NUEVA CARTA DEL POETA SERGIO GALÁN PINO

Miami, octubre de 2012, Demetrio Café. Al centro Roberto Cazorla y a la derecha Sergio Galán.

Miami, octubre de 2012, Demetrio Café. Al centro Roberto Cazorla y a la derecha Sergio Galán.

París, 8 de mayo de 2013.

Querida Ofelia:

Aquí tienes la segunda carta que recibí desde Miami de nuestro amigo poeta y periodista Sergio Galán Pino.

Un abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Miami, 2 de mayo de 2013.

Estimado amigo y colega:

Analizando esas acertadas respuestas que hubiste de darle al periodista Agustín Ragugni, durante la entrevista que te hiciera para Radio Miami Internacional, he considerado que en lo que te expuse anteriormente, mi percepción general sobre la misma, no estuvo plenamente manifestada, (por razones de espacio y tiempo) razón por lo cual, considero, obviamente, que quedó inconclusa, como consecuencia, precisamente, de esa explícita generalización conceptual que me apresuré a hacer, y que, lógicamente, podría aparecer o resultar insustancial – en aquella apreciación analítica que hube de hacerte) por lo que me permito exponerte ahora, un enfoque, que quizás no sea, lo esencialmente concluyente, pero que lleva implícito, mi más sincero interés en darte mi humilde opinión sobre uno de los más controversiales tópicos, que en la misma se abordan.

Comenzaré pues, por decirte que las noticias aparecidas ese día (o en días anteriores) en los diarios parisinos Le Parisien y Le Figaro, no se pueden considerar como hechos accidentales, mirados en conjunto, en el convulsionado acontecer cotidiano de la Ciudad Luz (me refiero en concreto al cierre momentáneo del Museo del Louvre, para proteger a los turistas) sino que son, mas bien, las consecuencias lógicas (sin que se considere esto un intento mío, de trazar un virtual parámetro innecesario) de una civilización, paradójicamente en decadencia , bajo el flagelo in crescendo, de la aberrante descomposición moral, de la frágil sociedad que la integra.

Creo haberte expuesto anteriormente , que nuestro mundo actual, atraviesa por una aguda crisis de valores morales, pérfidamente subvertidos, por la irrazonable incubación en el mismo, de una sociedad materialista, que enclaustrada en las más frívolas e intrascendentes cuestiones, pretende esconder la cabeza – como el avestruz frente al peligro, en la arena de la más absurda y reprochable indiferencia.

Por eso, quiere subrayarte que la delincuencia en París, que tú – con lógica indignación – denuncias, a través de la antedicha entrevista, no es un fenómeno social aislado que sólo le concierne a Francia, sino casi un estilo de vida de una gran parte de los adolescentes de los dos hemisferios, cuya razón radical es una absoluta ausencia de ideales, producto de tempranas frustraciones.

Y así, casi como en un accidente pnemotécnico, a mi mente acude,( acaso por una inevitable asociación de ideas) aquellos versos inmortales de Los Motivos del Lobo, de Rubén Darío y asocio, indefectiblemente, el aleccionador poema de este egregio bardo nicaragüense, con esa caótica realidad que, deplorablemente, está horadando, día a día, los sólidos zócalos en que se apoya todo milenario andamiaje de nuestra civilización occidental.

¿Qué se le puede exigir, estimado colega, a unos adolescentes que – no ya desde su pubertad, sino – desde su más temprana edad, reciben como juguetes un revólver o un juego de “Nintendo”, donde eliminar exitosamente (léase matar) al supuesto “malo” implica su graduación como excelente jugador? ¿Qué se les puede exigir a ellos, que sólo han visto en las pantallas televisivas, la violencia, manifestada en su forma más cruda y descarnada, así como la pornografía en sus expresiones más obscenas, a través de los llamados “talk shows” o de las – siempre morbosas – telenovelas y películas…?

¿Qué se les puedes exigir a unos jóvenes, a los que no se les ha sembrado en el corazón – desde la infancia – el amor y el respeto a DIOS, como Padre Supremo; ni se les ha inculcado el interés por los deportes o por la buena lectura; ni se les ha predicado la práctica del bien, al margen de las siempre imprevisibles circunstancias, que la vida les depare…?

Sí, tienes razón, estimado colega, se hace imperativamente necesario depurar a nuestra sociedad de esos elementos disociadores, tan nocivos a la misma; PERO y (aquí irrumpe el “pero”), el quid de esta cuestión, (como una espada de Damocles sobre nuestras conciencias), se hace patente en este crucial dilema: ¿se debe atacar al enfermo y no a la enfermedad o se debe atacar a la enfermedad y no al enfermo…? Desde el punto moral y humano que es mas lícito ¿lapidar al pecador o al pecado? ¿Qué haría Cristo ante esta disyuntiva…?

Y es que, indiscutiblemente, amigo Félix José, esta hipócrita sociedad en que vivimos, tiene que hacer una análisis de conciencia y pronunciar su “Mea culpa” tras la cual pueda comenzar a revalorar sus infecundas contradicciones cívicas y morales, logrando sumergirse en esa auto-crítica, como en un bautismal baño purificador.

No puedo extenderme más – ¡como quisiera! porque ese tirano llamado tiempo coacta mi deseo. Pero te prometo preservar para los próximos días, otras consideraciones analíticas, sobre los muy diversos tópicos que (aunque no haya sido tu intención), logran sumirme, involuntariamente, en profundas reflexiones; tópicos, te reitero, que tú, tan sabiamente has sabido exponer, a través de tu entrevista concedida al periodista Agustín Ragugni para Radio Miami Internacional.

Dejo pues, el resto de los temas para una próxima oportunidad.

Por el momento, recibe un fraternal abrazo, desde Miami, la capital del exilio cubano, de:

Sergio Galán Pino

Anuncios

2 pensamientos en “NUEVA CARTA DEL POETA SERGIO GALÁN PINO

  1. Estoy buscando al escritor Sergio Galán Pino. Salimos de Cuba en el tiempo de la EMBAJADA DE PERÚ. Mi nombre es: Jorge Reyes y nos conocimos en España
    Muy atentamente,

    Jorge Reyes

  2. Con sumo beneplacito he sabido que este compañero de la Embajada de Peru desea contactarme, ya que lo considero mas que un amigo: un hermano. Pueden darle mi direccion electronica; o enviarme la de el.

    gracias
    Sergio galan pino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s