La televisión

¡Sólo Verdades!

30 de noviembre de 2012 Héctor Lemagne Sandó:.

“Cuando el ciclo de las ciencias esté completo, y sepan cuanto hay que saber, no sabrán mas de lo que sabe hoy el espíritu, y sabrán lo que él sabe.” José Martí

Creo que la televisión es el invento más notable y trascendental y del Siglo XX. La TV nos permite trasladarnos por medio de la pantalla a los más intrincados, lejanos y desconocidos países del mundo. Podemos apreciar a larga distancia las maravillas del mundo en que vivimos, y en estos tiempos hasta de los distintos planetas que componen nuestro universo. Gracias al maravilloso invento de la TV existe el Video, la PC, La Internet y hasta el IPhone. A propósito cuando en los 90 empezó la fiebre de Internet le preguntaron a un “experto” ¿Qué sucedería con el periódico? Y contestó que el periódico llegó para quedarse. Quisiera ver que diría ahora, porque ha habido mas de un periódico y una famosa revista que tuvo que cerrar sus puertas a futuras publicaciones.

La Televisión tiene cosas positivas, pero también muy negativas. Y una de las más negativas es la adicción que produce. Nos es casi imposible quitar la vista de la pantalla. Las mujeres, y muchos hombres también, no dejan de ver las novelas o series, sobre todo hispanas.

Cuando quien escribe trabajaba como maestro bilingüe en la ciudad de Nueva York no ignoraba que mis alumnos ocupaban mucho tiempo frente a la TV. Los maestros, además de ser permanentes e íntegros líderes, deben poseer, entre otras aptitudes, el poder de la comunicación efectiva, extraordinaria creatividad y óptima capacidad de adaptarse a los tiempos actuales. Muchas veces, por ejemplo, les asignaba como tarea ver el instructivo programa “Jeopardy” o escoger tres comerciales que le gustaran y otros tres que no, y que hicieran un ensayo exponiendo las razones por las cuales pensaban de una u otra forma, entrando en detalles sin dejar de mencionar el tiempo de duración de cada uno, la calidad y la música empleada, etc. Después debían discutirlo en clase.

Las comparaciones no siempre son buenas, pero en ocasiones es necesario hacerlas. La programación en los canales hispanos deja mucho que desear. Una muestra es la cantidad de errores garrafales y equivocaciones que cometen las personas que anuncian el tiempo, el tránsito y propagan las noticias. Sin embargo en la TV estadounidense se puede notar la fluidez en la comunicación y el profesionalismo de quienes realizan la misma labor. Por otro lado la cantidad de novelas, películas de violencia, y series que en mi opinión no enriquecen, en absoluto, nuestro intelecto. ¡Al contrario lo adormecen! Creo que expresé en un artículo anterior que la TV hispana tiende a ser racista porque nunca he visto a un hispano con la piel negra conduciendo un noticiero en español. Sin embargo en los noticieros anglosajones donde hay dos blancos, en medio de ellos hay un negro.

Es preocupante más que asombroso el inesperado avance que existe en el campo de la tecnología moderna. Nos llega un estudio donde explican que ya no somos capaces de utilizar nuestra mente como es debido porque dependemos de los aparatos con memoria. Antes memorizábamos los números telefónicos, fechas de nacimiento, direcciones, etc. Hoy no es necesario, pues todo lo tenemos archivado en los teléfonos y las computadoras. ¿Quién le iba a decir a Dick Tracy, en los años 50, que el relojito con el cual se comunicaba a larga distancia era una fantasía que nadie creería se volviera realidad algún día. ¿Quiere hacer una prueba que hago cada vez que tengo la oportunidad? Pregúntele a un adolescente que grado cursa en la escuela, y cuando le responda inquiérale sobre una operación de aritmética por ejemplo. Si le contesta, es después de varios minutos y hasta con los dedos tuvo que contar. Sin embargo el mismo estudiante maneja la PC y el teléfono celular con una rapidez indiscutible.

Le damos gracias a Dios que nos ha permitido vivir estos maravillosos tiempos modernos, y también el del Siglo pasado. ¿Imaginan ustedes a un José Marti con Internet? ¡Estoy seguro que viviríamos en un mundo mejor!

Muerte de Edmundo García

Oscar Peña

Me da mucha alegría saber que Edmundo Garcia está vivo. No es mi amigo, ni tengo relaciones con él, pero es un ser humano.

Ayer me llego por e-mail, facebook y mensajes de texto telefónico informaciones sobre la muerte de Edmundo García en la Habana y mí reacción fue de pena y dolor por la ida de una persona aun muy joven.

Además detrás de cada muerte hay mucho dolor de padres, hijos, familiares y personas que aman a su gente.

A los adversarios se les trata de vencer con argumentos, razones e ideas y no deseándoles la muerte.

