Cumbre de Las Ameritas en Cartagena, Colombia, en la cual se desarrolló una presión generalizada de la mayoría de los dignatarios del Continente Americano, demandando la admisión de Cuba en el seno de las Cumbres y la eliminación del mal llamado bloqueo, que no es otra cosa que un embargo a medias. Solo Canadá y los Estados Unidos se opusieron, pero quedó la sospecha de si tras bastidores el presidente Barak Obama, hiciera alguna concesión significativa, implementable para después de las elecciones. Algo creíble dado la actitud suavizante de la presente administración respecto a Cuba.

No había terminado el mes , y nos topamos con la noticia de que la Iglesia convocaba a un diálogo sobre inmigración en La Habana , con la participación de cubanos residentes en el exterior, participando en este alguna figuras conocidas como Carlos Saladrigas, quien como parte de sus intervenciones en el evento, lanza un discurso descaracterizando al exilio mas militante, llamándolo “histérico” y promoviendo un acercamiento con la dictadura castrista, sin la menor exigencia de los imprescindibles cambios políticos democratizantes.

Estos encuentros ya habían sido anunciados poco antes de la visita papal por el régimen, planteando que estaban dispuestos a reunirse con el “exilio respetuoso” (léase con aquellos que acatan el status quo dictatorial) y ocurren en el momento en que la dictadura esta planificando cambios, alegadamente profundos, en las leyes migratorias, según los manifestara el presidente del seudo-parlamento cubano Ricardo Alarcón.
La reunión fue duramente criticada por los opositores en Cuba, inclusive por un opositor afín a la Iglesia Católica como Oswaldo Paya, por no tratar y demandar los cambios políticos imprescindibles que requiere el país.

Cabe recordar que durante la visita del Papa a Cuba, el gobierno por boca de sus más altas figuras, afirmó categóricamente que “no habrá cambios politos” el país. Los cambios son económicos.

Simultáneamente, en España, una organización llamada Federación de Cubanos residentes en España, realiza su primer congreso y alegando tener 5,000 miembros y planteando que no se le llame mas exiliados, pues ellos son meros inmigrantes que salieron por razones económicas.

Cónsono con estos hechos, se produce una reunión por videoconferencia entre funcionarios de la dictadura y un grupo de cubanos residentes en distintas partes de los Estados Unidos. Destáquese el hecho de que uno de los participantes el Vice Canciller cubano Dagoberto Rodríguez manifestó que “Mucho se ha avanzado en la normalización de las relaciones” entre Cuba y Estados Unidos y que 400,000 cubanoamericanos han visitado a la Isla.

Es importante destacar que desde hace algún tiempo, han aparecido en la escena, entre los cubanos de Miami, una serie de personajes que proyectan en los medios de comunicación una imagen de emigrantes y avalando los intercambios culturales con Cuba. Se trata de gente que asume poses ‘light’ ante la dictadura. Simultáneamente, tras la liberación de las políticas de viajes e intercambios con Cuba, confrontamos la frecuente visita y actuación de artistas reconocidos que residen y actúan frecuentemente en la Isla. Lo mismo con intelectuales y profesores universitarios en un frecuente intercambio académico. Un curioso ‘intercambio’ unidireccional donde los artistas de allá vienen y actúan aquí, pero los de acá no pueden ir a hacer lo mismo allá.

Justifican este maquiavélico plan, en base a un por ciento significativo de exiliados silentes, pasivos y temerosos, que salieron por no estar de acuerdo con el régimen y que están inconformes con la dictadura , pero que no la combaten porque conciente o inconcientemente se sienten chantajeados por la dictadura, que les imparte el miedo de que si adoptan posturas políticamente militante contra este le impedirán a entrar y por ende, no podrán ver a sus familiares en Cuba, ni podrán llevarles la ayuda que los suyos tanto necesitan allá. A esto añádase, que les embarga un ingrediente de rechazo por todo lo que les huela a política, a causa de la intensa saturación propagandística que sufrieron durante toda su vida bajo la tiranía totalitaria.

