LA EXPLOTACION DEL MEDICO CUBANO POR LOS ESTADOS


Por: Lcdo. Sergio Ramos

Médicos cubanos están llegando a Brasil tras la firma de un acuerdo entre ambos países para que el primero le supla unos 4000 galenos a un costo $4,080 dólares mensuales por cada uno, para un total de unos $200 millones de dólares anuales. El hecho ha levantado la protesta de los sindicatos médicos brasileros, quienes además denuncian que dichos contratos tienen características de mano de obra esclava.

La comercialización de la mano de obra de profesionales médicos por parte de Cuba viene produciéndose desde fechas tempranas del gobierno castrista. En 1963 salió la primera misión médica de Cuba rumbo a Argelia. Actualmente suman 66 países los que tienen personal de salud de Cuba trabajando, lo que en el ámbito económico, representa un ingreso para Cuba de cerca de $6,000 millones de dólares anuales.

El rédito que percibe el gobierno cubano a través de tales envíos de mano de obra especializada no es solo en jugosos beneficios económicos, sino que internacionalmente proyectan la imagen de la “bondad del régimen con los necesitados” , al tiempo que dentro de dichos contingentes internacionalistas, la dictadura injerta agentes que utiliza para fines de inteligencia, de divulgación ideológica, de proselitismo político para los movimientos aliados afines al castrismo en dichos países y para la infiltración de agentes desestabilizadores de los gobiernos receptores cuya afinidad no esta dentro de los modelos o alianzas aceptables para el régimen cubano.

Así vemos por ejemplo como personal de la inteligencia cubana penetró en Venezuela so color de personal médico o técnico de salud para realizar labores de inteligencia para el gobierno chavista, al tiempo que otros se convertían en pregoneros del chavismo y otros en organizadores de comités de vigilancia y de grupos represión contra la oposición venezolana.

El cúmulo de beneficios político-económico ha motivado a la dictadura a fomentar la producción masiva de personal de salud, inclusive al costo de bajar la calidad de la enseñanza de las ciencias medicas.

En países como Nabimbia, el régimen de Cuba recibe mensualmente $6,335 dólares por médico, $3,104 por ingeniero en reparación de equipos médicos, $3,850 por enfermero, y $2,590 por cada técnico de salud. Sin embargo, el gobierno cubano les paga a estos trabajadores de la salud una ínfima migaja de dichos dineros robándoles el sudor de su trabajo.

El médico cubano muchas veces es enviado a áreas recónditas donde tiene que trabajar en condiciones laborables degradantes y peligrosas. Por su trabajo el gobierno cubano les paga unos $300 dólares al mes para gastos y el salario de unos $500 al mes que lo recibirán cuando retornen de la misión. El salario de un medico en Cuba es de 450 pesos nacionales o sea unos $20 dólares al mes.

Una de las razones por las cuales, muchos médicos cubanos se enrolan en tales aventuras laborales es porque en países extranjeros pueden obtener artículos que no hay en Cuba y que se pueden llevar, con los cuales alivian un poco las necesidades de su familiares.

Sin embargo cuando comparamos con los 100 médicos españoles que España envía a Brasil en intercambio, estos reciben $4,000 dólares anules integro para ellos mas ayudas en alojamiento y otros beneficios marginales. El discrimen salarial contra el médico cubano es marcado, y es el resultado de la permisividad cómplice del gobierno brasileño y el abuso del estado-patrono de Cuba.

Es innegable que en tales casos se produce una clara explotación del personal de salud cubano por parte de Cuba y Brasil. Así como en de caso los otros 66 países receptores de médicos cubanos alrededor del mundo. A este aspecto hay que añadir las pésimas condiciones laborales, sino también las violatorias del derecho humano de los trabajadores cubanos de la salud en esos países extranjeros.

Con cada equipo internacionalista de médicos, los acompañan agentes de la Seguridad del Estado de Cuba que velan para evitar la libertad de locomoción vigilando sus movimientos y expresiones con el fin de retornarlos de castigo a Cuba si entienden que su lealtad a la revolución cubana ha sido minada. Al permitir esto, el gobierno receptor de los médicos, se convierte en cómplice de tales violaciones de los derechos humanos. Además que constituye, como bien apuntara la Federación Nacional de Médicos de Brasil (Fenam), una violación de los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El punto fundamental de la contratación de médicos cubanos para prestar servicios no es el hecho de que las personas pobres de áreas aisladas reciban servicios médicos, pues somos del criterio que todo ser humano tiene derecho a la salud. El problema estriba en que es inmoral y contrario a la dignidad de los trabajadores, que tales servicios sean prestados por personas esclavizadas por un estado, al costo de la explotación de su trabajo y la violación de sus derechos humanos. ¿Por qué al medico cubano no se entrega integro el salario que se paga por cada uno al estado cubano? No pagárselo es una explotación. ¿Por qué al medico cubano tiene que estar vigilado, censurado en su expresión y movilidad, y libertad de contratación? No respetarles sus derechos humanos es además de explotación, esclavitud. Y la responsabilidad es tanto del gobierno de cubano, como del país que se beneficia con la mano de obra esclava del profesional de la salud de Cuba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s