OP

Activista Cubano Pro derechos Humanos

Carlos Alberto Montaner agradece invitación a seminario en La Universidad de Santiago de Cuba

Universidd de Oriente. Foto publicada en el sitio del centro universitario

Buen Día:
La Universidad de Oriente, de Santiago de Cuba, tiene el placer de
invitarlo al IV Foro Social Universitario, que se celebrará del 4 al 8 de
marzo del 2013, nos encantaría que participara, a continuación le enviamos
la convocatoria del Evento.
Aunque nuestra ciudad fue seriamente afectada por el paso del evento
meteorológico “Sandy”, continuamos con las mismas expectativas de
desarrollar esta actividad, ya que la misma es de vital importancia para
incentivar el debate y la reflexión entre los jóvenes de hoy, algo
realmente valioso en estos tiempos.
En caso de propuestas, dudas o sugerencias pueden responder a esta dirección.
Atentamente: Comité Organizador
“Que la dureza de estos tiempos, no nos haga perder la dulzura de nuestros
corazones”
Ernesto Ché Guevara.
_PLEGABLE

FORO SOCIAL‏

Acciones

Carlos Alberto Montaner (montaner.ca@gmail.com)

24/11/2012

Para: forosocial@eventos.uo.edu.cu

Gracias por la invitación. Parece un evento interesante. ¿A quién me dirijo para ultimar los detalles? Un saludo,

Carlos Alberto Montaner

En Demanda de la Libertad de Antonio Rodiles

Montaje publicado en la página de Facebook de Estado de Sats

A los organismos internacionales de derechos humanos

A la Opinión Pública Internacional

Los que suscribimos esta petición, residentes en diferentes países del mundo, hacemos un llamado urgente a favor del comunicador y activista pacífico Antonio Rodiles, ciudadano cubano y creador del Proyecto audiovisual Estado de Sats, dedicado a promover el libre flujo de las ideas mediante entrevistas y debates que circulaban a través del espacio cibernético, quien fuera golpeado y encarcelado el pasado 7 de noviembre por las autoridades cubanas y sometido a un proceso preparatorio de encausamiento para ser condenado.

Las últimas actividades de Rodiles, por las cuales pudieran pretender su procesamiento fueron haber promovido el documento Demanda Ciudadana por otra Cuba el pasado 11 de junio y subscrito por más de mil doscientos cubanos residentes dentro y fuera de Cuba donde se reclamaba al Gobierno Cubano la ratificación de los pactos internacionales de derechos humanos firmados por representantes del Gobierno Cubano en Nueva York el 28 de febrero del 2008, escribir un artículo el pasado primero de agosto publicado en Diario de Cuba en que condenaba las arbitrariedades de ese gobierno “por descalificar y silenciar las voces independientes que brotan de la sociedad cubana” y por reclamar la libertad de la abogada independiente Yaremis Flores el pasado 7 de noviembre..

Estamos absolutamente en desacuerdo con la represión contra personas y organizaciones, no importa sus credos ideológicos o políticos, que tratan de presentar sus puntos de vista sobre el presente y el futuro de una patria que nos pertenece a todos los ciudadanos y ciudadanas. Y en consecuencia condenamos acciones represivas como las ejercidas contra Rodiles.

Exhortamos a todas las personas partidarias de la defensa de la libertad de expresión, que se unan a esta demanda por la libertad de AntonioRodiles.

Dado a los 23 días del mes de noviembre de 2012.

Manuel Carlos Acosta Acosta, empresario, professor universitario e investigador, México.

Pedro Albizu-Campos Espineira, arquitecto, Florida, Estados Unidos.

Irma Alfonso Rubio, arquitecta, España.

Osvaldo Alfonso Valdés, director de revista Misceláneas de Cuba, Suecia.

Dora Amador, periodista, Florida, Estados Unidos.

Wilfredo Armesto Coll, médico, Colombia.

Marlene Azor Hernández, socióloga, Cuba-México.

Roland J. Behar, agente hipotecario, Florida, Estados Unidos.

María Elena Blanco, escritora, Austria/Chile.

Juan Antonio Blanco, historiador, Canadá.

Néstor F. Campos, empresario, República Dominiacana.

Luis Casacó, profesor y empresario, Uruguay

Rolando H. Castañeda, economista, Washington D.C. Estados Unidos.

Siro del Castillo, artista plástico, Florida, Estados Unidos.

Manuel Castro Rodríguez, profesor universitario, Panamá.

Raúl E. Colón Rodríguez, traductólogo, Canadá.

Lázaro Cuesta Collazo, mecánico, Florida, Estados Unidos.

Armando Chaguaceda, politólogo, Cuba-México.

Carmen Díaz, psicóloga, Florida, Estados Unidos.

Ramón Díaz, economista, Florida, Estados Unidos.

Manuel Díaz Martínez, escritor, Gran Canaria, España.

Haroldo Dilla Alfonso, sociólogo, República Dominicana.

Carlos M. Estefanía, periodista y pedagogo. Suecia.

Ignacio Estrada Cepero, periodista independiente y Director de Liga Cubana Contra el SIDA.

René Luis Falcón Santana .ingeniero aeronáutico, España.

Claudio Fernández, periodista independiente, México.

Javier Figueroa, historiador, Puerto Rico.

Reinaldo Gómez Ballina, editor, Ginebra, Suiza.

Reinol González, editor, Miami, Florida.

Boris González Arena, historiador y cineasta, La Habana, Cuba

Tania González Domínguez, activista de derechos humanos, Cuba.

Arturo González Dorado, empresario, Reino Unido.

Ileana de la Guardia, neuropsicóloga, Francia.

Vicente R. Gutiérrez , CPA-Economista, ex-General Manager y ex-Professor, España.

René Hernández Bequet, sindicalista, Florida, Estados Unidos.