También les sirve de pretexto, que muchos cubanos de las nuevas generaciones de nacidos o criados desde pequeños en fuera de Cuba, han sido en mayor o menor grado, absorbidas culturalmente de donde se desarrollaron y se identifican con el entorno que habitan y por cuanto no muestran actividad militante respecto a la lucha por la libertad.

El hecho de que en un pueblo sometido por una férrea dictadura, la mayoría adopte una postura pasiva, no implica que este a favor del dictador. Ocurrió, en nuestro caso, cuando Machado y cuando Batista, ocurrió Paraguay con Stroessner y en Venezuela con Marcos Pérez Jiménez; y de igual modo, ocurre hoy con el castrismo, pues el miedo a la represión esta incrustado en las mentes de los ciudadanos y a veces llega allende los mares. Pero, lamentablemente, esta conducta, — las de aquellos y estos — ayuda a justificar el plan de descaraterizacion del exilio esgrimido por dictadura.

Para apuntalar el plan de descaracterizacion del exilio, el Cardenal Jaime Ortega y Alamino, durante una reciente comparecencia en la Universidad de Harvard en Boston, ha ofendido y calumniado a la oposición interna y al pueblo cubano en general, al tildar de “delincuentes” a los trece valientes opositores que tomaran la Iglesia de la Caridad del Cobre en la Habana, exigiendo ver al Papa para expresarles los abusos cometidos por el régimen.

Esto desnuda el contubernio colaboracionista de la alta jerarquía eclesiástica cubana para ayudar a la dictadura a desactivar a la oposición y cambiar la imagen ante los ojos del mundo tratando de hacer ver que ha desaparecido el exilio y la mayoría de los cubanos residente fuera del país, son meros inmigrantes económicos.

Cabe destacar que todos estos eventos se producen en momentos en que el régimen desesperado por sus crisis en la economía, hace cambios económicos dirigidos a la creación de un modelo similar al de Viet Nam con los mismos gobernantes en el poder y sin alterar el modelo político. Un modelo, que nunca será igual al copiado, pues tendría connotaciones mas restrictivas, pero que al tiempo, es usado por la dictadura para simular ante el mundo que están haciendo cambios significativos.

He ahí la intensa y peligrosa ofensiva en marcha por la dictadura: Descaracterizar el exilio para crear una imagen de migración económica, desarticular a la oposición interna, desprestigiar al exilio militante, atraer el capital extranjero incluyendo de cubanos sin principio del exterior, mientras se va implementando el modelo vietnamita, sin cambio político alguno.

Con la descaracterizacion del exilio, la dictadura pretende producir varios efectos: Desproveer de credibilidad a los exiliados, neutralizando sus acciones en el ámbito internacional, facilitar un aumento en los adeptos por el levantamiento del embargo y las sanciones a Cuba al tiempo que abre el flujo de entrada de capital inversionista al país.

Este maquiavélico y bien orquestado plan precisa de acciones inmediatas por parte del exilio cubano y la oposición interna para desenmascarar la ofensiva de marras y paralizar, o al menos diluir, su nocivo su efecto. Quedarnos de brazos cruzados podría ser catastrófico.

El Grupo de Apoyo a Masones En Cuba (GAMEC) condena declaraciones de Jaime Ortega Alamino

https://fbcdn-sphotos-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash4/217005_213039618721985_100000478465244_846953_6449537_n.jpg
Héctor Lemagne Sandó, Secretario de GAMEC.
Foto publicada en su sitio de Facebook

27 de abril de 2012

“Veamos con horror a los que contribuyen, por la flojedad de su corazón, o la golosina del buen vivir, al envilecimiento de su pueblo” José Martí

El Grupo de Apoyo a Masones En Cuba (GAMEC) condena enérgicamente las insultantes declaraciones del “cardenal” castrista Jaime Ortega Alamino, al calificar a los patriotas cubanos que ocuparon la iglesia de la Santísima Virgen de la Caridad del Cobre como delincuentes de baja catadura moral. Este “cardenal” ha empleado la misma retórica difamatoria del régimen, descalificando, insultando, atacando y acusando a quienes adoptan posiciones dignas de oposición a la dictadura mas cruel y sanguinaria que ha conocido este hemisferio, y por 53 años sufre la Patria de nuestro Apóstol José Martí, quien también dijo: “El mas punible de los delitos es aquel que lastima, o trata de oscurecer, una fama o una pureza útil a la patria”

El (GAMEC) se siente en la obligación de declarar que el Presidente del Partido Republicano de Cuba, Bladimir Calderón Frías, es Maestro Masón, Grado 32 de la Masonería Filosófica, y en la mundo profano es Arquitecto. Entre los demás ocupantes que fueron sacados a fuerza de golpes, se encontraban 4 profesionales, una de ellas Licenciada en Cultura física y Deportes.

