Tan Fácil y Tan Difícil

https://i0.wp.com/www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2011/06/fidel_raul_chavez4g.jpg
Foto: Cubadebate

En fin, ambos lados persisten en tergiversar lainformación para afincar sus posiciones sin importarle un bledo el destino deCuba, pero el tiempo corre. Fidel, Raúl y demás son octogenarios y no son eternos; también la salud deChávez flaquea y la democracia de Estados Unidos es débil porque susgobernantes son apoyados por el dinero de los cabilderos en Washington

Por Gladys P. Cañizares

Desde niña resentí aFidel Castro por haberme arrebatado todo cuanto era importante para mí. Seguidoa su toma de gobierno, se cerró mi colegio, tuve que abandonar el país sin mispadres, se desintegró mi familia, mis sueños se hicieron trizas y perdí a mipatria. Ya han pasado 50 años, muchos para ser franca. Si bien mi vida es apacible con una bellafamilia constituida, el camino ha sido difícil, porque la ausencia de patriaduele tanto que no nos deja vivir en paz. Es el vivir constantemente pendientede una situación de la cual no tenemos control y produce impotencia. Essentirse atrapado en un callejón sin salida.
¿Por qué no se encuentra una solución? Esta pregunta me asalta una y otra vez. Reviso el baúl de los recuerdos para buscarrespuestas, pero lo que más encuentro son obstáculos producidos por un puje depoder a nivel personal y de país. En mi opinión, existen tres hechos de granrepercusión para las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y las relaciones entrecubanos. Uno es el trágico episodio de Playa Girón el 17 de abril de 1961. Losexiliados cubanos soñaban con recuperar la patria perdida y el gobiernoamericano aprovechó la oportunidad para atacar a Cuba y abandonarles sin piedad.Este episodio fue bochornoso para Estados Unidos e incitó el atrincheramientode Cuba, quien rápidamente se alió a la Unión Soviética y trajo como resultadola crisis de los misiles alrededor del 14 octubre de 1962. Ese día cundió elpánico en Estados Unidos y aunque el conflicto concluyó, el gobierno americanoreaccionó energéticamente con la imposición del bloqueo. Ambos sucesoscontribuyeron al aislamiento y han sido puntos de contención por cinco décadas.
Tres décadas después, surgió Concilio Cubano y el derribo de las avionetas.Un acontecimiento que aplastó a una sombrilla de gruposdisidentes que pretendían reunirse el 24 de febrero de 1996 y frenó el levantamientodel embargo que estaba siendo considerado por el presidente Clinton. Las organizaciones que conformaban el grupo de apoyo deConcilio Cubano habían pactado quedarse tranquilos para no entorpecer dichareunión en Cuba. Sin embargo, el protagonismo opacó el patriotismo, cuandoirresponsablemente los líderes de dos organizaciones incumplieron el acuerdo aescondidas del resto. Como resultado, Leonel Morejón Almagro y otros miembrosfueron encarcelados y cuatro indefensos jóvenes murieron al caer en la trampa. Almismo tiempo, el gobierno cubano contaba con información fidedigna sobre el trágico vuelo,ya que había plantado un espía entre una de las organizaciones y tiró a matar. Esta historia requiere atención para explorar lasimilitud entre las actitudes de algunos personajes en el exilio y del gobiernocubano, que se dejan llevar por sus pasiones y sus objetivos sin medir lasconsecuencias de sus acciones.
Esta falta de madurezpolítica, ha disgregado a la disidencia; Elizardo Sánchez y otros tienen unatrayectoria meritoria y extraordinaria, pero no existe un líder que sobresalgaporque el exilio se entromete y el gobierno cubano se aprovecha de ello parafustigar a los que disienten. A esto se le agrega la caras nuevas de disidentesque frecuentemente aparecen y una vez documentan su encarcelamiento procuransalir del país.
Encima, los cubanosque llegan a Estados Unidos ya no son exiliados, sino inmigrantes, porque susmotivaciones aparentan ser de carácter económico. Constantemente viajan a Cuba porquela ley lo permite y hasta hacen negocio. Este proceder desmerita la posición delos intransigentes, los mismos que no reparan en usar a los disidentes paramantener su estatus político en Miami. Por otro lado, el gobierno cubano tampocoavanza y permanece estancado en una posición que es tan vieja como el trajecolor olivo que les viste. Eludir que la represión existe en Cuba es fantasear,ya que ningún cubano muere en huelga de hambre sin tener una razón contundente.Nadie pretende que Cuba sea un país capitalista, simplemente que ofrezca a susciudadanos más libertad y control en la elección de sus vidas para progresar yelegir un futuro mejor.
En fin, ambos lados persisten en tergiversar lainformación para afincar sus posiciones sin importarle un bledo el destino deCuba, pero el tiempo corre. Fidel, Raúl y demás son octogenarios y no son eternos; también la salud deChávez flaquea y la democracia de Estados Unidos es débil porque susgobernantes son apoyados por el dinero de los cabilderos en Washington. Nada esigual que ayer, el comunismo no ha dado resultado, el capitalismo ha sufrido unduro golpe y las dictaduras tienden a desaparecer. ¿Acaso pretenden morir consus convicciones? Los grandes avances de la humanidad se han conseguido porhombres y mujeres de carácter estoico y por líderes que no son mediocres.

Anuncios

Un pensamiento en “Tan Fácil y Tan Difícil

  1. Pingback: 26 abril 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s