Ariel Hidalgo, maestro, Florida, Estados Unidos.

Faisel Iglesias, jurista y escritor, Puerto Rico.

Leannes Imbert Acosta, Activista LGBT, Cuba.

Wendy Iriepa Diaz, Blogger, Defensora de derechos de la comunidad Transexual, Cuba

Ivanova Irizarry, traductora independiente, Virginia, Estados Unidos.

Alexis Jardines, filósofo, Puerto Rico.

Eduardo Lamora, cineasta, Francia.

Felipe Lázaro, poeta y editor cubano

Mónica López, traductora, New York, Estados Unidos.

Pedro Ramón López, empresario, República Dominicana.

Sergio López Miró, empresario y publicista, Florida, Estados Unidos.

Alfredo López-Ramos, artista visual, Florida, Estados Unidos.

Jorge Martínez Jorge, empresario y escritor, Uruguay.

Jorge Masetti, periodista, Francia.

Alejandro Medina Bermúdez, professor universitario, España.

Dora L. Mesa Crespo, activista de la sociedad civil, Cuba.

Arnoldo Muller, activista político, Florida, Estados Unidos.

Rinaldo Miguel Nodarse Hernández, Médico Psiquiatra, Madrid, España

Luis Mario Ochoa, músico, Toronto, Canada.

Jorge Olivera Castillo, escritor, periodista y presidente del Club de Escritores de Cuba, Cuba.

Enrique Patterson, ensayista, Florida, Estados Unidos.

Oscar Peña, activista de derechos humanos, Florida, Estados Unidos.

Roberto Poveda, músico, Nueva York, Estados Unidos.

José Prats Sariol, profesor universitario, Arizona, Estados Unidos.

Ricardo Puerta, sociólogo, Honduras.

Jorge Rodríguez Beruff, profesor universitario, Puerto Rico.

Pablo Rodríguez Carvajal, comunicador, Florida, Estados Unidos.

Rodolfo Rojas Companioni, ingeniero, New Jersey.

Danny Roque Gavilla, Sociólogo, Sacerdote Jesuita, La Habana, Cuba

Carlos Saladrigas, empresario, Florida, Estados Unidos.

Arnoldo Tauler, escritor Florida, Estados Unidos.

Alfredo David Zayas Cañedo, físico médico, México DF.

Alfredo Zayas Jr., programador, Florida, Estados Unidos

Grupo Concordia

Para añadir su firma, enviar nombre, profesión y país o Estado de residencia a Ariel Hidalgo Infoburo@aol.com: Este documento puede tambien ser leido en la página de Concordia: http://concordiaencuba.blogspot.com/

Exceso, defecto y censura

Por Héctor Lemagne Sandó

“Pena da a veces ver cómo cortejan ciertos periódicos a la muchedumbre: le halagan sus gustos; le sacrifican su propia cultura; se fingen por complacer, vulgares y brutales; se echan encima por la esperanza de la propina, el arreo servil y la sonrisa dolorosa de los lacayos”
José Martí

Llama la atención como algunos blogs publican artículos donde sus autores sólo hablan de ellos mismos alabándose como si no tuvieran abuelitas. En ocasiones hacen anécdotas de sucesos ocurridos hace 50 años en que los únicos y más importantes protagonistas son ellos, acompañan fotos donde se ponen como primeros, se dan títulos, grados y recuerdan nombres con fenomenal memoria. Me maravilla, y me río como exponen los hechos en forma de novela. ¡No me digas lo que has hecho, dime lo que estas haciendo! Es tanto el exceso del culto a la personalidad que en ocasiones tenemos que parar la lectura porque nos provoca vergüenza ajena. Pero lo mas lindo es ver como algunos babosos contribuyen a engrandecer esos egos enviando mensajes felicitando a los dueños del blog por tan “certeros” análisis que hicieron tal día. Es lo mismo que hacen en Cuba: Fidel felicita a Raúl y Raúl a Fidel. Creo que en José Martí están todas las respuestas, por eso siempre lo cito, pues tengo una deuda de gratitud con él, Martí también dijo: “No se ha de escribir para hacer muestras de sí, y abanicar como el pavón la enorme cola; sino para bien del prójimo, y poner fuera de los labios, como un deposito que se entrega, lo que la naturaleza ha puesto del lado adentro de ellos.” Algunos blogs cubanos comenzaron con muy buenas intenciones, pero se han convertido en constante figurao, ego, críticas y ataques a los demás porque manifiestan opiniones que están en desacuerdo con las de ellos, etc. El día que todos pensemos de la misma forma el mundo deja de ser mundo. Algunos deben entender que cada cual tiene su propia forma de lucha y su propia forma de pensar. Cada cual lucha por la libertad de Cuba a su manera, con sus recursos, sus pensamientos e ideas y debe ser respetado. Algunos han monopolizado el problema cubano de tal forma, que piensan que Cuba y su libertad pertenece exclusivamente a ellos. Hace varios años existía el blog “Somos cubanos” dirigido magistralmente por Alexis Molina (quien tiene vastos conocimientos en computadora e Internet,) que eventualmente canceló por la cantidad de mal intencionadas criticas y ataques cibernéticos.