Jamás hemos escuchado a un sacerdote emplear palabras tan degradantes contra sus semejantes. Y mucho menos calumniar y deshonrar la memoria de un verdadero evangelizador como lo fue Monseñor Agustín Román que siempre predicó la verdadera reconciliación entre los cubanos de intramuros y los del exilio. Como todo un cobarde vilmente miente este agente de los Castro sobre una supuesta conversación sostenida con Monseñor Román hace mas de 20 años, y para ser mas ruin y mas desvergonzado, este canalla con sotana esperó a que ese Santo que fue Agustín Román falleciera para declarar esas injuriosas calumnias.

Sr. Ortega Alamino, UD podrá quedar muy bien con los asesinos Castro y su régimen, pero ha quedado muy mal parado con el pueblo cubano, con el exilio y con la comunidad católica internacional.

¡Que Dios lo juzgue!

Héctor Lemagne Sandó:
Secretario

. Santiago Medina Regüeiferos
Secretario Relaciones Exteriores

Sobre las Declaraciones del Cardenal Jaime Ortega

 

 

 

NOTA DEL COMITÉ CUBANO PRO DERECHOS HUMANOS

El Comité Cubano lamenta las palabras del cardenal Jaime Ortega en la Universidad de Harvard no solo por su persona en cuanto a la perdida de la confianza y crédito que muchos le tenían y le están retirando, sino por la nación cubana y lo mucho que el puede representar como autoridad moral para la necesaria mediación que necesita la sociedad cubana entre las vitalicias autoridades y el pueblo.

Sin duda el cardenal ha cometido un grave fallo en sus declaraciones que no están en nada acorde con su misión evangélica del cristianismo y el amor a todos. Nos atrevemos a pensar que si alguien esta sufriendo hoy sus faltas y equivocaciones en esa presentación de Harvard es el propio cardenal. Es un ser humano propenso a desatinos y se merece su oportunidad de rectificar. Las duras reacciones de muchos –con razón- dentro y fuera de Cuba contra el cardenal son peligrosas y pueden indirectamente empujarlo al lado del régimen aislándolo de las aspiraciones de libertad del pueblo cubano. Por ello en estos tristes momentos por las acciones del cardenal pedimos a todos los cubanos mesura y control de las emociones. Si algún pueblo no puede darse el lujo de desgajarse y dividirse mas es el pueblo cubano.

El Comité Cubano Pro Derechos Humanos la semilla del actual movimiento de derechos humanos, disidencia cívica, y sociedad civil que ha ido alcanzado altura en nuestra patria, ha luchado y proclamado desde sus inicios la necesaria reconciliación nacional de todos los hijos de Cuba sin exclusión. Si ha existido una posición y planteamiento verdaderamente nacionalista en estos mas de 50 años y respetuoso del pensamiento martiano de “…con todos y para el bien de todos…” no ha sido nunca por las autoridades del régimen. Ello ha sido por la parte contestaria que los hemos emplazado a considerar que en nuestro país debe haber espacio y derechos para todos los cubanos.

Por diferentes vías le hemos expresado al cardenal cubano que ayer cuando los seguidores de la religión católica eran discriminados y hostigados por el régimen los disidentes alzamos nuestras voces en su defensa y hoy cuando las autoridades le han permitido a la Iglesia Católica cierto movimiento e influencia, le pedíamos al cardenal que haga lo mismo por la considerable parte del pueblo cubano que como ellos ayer también siguen siendo hoy vejados, atropellados, encarcelados y forzados a salir del país.

