Yoani Sánchez y el olvido del Ser

Marsella, 15 de marzo de 2013.

Recordada Ofelia:

Estamos pasando un fin de semana en Marsella, lejos de ese bello París cubierto por la nieve que dejamos ayer. Estoy sentado en una mesa de un café en el Viejo Puerto para enviarte este interesante escrito del gran amigo, poeta disidente cubano Yndamiro Restano. Me llegó ayer desde Miami, capital del exilio cubano.


“La mentalidad autoritaria, presente en la nación cubana, se ha puesto de manifiesto en el ataque realizado por los extremistas sin escrúpulos que la encarnan, contra una dama, que ha hecho gala de poseer más coraje que sus detractores. Más allá de ideologías y falsas poses patrioteras, los autoritarios se han unido: Los unió Yoani. En esta maravillosa ensalada mixta permanecen unidos lo peor de la derecha y de la izquierda, amén de los oportunistas y los cínicos que mienten por miedo o por interés. Defender a Yoani es defender la libertad y el amor. Atacarla: pisotear flores con la coz terca del autoritarismo. Nunca olvido la fábula del puerco que echa fango sobre la luciérnaga. Entonces, la pequeña luciérnaga le pregunta: ¿Por qué me echas fango? Y el puerco responde: Porque tú alumbras. Mi apoyo a Yoani Sánchez, por no olvidar su Ser y alumbrar a riesgo de quedarse sola. Es mejor quedarse solo inundado de luz, que ir de comparsa con quienes se guían por el patético concepto de que el fin justifica los medios.

En un primer acercamiento, durante la lucha pacífica por desmontar el totalitarismo en Cuba, hay tres momentos importantes: cuando se constituyeron las primeras organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, la creación del periodismo independiente y la iniciación de información independiente mediante la utilización de la nueva tecnología. En este tercer punto, Yoani Sánchez ha jugado un papel importante. El periodismo independiente lo iniciamos unos colegas y yo, con el objetivo de ofrecer información alternativa a los panfletos reiterativos de la burocracia gobernante. Obviamente, la primera organización de prensa alternativa, la Asociación de Periodistas Independiente de Cuba (APIC), funcionó con muchas dificultades y riesgos hasta que la idea llegó a las conciencias de muchos corresponsales y activistas. Entonces, poco tiempo después, Yoani y otros cubanos de mentalidad democrática constituyeron toda la red mediática de blogueros y activistas de prensa armados con las nuevas tecnologías informáticas.

Sin embargo, los extremistas de ambas orillas, no respetan la heroicidad de esta dama y de su esposo, que han abierto un camino interesante junto a Osvaldo Payá, Antonio Rodiles y otros demócratas de prestigio dentro de la isla. La Revolución Cubana que nació de los sueños de libertad de la Generación del Centenario murió a manos de la Siberia Estalinista, que se puso de manifiesto de manera clara, en el golpe de estado contra el presidente Manuel Urrutia. Lo único que puedo decir es que tengo miedo, tengo mucho miedo, dijo en frase memorable, poco tiempo después, Virgilio Piñera en la reunión de Fidel Castro con los intelectuales. Más tarde, paso a paso, la Siberia Estalinista fue estructurándose en una burocracia represiva, fría e insensible. Pues bien, desde ese escenario árido, donde la represión va logrando que los seres humanos se olviden de su propio Ser, surgió esa sobreviviente creativa que hoy atacan con saña y al unísono lo peor de la izquierda y de la derecha cubanas. Los extremistas y los oportunistas se mantienen fieles a su destino, que no es otro que perder su hegemonía dictatorial sobre la nación cubana. Por eso, actúan desde la vulgaridad y la amoralidad, para que el tiempo los convierta en residuos de los momentos más aciagos de Cuba. Actúan dominados por las bajas pasiones. Su estrategia es solazar sus instintos primitivos y su táctica es destruir, intrigar, pisotear con rabia. Pero dan los extremistas coces contra el aguijón, porque el tiempo está a favor de la libertad. De aquí, este mensaje para Yoani Sánchez, cubana buena:

Yoani, no te sientas sola, no tengas miedo, sigue razonando desde el amor y la reconciliación nacional, que tu espíritu liberado de todas las cadenas, al volver sobre sí mismo, inevitablemente se encontrará con los demás. Ser es amar”. Yndamiro Restano

Como de costumbre, Yndamiro nos ofrece un documento para reflexionar y que se presta al debate de ideas. Te ruego que como sueles hacerlo, lo hagas circular en nuestra querida San Cristóbal de La Habana, entre amigos y familiares.

Un gran abrazo desde el sur de Francia,

Félix José Hernández.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s