A Radio MAMBI la dejé de escuchar por algunos años cuando el asunto de Gloria Estafan, y el disco de las 90 millas con Carlos Santana, porque un radioyente llamó para hablar del tema y Armando Pérez Roura le dijo que de ese tema no se podía hablar. ¿Por qué? Porque Pérez Roura es amigo de los Estafan, (Dicho por él mismo.) Y estaba en desacuerdo con lo que iba a expresar el oyente. Creo que cuando el asunto es de Patria hay que ponerla primero, la amistad y lo otro después. Pero esto es una cadena, porque cuando criticas a sus amigos “virtualmente” te conviertes en enemigo de los que hasta ayer fueron “amigos”. Tenemos el gran defecto de creer que siempre tenemos la razón, y rehusamos escuchar las de los demás. ¿A quién no le gusta la miel en los oídos? ¡A los cubanos nos encanta escuchar lo que queremos oír! Tengo un buen amigo que coincide en muchas cosas conmigo, pero cuando no está de acuerdo, lo señala y seguimos la amistad. Cuando no eres capaz de decirle a las personas lo que está haciendo mal estas contribuyendo a que siga cometiendo el mismo error. ¿O es que no significa más que ironía que estemos sin libertad en Cuba por casi 54 largos años? Vale la pena repetir, cuando estaba Agustín Tamargo vivo llamó un oyente a RM y dijo: “José Martí se debe estar revolviendo en su tumba cada vez que ustedes lo mencionan, porque Martí hizo la revolución en unos cuantos años, con un solo traje, con huecos en los zapatos, pasando hambre y todo el dinero que recogía era para la causa por la libertad de Cuba. Ustedes se mueven en carros del año, con trajes de mil dólares, Rolex y más, sin embargo Castro sigue ahí” En esa emisora no se puede criticar a Jorge Ramos por la evidente parcialidad que tiene hacia los ILEGALES. Tampoco a los que tienen relaciones políticas y/o amistosas de algún tipo con ellos. Los cubanos de Nueva York tenemos una visión distinta a los cubanos de Miami. Por algo estamos más cerca de la ONU, de la Misión cubana y hasta de Washington, donde podemos hacer las protestas a favor de Cuba y su libertad rapidísimamente. Aunque seamos poquitos podemos hacer mucho y efectivo. El asunto es que los que tienen un micrófono a su disposición, aparte de tener la última palabra, pueden hasta manipular la opinión del radio oyente. Existe un periodista en la TV y radio anglosajona, Bill O’Reilly, que acostumbra a dar la última palabra al entrevistado, desde luego después que O’Reilly lo ha hecho trizas el entrevistado se hunde más. Quisiera tener respuestas a estas preguntas: ¿Qué congresista o senador cubano americano ha solicitado una audiencia con el presidente de EU, demócrata o republicano, para abogar por el perdón de Eduardo Arocena? ¿O al menos trasladarlo cerca de su familia? ¿Qué congresista o senador cubano americano ha pedido el cese de la obsoleta ley Kennedy Krushov? * ¡Una de las causas de nuestra permanencia en el exilio! ¡Basta de demagogia y política barata! Hagamos lo que tenemos que hacer y pongamos a un lado los intereses personales!

A todos nos gusta el estimulo, pero en exceso es malo. Aquí tenemos un gran problema. Todos creemos que tenemos la razón. Cada cual hala para su lado, nadie quiere ceder un ápice. Nadie quiere dar su brazo a torcer. Les tengo muy malas noticias. Estamos caminando por el sendero equivocado. (54 años. ¿Se acuerdan?) Todo esto no está desvinculado de la indebida e injusta censura que en los medios, y también, ¿Por que no? En los blogs se aplica a las opiniones, artículos y comentarios que con muy buenas intenciones y con sus criterios muy particulares hacen personas que sólo desean manifestar esa, su opinión.

Creo que cuando una persona adquiere uso de razón, criterio propio y conciencia debe actuar acorde con su razón de vivir. Pues hay algo mas; Si no estas aspirando a un puesto político, o concurso de popularidad, y eres poeta, pintor, músico, escritor, político expresa tus ideas y conocimientos con toda la sinceridad del mundo. ¿Pues qué te puede importar lo que digan los demás? No te preocupes si otros te censuran. No te preocupes si otros están o no de acuerdo contigo. No te preocupes si no te publican tu obra. ¡Lo publica tu conciencia!

La salud en Cuba: Mitos y realidades

Por Darsi Ferret Ramirez

Uno de los pilares al que echa garra el gobierno cubano para justificar sus llamadas conquistas sociales, en su más de medio siglo de permanencia en el poder, es el Sistema de Salud Pública. Este ha contado con ciertos avances sociales, como es el de la cobertura de salud universal, pero sobre todo, cuenta con un eficiente aparato de propaganda que vende con bastante éxito el mito de “Cuba potencia médica”.

Antecedentes

La historia recuerda que finalizada la guerra de independencia, en 1898, la isla se encontraba devastada, prácticamente desprovista de instituciones de Salud y la población padecía una elevada incidencia de enfermedades infecciosas. Eran frecuentes las muertes a consecuencia de la hambruna, por disentería y a causa de enfermedades contagiosas como la tuberculosis, la malaria, la fiebre tifoidea y la fiebre amarilla, entre otras patologías. Esa situación de insalubridad llevo a la administración norteamericana durante el periodo de ocupación, 1898-1902, a poner en práctica importantes acciones en materia de salud pública, como lo fueron la creación de instituciones médicas, las campanas de higienización en las ciudades y la lucha contra las enfermedades infecciosas.