Este feo episodio de las palabras del cardenal es un grave retroceso en la emancipación del pueblo cubano. Sin embargo, también las crisis son retos y desafíos. En medio de las tormentas sociales es que aflora lo mejor de los seres humanos. Si no admitimos el error del cardenal no somos honestos, pero si seguimos con el tema es promover el problema. Lo adecuado es tratar de trabajar juntos -iglesia-sociedad civil-exiliados-y regimen en pro de Cuba. La mayor tragedia es no superar este problema y Entre Todos poner proa a la prosperidad y la libertad.

!!! Demos un voto de confianza a la Iglesia Católica !!!

Permitamos la rectificación del cardenal. El tiene la palabra…

Lic. Oscar Peña Dr. Ricardo Bofill
Director Ejecutivo Presidente

Cuba, la Globalizacion, el Embargo y la Demagogia

Por Robert A. Solera
Lamentablemente en este mundo de hoy se repiten los estribillos más conocidos, entre ellos el de la famosa Globalización, que como consigna unos y otros mencionan a diario como indicación de estar al día en los acontecimientos mundiales.
No importa que no sepamos a ciencia cierta que es la susodicha Globalizacion o hasta qué punto nos afecta o no en nuestra vida diaria y en nuestro transcurrir por este Valle de Lágrimas y de confusión en que vivimos.
La mayoria de nosotros, ni a derechas sabemos qué es y cómo nos afecta, pero es chic mencionarla.
En síntesis la Globación se reduce a enviar –lo que aquí en los EEUU llamamos outsourcing– nuestras fábricas a lugares donde los que trabajan hacen más, trabajan más horas, tienen menos beneficios laborales y de salud,  pero sobre todo, ganan menos.
Como consecuencia inmediata cuando se establece el outsourcing hay más trabajo en su destino –no preguntemos por las condiciones laborales de los que allí trabajan pues, por supuesto, esos lugares no ofrecen las condiciones laborales obligatorias del Primer Mundo y sí las del Tercer o Cuarto Mundo.
Sin duda la economía de esos lugares mejora –en relación a su antiguo nivel—pero a la vez los lugares de donde proceden esas fábricas se empobrecen y el nivel de vida de su población se reduce pues al no haber fábricas  ya que que se han exportado—no hay trabajo y aumenta el desempleo y disminuye el valor de la hora/trabajo.
Mucho creen que la Globalización es beneficiosa pero no se preguntan a quién beneficia. No precisamente a los ciudadanos  habitantes del Primer Mundo pues éstos, ante la competencia, se ven obligados a aceptar rebajas salariales y  los viejos obreros son despedidos sin alegar sea por edad –VERBOTEN, como diccn los alemanes — o por incapacidad y son sustituidos por gente más joven, más inexperta pero sobre todo que gana menos por su trabajo, sin importar que la calidad del producto sea inferior a lo acostumbrado.
Por tanto es demagogia pura y dura mencionar, como papagayos, la Globalización.
¿A quién beneficia? A los propietarios que obtienen réditos por partida doble pues pagan menos salarios y luego exportan –incluso hacia donde originariamente estaban establecidas las fábricas a precios muchas veces inferiores en su costo de producción para luego proceder a su venta al detalle a precios semejantes a los que se fijarían si se produjera igual que en el pasado.