Con el nacimiento de la República, a partir de 1902, prestigiosos galenos bajo la dirección del Dr. Carlos J. Finlay continuaron los esfuerzos por mejorar las condiciones de salubridad en la isla. En poco tiempo los resultados se hicieron notables; disminuyó la mortalidad por tétano infantil, se erradicó la fiebre amarilla y se creó en 1909, la Secretaria de Sanidad y Beneficencia, que resulto ser el primer Ministerio de Salud Pública del mundo.

En los años siguientes se fue consolidando el desarrollo de la Medicina, apoyado en tres sistemas: el sistema nacional de salud estatal, el sistema privado y las clínicas mutualistas o de asociados. Este hecho conllevo a que los índices de salud de la nación fueran reconocidos como de avanzada, y que los profesionales e instituciones médicas y la escuela de medicina cubana tuvieran una alta calidad y disfrutaran de reconocido prestigio internacional. Por esos años la atención de salud paso a ser reconocida como un derecho de las personas.

Aportes

Entre los aportes de relevancia mundial que los galenos cubanos aportaron lograron durante la primera mitad del siglo XX destacan:

· El descubrimiento del agente transmisor de la fiebre amarilla y sus medidas preventivas, por el Dr. Carlos J Finlay, que además formuló la teoría metaxénica del contagio de enfermedades infecciosas, que sentó las bases para el desarrollo de la arbovirología y la artropodología médica.

· La introducción de la vacunación en Cuba por el Dr. Tomás Romay, para lo que, como ejemplo, inoculó primeramente a sus hijos.

· Los inventos o modificaciones de más de 28 instrumentos destinados a la exploración o cirugía renal por el Dr. Joaquín Albarrán, además de otros importantes descubrimientos de su autoría relacionados con el aparato urinario.

· El Dr. Agustín W. Castellanos fue propuesto para el premio Nobel de Medicina por descubrir la angiocardiografía, procedimiento que facilitó el posterior desarrollo de la cirugía cardiovascular.

· El invento de la micro reacción por el Dr. Alejandro Chediack para el diagnóstico de la Sífilis mediante una gota de sangre, que fue rápidamente aceptado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Podríamos seguir mencionando otros avances en el campo de la medicina, pero nos excederíamos en los límites del presente trabajo.

Sin embargo, no todo fue positivo en el Sistema de Salud Pública de la etapa pre-revolucionaria. La inadecuada distribución geográfica de sus servicios creó notables diferencias entre la cobertura médica en las ciudades y las marcadas insuficiencias que existieron en las zonas rurales. También, entre otros problemas, tuvo una incidencia negativa el alto nivel de corrupción que caló en las estructuras del sistema.

No obstante, las deficiencias de la salud pública buscaban compensarse con los servicios que ofrecía el Sistema Mutualista o Cooperativo, cuyas instituciones sanitarias surgidas en tiempos de la Colonia, y conocidas como Quintas o Clínicas, se convirtieron en las precursoras de los HMO de EEUU. Esta modalidad contaba por los años cincuenta con aproximadamente millón y medio de asociados, y brindaban una excelente atención profesional en condiciones de confort e higiene apropiadas.

Los asociados del servicio mutualista o cooperativo, por una mensualidad módica de 2 pesos en su mayoría y un máximo de 10 en las clínicas mas caras, tenían garantizado su derecho a consultas con todo tipo de especialistas, el uso de laboratorios y toda clase de exámenes médicos, además de acceso a medicamentos, cirugías, ingresos con habitación para el enfermo y su familiar, incluyendo tres comidas y meriendas diarias para ambos, y adicionalmente podían disfrutar de actividades recreativas y culturales en los centros pertenecientes a esas instituciones.

La Revolución

El triunfo del proceso revolucionario, en 1959, provocó profundas transformaciones en todas las esferas de la vida nacional. El rumbo socialista se labró mediante la adopción de medidas de carácter popular, como fue en la esfera de la salud la implementación del Sistema Médico Rural. Los beneficios sociales se basaron en la estatización de propiedades y la confiscación de bienes, hasta llegar a la enajenación de las propiedades individuales de toda la sociedad.

A consecuencia de esa situación se produjo un éxodo masivo, con el que emigró un importante número de dueños de estas unidades asistenciales, accionistas de instituciones mutualistas o cooperativas, propietarios de laboratorios farmacéuticos y droguerías, y muchos otros profesionales de la salud. Por su parte, el gobierno decretó la Ley No. 959, el 1 de agosto de 1961, que estipuló la rectoría, por parte del Ministerio de Salud Pública, de todas las actividades relacionadas con la medicina en el país.

La consolidación del Sistema Nacional de Salud era ya una realidad en 1970. Para esa fecha el gobierno revolucionario había logrado someter a su control y dominio todas las actividades de asistencia médica, asistencia social, al igual que las de producción, distribución y comercialización de medicamentos y equipos médicos, quedando de esta forma eliminadas todas las modalidades de servicios médicos privados e independientes, incluyendo las empresas extranjeras, los empresarios nacionales, la Iglesia, prohibiéndose incluso las tradicionales organizaciones o sociedades independientes de profesionales del gremio, como sucedió en el caso del Colegio Médico Nacional, disuelto por mandato oficial el 30 de abril de 1966.

El influjo Soviético

Los enormes subsidios procedentes de la desaparecida Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), permitieron que durante las décadas del 70’ y 80’ se extendieran los servicios de la salud estatal hasta brindarle cobertura gratuita a toda la población. También se posibilitó la modernización y ampliación de la red de instituciones médicas, la implementación de planes masivos de formación de profesionales de la salud, la adquisición de tecnologías y equipos modernos, la creación de institutos de investigación, y la puesta en práctica de importantes programas de salud enfocados en la prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y control de enfermedades.

De esa época constituyen beneficios el mejoramiento de indicadores tales como: la erradicación de los casos de poliomielitis, la significativa disminución de la mortalidad por patologías infecciosas y parasitarias, y la reducción del número de muertes por tuberculosis. También se cuentan como logros el incremento del parto institucional, la reducción mantenida de la mortalidad materno-infantil y el incremento de la esperanza de vida.

Tras la caída del bloque socialista, en los años 90, desapareció la llegada de los cuantiosos recursos enviados desde la URSS, lo que desató una profunda crisis nacional. En la esfera de la Salud el desabastecimiento causo un marcado declive en los servicios, se abandonaron o restringieron muchos de los programas existentes, y la población sufrió los efectos de un marcado retroceso en indicadores claves, como el bajo peso al nacer, la mortalidad materna, el aumento de la desnutrición, la incidencia de enfermedades infecciosas, y se evidenciaron las graves limitaciones estructurales propias del diseño de la llamada medicina revolucionaria.

El deterioro inicial

En la actualidad el gobierno y sus apologistas se aferran a la manipulación de la realidad de la medicina cubana. Sostienen el mito de avances que ya no existen, mientras que el cuidado de salud de la población resulta en un calamitoso desastre, a consecuencia del deplorable estado de las instituciones y el continuo deterioro en los servicios asistenciales.

Como todas las demás esferas de la vida nacional absorbidas por el Estado, el Sistema de Salud Pública funciona de acuerdo a los intereses políticos del gobierno. Esta razón transformó su sentido científico y humanista, y estableció una concepción impersonal que dispone a médicos y pacientes en función del gobierno. Tal sumisión al Estado ha creado mecanismos que generan niveles insostenibles de burocracia, corrupción e ineficiencia.

A la crónica carestía de recursos materiales de los últimos años se le suman otros factores que contribuyen de modo determinante con el descalabro de la Medicina. De modo general, los profesionales del sector están desmotivados, ya que trabajan por salarios que no les proporcionan un poder adquisitivo real, y que ni siquiera les garantiza cubrir las necesidades más elementales; tómese como referencia que un médico especialista percibe un salario mensual de unos 23 dólares, según el cambio oficial de 24 pesos por dólar.

Las pésimas condiciones de trabajo también condicionan un generalizado índice de frustración entre los profesionales, que se ve reforzado por la supresión de las libertades y la creatividad personal. Ejemplo de ello es la reciente carta enviada al gobernante Raúl Castro por los galenos del servicio de cirugía del Hospital Calixto García, quienes describen un cuadro alarmante de la sanidad, responsabilizan al gobierno de sus causas y reclaman soluciones urgentes para poder brindar a la población servicios médicos adecuados.

No menos perjudicial resulta la sustitución de los selectivos planes de estudios que regían la formación médica y de los demás trabajadores del sector antes de 1959, con los programas masivos y emergentes en muchas especialidades, que no toman en consideración la capacidad de los aspirantes ni su vocación profesional, así como el rigor y preparación de los profesores, lo que da lugar a una sensible disminución en la calidad de los egresados.

Son aún mayores las deficiencias en el campo profesional al no contar los cubanos con posibilidad de acceso al Internet en plena era de la informática, unido al déficit de literatura profesional actualizada y a la prohibición de participar en eventos académicos internacionales.

El descontento de la población cubana con el sistema de salud queda por demás justificado, por el estado ruinoso de las instituciones donde reciben asistencia médica, en su mayoría faltos de higiene, y carentes de recursos de toda índole. La alimentación de los pacientes admitidos en los hospitales debe ser provista por sus familias, junto con los implementos de limpieza para poder atenuar la suciedad de esos recintos, además de la ropa de cama, las piyamas, los recipientes para almacenar el agua, incluso en no pocas ocasiones deben resolver “por la izquierda” los medios de diagnostico y medicamentos necesarios para su tratamiento, sin olvidar por supuesto, los regalos por debajo de la mesa para los profesionales a cargo de la atención médica de estos pacientes.

En la Isla es cada vez más significativo el número de enfermos que no encuentran solución a sus padecimientos y que dependen de poder ser ayudados por sus familiares del exilio, mediante el envío de medicinas, equipos, aditamentos médicos y dinero.

Punto aparte merece el manejo oficial de las estadísticas, las que son de dominio exclusivo del gobierno, sin que esté permitida su supervisión por especialistas u otras entidades independientes. Esto hace que los resultados estadísticos del país no sean confiables, pues tienden a ser manipulados en beneficio de mantener una imagen positiva del gobierno, o simplemente se oculta determinada información profesional siendo clasificada como secreto de Estado.