Los países que actúan con el outsourcing o globalización se ven reducidos a una economía de servicios y a un bajón en su nivel de vida y por tanto están sometidos a los vaivenes en las economías donde no ejercen control alguno y de ser paises del Primer Mundo, poco a poco, se hacen economías del Tercer Mundo, pues al haber menos trabajo y menos ingresos sus ciudadanos pierden poder adquisitivo y no compran o lo hacen menos, y los paises se depauperan paulatinamente.
Mejoran unos y desmejoran otros. Se establece una tábula rasa que acerca a unos y otros –el Primer Mundo y el Tercer Mundo—a niveles semejantes de vida pero…el gran pero,  por debajo de lo acostumbrado. En una palabra los Países del Primer Mundo pierden nivel de vida y los del Tercer Mundo, a donde han ido las fábricas outsourced mejoran pero no en igual proporción a lo perdido en el Primer Mundo.
Eso, sin contar con el trabajo esclavo –China es un ejemplo—o semiesclavo donde hasta los menores de edad, casi chicuelos de menos de diez años –la India es otro ejemplo—trabajan infatigablemente.
Antes las maquilas hacían competencia a los obreros de EEUU pues ensamblaban los tejidos –como las camisas Manhattan en Costa Rica y otras muchas maquilas en México.
Igual ocurria con los chips hechos en el Salvador para las computadoras.
Uno se viste y si analiza lo que lleva puesto pues halla que los zapatos son hechos en China, los pullovers en Paquistán o en Indonesia. Los calzoncillos en algun otro lugar del Tercer Mundo. Y si necesita un abrigo para paliar el frio que lo bate a uno, el abrigo es de Ucrania.
Si los americanos, europeos y otros países del Primer Mundo se vieran favorecidos al disminuir el precio de venta de los productos fabricados en el extranjero, pues se pudiera decir que el consumidor se beneficia, pero no. Se produce con salarios de hambre –relativa—y se compra a precios del Primer Mundo.
Otro mito es defender el levantamiento del embargo al gobierno de Cuba –no a Cuba contra el cual no hay embargo—se ignora o pretende ignorar que si se levantara y Cuba tuviera acceso al Banco Interamericano de Desarrollo, al Eximbank, al Banco Mundial, el gobierno cubano tendría créditos fuertes en préstamos blandos de bajo interés, que hoy no tiene. Si Cuba no pagara los contribuyentes americanos tendríamos que sufragar con nuestros impuestos las pérdidas de las compañías que exportaran a Cuba, pues el gobierno federal garantiza el pago de lo exportado, en el caso de que el Gobierno cubano –lo más probable—no cumpliera sus compromisos –lo que ha hecho y hace desde hace muchos años con otros prestamistas, como ocurre con España y los paises que han cometido el error de ofrecerle crédito. No hablemos de los millones que le debe a la difunta URSS, que hoy Rusia reclama y al Club de París.  Y, el acceso del cubano de a pie a los productos importados no estaría garantizado en lo absoluto pues no hay garantía de que lo que hoy compra Cuba al contado  –alimentos y medicinas–  siguiera siendo un rubro importante en el comercio de importación de Cuba.
Prestarle al gobierno cubano es como tirar dólares en un agujero negro sin fondo.
Por otra parte nos conformamos con llamarle a Cuba tiranía, a sus gobernantes –bueno es un decir—tiranos y continuamente lo acusamos de ser ilegitimo. Pero lamentablemente eso no resuelve absolutamente nada, como no sea inflar nuestro ego por darnos el gusto de desconocer la realidad, que los gobernantes de Cuba están tan al frente del poder igual que otros gobiernos “legitimamente” electos como el Ecuador de Correa, la Venezuela de Chavez, la Nicaragua de Ortega, la Bolivia de Evo Morales y la lista suma y sigue.  Eso es puro onanismo mental.