Por solo citar unos ejemplos tenemos que:

· Son inaccesibles las cifras de suicidios y abortos.

· Se obliga a los médicos a clasificar como virosis inespecíficas a los pacientes con dengue u otras enfermedades infecciosas para disminuir artificialmente el número de diagnósticos de esas patologías.

· El regocijo de la baja incidencia de VIH-SIDA en el país oculta que en los últimos años el diagnostico de nuevos casos en etapa tardía o fase SIDA demuestra un evidente sub-registro en las cifras oficiales.

· Los valores de hemoglobina aceptados como normales son inferiores a los establecidos por la OMS.

· Las referencias a la baja mortalidad infantil durante el primer año de vida, por debajo de cinco por cada mil nacidos vivos, omiten que este indicador se logra con el apoyo de una indiscriminada política de abortos, que se calcula en más de 4 millones en este último medio siglo. Ante todo embarazo de riesgo a los galenos se les obliga a estimular la opción del aborto, y entre los factores de riesgo establecidos oficialmente están el hecho de que la progenitora viva en condiciones de miseria o padezca de alguna perturbación mental.

· Muchas enfermas mentales después de parir son esterilizadas sin su consentimiento o el de sus familias.

Estos procederes ilegales, al igual que la impunidad en los casos de daños por iatrogenias o mala praxis médica, se amparan en que la legislación vigente no reconoce el derecho a la indemnización de los afectados por los servicios del sistema de salud.

La ignominia

Aunque Cuba es uno de los países con mayor cantidad de médicos per cápita, alrededor de 76 mil en total, un significativo porciento de consultas y servicios médicos no funcionan por falta de personal, como resultado de la exportación masiva de profesionales y recursos médicos, enviados para las llamadas misiones internacionalistas.

Actualmente cerca de 36 mil galenos y otros profesionales del ramo laboran en más de 60 países de América Latina y África, en detrimento de los cuidados de salud de los nacionales.

La razón de esa depredación del Sistema de Salud no es humanitaria, sino política y económica. Téngase en cuenta que por la cooperación médica en el exterior, anualmente ingresan a las arcas del Estado entre unos 6 o 7 mil millones de dólares, lo que convierte esta modalidad en la principal entrada de divisas del país.

Los ilusos que aun creen la fantasía de que Cuba es una potencia médica no se engañan del todo. En la isla funciona un subsistema de salud diferenciado que oferta servicios médicos de buena calidad en instalaciones bien condicionadas y dotadas de profesionales capacitados, además de recursos médicos de todo tipo. La peculiaridad es que sus servicios son exclusivos para la atención médica de extranjeros y de los altos dirigentes de la élite gubernamental. El resto de la población tiene prohibido el acceso a esos centros, como ocurre en el Hospital Cira García, en Las Praderas, en el Centro de Investigaciones Medico-Quirúrgicas (CIMEQ), el Centro de Restauración Neurológica (CIREN), la Clínica Kohly, los mejores pisos del Hospital Ameijeiras, del Hospital Frank País, entre otros.

La realidad actual

En el ámbito de la salud resulta innegable la involución de Cuba como balance de estos últimos 53 años. La fallida estructura socioeconómica del modelo político centralizado mantiene enferma a la sociedad por los efectos traumáticos del estrés sostenido, y a consecuencia de las precarias condiciones de vida de la población.

El pueblo subsiste en medio de un cúmulo desesperante de necesidades vitales sin esperanzas de mejoría, razón que influye en la prevalencia de elevados índices de suicidio, violencia, alcoholismo, tabaquismo, patologías psiquiátricas, etc. Otra fuente de enfermedades es la crítica carencia nutricional que, en 1991, desató una grave epidemia de neuropatía, la que llegó a contabilizar 30 mil contagiados dos años después. De igual manera, la disminución en la talla de las generaciones recientes de cubanos, es el resultado directo del déficit crónico de alimentos.

Por otra parte el azote de epidemias de enfermedades infecciosas en la isla es favorecido por las caóticas condiciones higiénicas y ambientales, donde los vertederos de desechos sólidos y líquidos son parte del ornato publico e incrementan los vectores transmisores de esas enfermedades. Adicionalmente, otro importante factor en la propagación de enfermedades es la falta de agua potable, que se suministra de modo irregular, es de pésima calidad debido al tratamiento inadecuado, y frecuentemente se encuentra contaminada con albañales por el deterioro progresivo de las redes de distribución.

Fue Cuba, en 1981, el primer país en las Américas que sufrió una epidemia de dengue hemorrágico, con más de 11 mil afectados. Posteriormente se han reportado otras graves epidemias de este tipo en 1997, 2001 y 2006, sin contar que todos los años se desatan brotes epidémicos de esta enfermedad por casos importados o endémicos. Similar significación presenta la incidencia de brotes de hepatitis, conjuntivitis hemorrágicas, tuberculosis, varicela, leptospirosis, meningitis, otras virosis y enfermedades diarreicas.

Hace unos meses reapareció el cólera, luego de más de 100 años de haber sido erradicado. Los primeros casos de la epidemia se reportaron en Granma, en el oriente del país, y posteriormente han sido diagnosticados casos en otras provincias.