Es totalmente irrelevante si los gobernantes están en el poder mediante elecciones “democráticas” o no –piensen en Nicaragua donde un granuja está al frente del Gobierno luego de recibir menos del 40% de los votos. De Chávez que tiene en la oposición al 50% de los electores venezolanos.
No comparemos a los gobernantes cubanos con sus homólogos del pasado: Batista, Trujillo, Odría, Velazco Alvarado, Rufino Barrios, Tiburcio Carías, Pérez Jiménez y la recua de militarotes que han proliferado en “Nuestra América”. ¿Qué logramos con eso? Que unos y otros son distintos en el grado de su Dictadura o en cómo llegaton al poder? “Que mas dá!
Recuerdo un chiste; viajan en un ómnibus y comienza a llover a cántaros y el pasajero en el asiento de la ventanilla se niega a cerrarla a solicitud del pasajero sentado a la par. El de la ventanilla contesta “da igual” al requerimiento del otro pasajero. Este desesperado llama al conductor quiere requiere al pasajero en la ventanilla que la cierre y sólo consigue este conteste: “Da igual! Y con un movimiento súbito la cierra y todos ven, entonces, que el cristal de la ventanilla no existe y que por tanto que más da que la cierre o no, de todo modos se mojarán.
Y llegamos   a las consabidas Cumbres que regularmente se celebran en la América a donde los paniaguados del gobierno cubano insisten se convide a Cuba, la díscola republiquita de los Castro.
Lo que hay que hacer es no celebrar ninguna de las inútiles cumbres que solo sirven para que los “pavos” americanos del Sur se pavoneen y discurseen a troche y moche…sin resolver nada como no sea viajar, gastar dinero y vituperar a Estados Unidos. Sin contar los jolgorios que  ocurren durante estos “importantes” eventos…como el escándalo de las prostitutas en Cartagena de Indias.
Hay solución para las amenazas del “comunismo” encubierto del siglo XXI. Que las élites latinoamericanas cobren conciencia que el único freno es que haya más justicia social. Hay ejemplos, Costa Rica, que no es un paraíso no ha tenido todas las revueltas y el caos predominantes en la América luego que estableció una justicia social, paradójicamente, más justa.
EEUU durante el principios del Siglo XX y más tarde en los 20s y 30s fue escenario de enfrentamientos sangrientos con la participación del Ejército y la Policía con manifestantes, ¿por qué hoy no ocurre lo mismo que en ese entonces? Pues, aunque ni remotamente perfecto en EEUU hay un desbloqueo de las castas sociales que existían y sus ciudadanos gozan un estándar de vida mucho mejor que el de esas épocas, aún con una tasa más alta de lo acostumbrado en el desempleo pero sin llegar a los niveles de horror que hoy es la norma en Europa y no digamos el resto del mundo, Africa, Asia, etc.
Decían en Cuba: “A barriga llena, corazón contento”
Fidel es un Tirano ególatra y toda la caterva de asesinos seguidores suyos son el detritus humano mundial pero ahí está, nos guste o no. Si queremos quitarlo tenemos que hacerlo. Recuerdo a Machado “a mí no se me tumba con papelitos”…y al gobierno cubano menos QUE MENOS. Estamos a subasta y hay complicidad cubierta o encubierta y nos preparamos para otro Tratado de Paris en el siglo XXI y “aquí paz y en el Cielo, gloria”.
Si los cubanos no actúan tendrán que aceptar el diseño que otros harán para un futuro gobierno.
“Liberty is something you can enjoy only if you fight for it”