Como es habitual, el gobierno manipula la información y hace todo lo que esté a su alcance para ocultar la realidad sobre esos eventos lamentables, pues prioriza sus dos mayores intereses al respecto: que se sostenga el mito de sus logros en materia de salud y que no se afecte la entrada de turistas al país. Lo demás lo van paliando a base de represión y del control de la información que se divulga a través de los medios de comunicación, que, por supuesto, son propiedad del estado.

Para terminar, vale la pena hacer mención al hecho de que cuando Fidel Castro enfermó, los errores en el tratamiento aplicado por su escogido equipo médico, ocasionaron un empeoramiento de su cuadro clínico, y hubo que salir en busca de los servicios profesionales de un galeno español. Algo parecido sucedió con Hugo Chávez, pues se filtro en la opinión pública que el tratamiento recibido contra el cáncer que lo aqueja de por parte del equipo médico que lo atendió en la Habana, no fue el adecuado.

Si personajes como éstos, que disfrutan de todos los privilegios existentes en la isla, han tenido estas experiencias, ¿que se puede esperar para el cubano de a pie? Basta recordar la injustificable muerte causada por el desamparo y los malos tratos de decenas de enfermos psiquiátricos en el Hospital Psiquíatrico de la Habana, conocido como Mazorra, a finales de diciembre de 2009, lo que constituye una vergonzosa situación nunca antes vista en la isla.

Se puede concluir entonces, que el esplendor de la medicina cubana se ha evaporado al compás de la destrucción nacional, y como resultado de la inoperancia y disfuncionalidad del vigente modelo totalitario.

*Darsi Ferret Ramirez, médico de profesión. Ex preso de conciencia reconocido por Amnistía Internacional, entró a los EEUU como refugiado político en julio del 2012. Homenajeado con la Mención Honorifica del Premio Defensores de la Libertad 2009 que otorga anualmente el Departamento de Estado de los EEUU. Llevó años dedicado a la lucha pacifica en defensa de los derechos humanos. En Cuba fundó el Centro de Salud y Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas”. También fundó Cubabarometro, una encuestadora independiente. Lleva años trabajando el periodismo independiente con publicaciones en diversos medios de prensa plana y digitales. El presente estudio esta basado en una presentación del Dr. Ferret en el Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos, Universidad de Miami, en noviembre 19 del 2012.

Carta al XI Seminario Internacional del Programa diálogo con Cuba

Universidad Católica de Eichstätt-Ingolstadt, entre el 22 y 24 de noviembre del 2012 se celebra aquí el XI Seminario Internacional diálogo con la participación del cardenal cubano Jaime Ortega, Arzobispo de La Habana. Foto: Digital Cat.

Noviembre 22, 2012.

Katholische Universität Eichstätt-Ingolstadt

Ostenstraße 26-28

85072 Eichstätt

Altmuhltal. Germany.

Excelentísimo Obispo de Eichstätt, Rector de la Universidad.

Asunto: XI Seminario Internacional del Programa diálogo con Cuba.

Los medios de prensa anuncian que a partir de hoy jueves 22 de noviembre del 2012 se efectuará un encuentro en esa prestigiosa universidad entre Cuba y Alemania sobre el papel mediador de la Iglesia con el objetivo de profundizar en la comprensión y colaboración entre los dos países.

Conocemos que la Universidad Católica de Eichstätt-Ingolstadt analiza el papel facilitador del encuentro y la convivencia social a través del intercambio con todos los estamentos de la sociedad.

Además Uds. se dedican entre otros planes académicos loables al estudio de los problemas de nuestro tiempo; la dignidad de la vida humana, el fomento del derecho para todos, la calidad de vida de la persona y la familia, la búsqueda de la paz y estabilidad política, la repartición justa de los bienes del mundo profundizando en los campos económicos y de orden político para servir al bien de las naciones individualmente y de la sociedad en general, prestando básicamente atención de la ética y las dimensiones religiosas como razón para la investigación.

Es oportuno anotarles que a pesar de ser cubanos residentes en el exilio, perseguidos por la tiranía totalitaria que impera en nuestra Patria por los últimos 53 años, nos sentimos participes del presente y el futuro de nuestra Patria en un afán ciudadano en vela por lo que acontece alrededor de nuestro desenvolvimiento como nación a pesar de la limitaciones de ejercicio de opinión que abarca todo nuestro pueblo con la sola excepción del reducido grupo gobernante.

También a manera de aclaración señalamos que en Cuba desde 1959 jamás ha existido intercambio de opiniones con los gobernantes ni voluntad oficial para hacerlo y que la publicitada intervención del Cardenal cubano Jaime Ortega y Alamino se ha limitado a ser un vocero oficial de las decisiones del gobierno donde nunca la oposición ha emitido opinión.

Esperando que conocidos estos antecedentes consideren carentes de objetividad y de respaldo del movimiento opositor cubano los juicios emitidos en ese fórum por la parte cubana que no es representante del legítimo pueblo sometido a constante represión y desconocimiento.

De Uds. esperando comprensión y solidaridad con la verdad.

Los miembros de la Comisión Política del CIEPPC.

José Antonio Jiménez. Guillermo Estévez. Eduardo Ochoa

Comité Internacional de Expresos Políticos Cubanos

COMISION POLITICA

508 – 43rd. Street. Union City. NJ. 07087. EE.UU.

Tel: 201-867 6211

E-Mail: presospoliticoscubanos@msn.com

Mas información sobre el seminario pinchando aquí