Tan Fácil y Tan Difícil

https://i0.wp.com/www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2011/06/fidel_raul_chavez4g.jpg
Foto: Cubadebate

En fin, ambos lados persisten en tergiversar lainformación para afincar sus posiciones sin importarle un bledo el destino deCuba, pero el tiempo corre. Fidel, Raúl y demás son octogenarios y no son eternos; también la salud deChávez flaquea y la democracia de Estados Unidos es débil porque susgobernantes son apoyados por el dinero de los cabilderos en Washington

Por Gladys P. Cañizares

Desde niña resentí aFidel Castro por haberme arrebatado todo cuanto era importante para mí. Seguidoa su toma de gobierno, se cerró mi colegio, tuve que abandonar el país sin mispadres, se desintegró mi familia, mis sueños se hicieron trizas y perdí a mipatria. Ya han pasado 50 años, muchos para ser franca. Si bien mi vida es apacible con una bellafamilia constituida, el camino ha sido difícil, porque la ausencia de patriaduele tanto que no nos deja vivir en paz. Es el vivir constantemente pendientede una situación de la cual no tenemos control y produce impotencia. Essentirse atrapado en un callejón sin salida.
¿Por qué no se encuentra una solución? Esta pregunta me asalta una y otra vez. Reviso el baúl de los recuerdos para buscarrespuestas, pero lo que más encuentro son obstáculos producidos por un puje depoder a nivel personal y de país. En mi opinión, existen tres hechos de granrepercusión para las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y las relaciones entrecubanos. Uno es el trágico episodio de Playa Girón el 17 de abril de 1961. Losexiliados cubanos soñaban con recuperar la patria perdida y el gobiernoamericano aprovechó la oportunidad para atacar a Cuba y abandonarles sin piedad.Este episodio fue bochornoso para Estados Unidos e incitó el atrincheramientode Cuba, quien rápidamente se alió a la Unión Soviética y trajo como resultadola crisis de los misiles alrededor del 14 octubre de 1962. Ese día cundió elpánico en Estados Unidos y aunque el conflicto concluyó, el gobierno americanoreaccionó energéticamente con la imposición del bloqueo. Ambos sucesoscontribuyeron al aislamiento y han sido puntos de contención por cinco décadas.
Tres décadas después, surgió Concilio Cubano y el derribo de las avionetas.Un acontecimiento que aplastó a una sombrilla de gruposdisidentes que pretendían reunirse el 24 de febrero de 1996 y frenó el levantamientodel embargo que estaba siendo considerado por el presidente Clinton. Las organizaciones que conformaban el grupo de apoyo deConcilio Cubano habían pactado quedarse tranquilos para no entorpecer dichareunión en Cuba. Sin embargo, el protagonismo opacó el patriotismo, cuandoirresponsablemente los líderes de dos organizaciones incumplieron el acuerdo aescondidas del resto. Como resultado, Leonel Morejón Almagro y otros miembrosfueron encarcelados y cuatro indefensos jóvenes murieron al caer en la trampa. Almismo tiempo, el gobierno cubano contaba con información fidedigna sobre el trágico vuelo,ya que había plantado un espía entre una de las organizaciones y tiró a matar. Esta historia requiere atención para explorar lasimilitud entre las actitudes de algunos personajes en el exilio y del gobiernocubano, que se dejan llevar por sus pasiones y sus objetivos sin medir lasconsecuencias de sus acciones.
Esta falta de madurezpolítica, ha disgregado a la disidencia; Elizardo Sánchez y otros tienen unatrayectoria meritoria y extraordinaria, pero no existe un líder que sobresalgaporque el exilio se entromete y el gobierno cubano se aprovecha de ello parafustigar a los que disienten. A esto se le agrega la caras nuevas de disidentesque frecuentemente aparecen y una vez documentan su encarcelamiento procuransalir del país.
Encima, los cubanosque llegan a Estados Unidos ya no son exiliados, sino inmigrantes, porque susmotivaciones aparentan ser de carácter económico. Constantemente viajan a Cuba porquela ley lo permite y hasta hacen negocio. Este proceder desmerita la posición delos intransigentes, los mismos que no reparan en usar a los disidentes paramantener su estatus político en Miami. Por otro lado, el gobierno cubano tampocoavanza y permanece estancado en una posición que es tan vieja como el trajecolor olivo que les viste. Eludir que la represión existe en Cuba es fantasear,ya que ningún cubano muere en huelga de hambre sin tener una razón contundente.Nadie pretende que Cuba sea un país capitalista, simplemente que ofrezca a susciudadanos más libertad y control en la elección de sus vidas para progresar yelegir un futuro mejor.
En fin, ambos lados persisten en tergiversar lainformación para afincar sus posiciones sin importarle un bledo el destino deCuba, pero el tiempo corre. Fidel, Raúl y demás son octogenarios y no son eternos; también la salud deChávez flaquea y la democracia de Estados Unidos es débil porque susgobernantes son apoyados por el dinero de los cabilderos en Washington. Nada esigual que ayer, el comunismo no ha dado resultado, el capitalismo ha sufrido unduro golpe y las dictaduras tienden a desaparecer. ¿Acaso pretenden morir consus convicciones? Los grandes avances de la humanidad se han conseguido porhombres y mujeres de carácter estoico y por líderes que no son mediocres.

Lo que no sabíamos de Invasión a Bahía de Cochinos

Jesús Angulo entrevsita al Capitán Juan Cosculluela

COSCULLUELA CAPITÁN DEL BARCO INSIGNA DE LA INVASIÓN A GIRÓN HACE REVELACIONES A JESÚS ANGULO EN YOU TUBE

El Capitan Juan Cosculluela es entrevistado por Jesús Angulo y revela hechos que no se han contado sobre la Invasión a Bahía de Cochinos durante los días 17, 18 y 19 de abril de 1961.

Este es solo el comienzo de una serie de entrevistas reveladoras que le estoy haciendo a mi ex-jefe en el barco Blagar sobre las patrióticas actividades llevadas a cabo por un grupo de cubanos, bajo su jefatura, antes, durante y después de la invasión a Playa Girón, que formaran inmediatamente parte de nuestra historia.

Los dos primeros capítulos puede verlos en YOU TUBE

Ponche aqui.