Desde Miami: invitación para hacer propuestas constitucionales

LOGO+CARTEL+2

CONVOCATORIA
Miami, 25 de Junio del 2014
Los delegados en la Florida de la iniciativa opositora cubana conocida como Consenso Constitucional invitamos a todas las organizaciones, personalidades, y al pueblo en general, sin exclusiones ideológicas, a formular cualquier tipo de propuesta constitucional. Varias razones, entre muchas, nos motivan:El sistema totalitario,cuyo modelo es un fracaso reconocido por sus propios artífices; la Constitución que no brinda los derechos más elementales al ciudadano ni garantiza la aplicación de sus propias leyes y la Asamblea del Poder Popular sin Poder Popular,nos impulsan a tejer un consenso, dentro y fuera de La Isla con el objetivo de plantear una nueva propuesta constitucional.
Nos reuniremos en el salón GC-140 del Graham Center de FIU el próximo 19 de julio (detalles especificados bajo este texto) para que todos los interesados dispongan de un tiempo razonable para redactar sus propuestas. Todas las ponencias serán analizadas en 314 Mesas de Iniciativa Constitucional que ya funcionan dentro de Cuba, serán divulgadas a toda la población por más de 2400 participantes activos en este evento y consideradas en la propuesta final que será presentada a la sociedad cubana. Para oficializar vuestra participación en esta reunión envíen su mensaje a la siguiente dirección: consensoconstitucional@yahoo.com
Las ponencias no deberán exceder los 10 minutos de duración y deberá presentarse una por cada grupo político, organización o personalidad.
Comisión Preparatoria: Andrés Alburquerque, Carmen De Toro, Ramiro Gómez, Pedro López, Arnoldo Muller, Enrique Patterson.
Con la cooperación del Cuban Research Institute y el Cuban American Student Organization
Graham Center, Salón GC-140; Florida International University entrada por la avenida 107 y la calle 16 del SW. El estacionamiento de autos será en el Gold Parking Garage. Horario de 9:00 a.m. a 2:00 p.m.

———————–

El Debate Constitucional: Documento de Trabajo

“…no puede haber libertad

si no podemos ejercer el derecho a impedir

que el gobierno haga ciertas cosas”

 

Friedrich von Hayek

 

Muchas organizaciones de cubanos comprometidos con la democracia en Cuba, dentro y fuera del país, hemos convenido en iniciar un debate, recogido dentro del concepto de Consenso Constitucional, para procurar cambios fundamentales que sean impulsados por y desde el proyecto para dotarnos de un Estado de derecho y una Constitución democrática.

Este es un Documento de Trabajo que recoge una diversidad y riqueza de puntos de vista dentro de Cuba, y que ofrecemos para iniciar una controversia creativa entre todos los cubanos independientemente de, y gracias a, nuestras diferencias. Procuramos con él caminar hacia la idea y realidad de que Cuba sea una nación en la que predominen las leyes y no los hombres, impulsando una discusión respetuosa y fundada en argumentos.

Los cubanos de todas partes tenemos la oportunidad de participar, pese a la distancia física y en el tiempo, con el concepto claro de que antes de definir el quién del gobierno futuro resulta más adecuado e importante definir el qué del juego democrático.

Podríamos comenzar la discusión sobre una base maximalista y pretender tener ya una Constitución lista para usar, pero sin el acuerdo y la participación de los más en este proceso. Sin embargo, podemos iniciarla sobre una base minimalista que más rápido o más gradualmente nos vaya acercando a un acuerdo constitucional, al tiempo que se implica a la ciudadanía. Esta, como todos coincidimos, constituye la fuente primordial de legitimidad en y para un Estado de derecho. Hacerlo así, de forma minimalista, garantiza, por demás, la plataforma común de partida para llevar a buen puerto la nave constitucional del país. Y con un valor agregado fundamental para nuestro futuro político: el clima de confianza, sin el que no estaríamos en condiciones de alcanzar ningún consenso aunque contáramos con la mejor Constitución posible.

Lo que estamos ofreciendo por tanto son solo algunas Consideraciones Constitucionales que serán discutidas por miles de cubanos a modo de guía y Documento de Trabajo para el debate y la búsqueda de esa plataforma común de partida. En un lenguaje asequible, estas Consideraciones son únicamente puntos referenciales. Solo en el caso del nuevo constitucionalismo no se ofrecen elementos críticos y limitantes que presumiblemente puedan señalarse. Las Consideraciones deben y pueden ser enriquecidas, contra argumentadas o desechadas, siempre con la perspectiva de que de la discusión y del intercambio puede y debe salir la base compartida que exprese un consenso vital para dotarnos de una Constitución moderna o modernizada, sólida y asumida, y que refleje nuestra tradición, la diversidad cultural y la pluralidad política que están en los fundamentos de la nación cubana.

 

Consideraciones constitucionales y políticas para el debate

¿Por qué partir de la Constitución de 1976?

 

ü  Garantiza un proceso de la “la ley a la ley”.

ü  Implica a las autoridades en plaza y a los sectores comprometidos con el gobierno.

ü  Compromete y responsabiliza al gobierno con el cambio.

ü  Aporta realismo, factibilidad y viabilidad al proceso de reforma constitucional.

ü  En esta opción la Constitución de 1976 quedaría vigente solo por un tiempo, con algunas reformas, hasta que luego la ciudadanía tenga la posibilidad de ejercer la iniciativa legislativa, cambiar la legislación electoral y convocar a la formación de una Asamblea Constituyente.

 

¿Por qué no partir de la Constitución de 1976?

 

ü  Es una Constitución preparada y concebida por comisiones dentro del partido comunista.

ü  No contó con la participación de la militancia del partido comunista.

ü  Se realizó y promulgó en nombre de mayorías que no tenían filiación con ese partido.

ü  Ha declarado a perpetuidad el carácter socialista de la sociedad cubana.

ü  Parte importante de la población cubana interna y externa no verá positivamente el mantenimiento de la Constitución socialista (aún con grandes cambios).

ü  Ella nunca ha sido puesta en práctica.

ü  La Asamblea Nacional, órgano creado por aquella como único legislador, no ha cumplido hasta el presente esa función, que ha sido en la práctica realizada por el Consejo de Estado y por el Consejo de Ministros.

ü  Los procedimientos constitucionales que el texto de 1976 pretende hacer efectivos provienen de una tradición soviética que no reconoce la independencia de los poderes del Estado; lo que siendo ya un problema en los estados democráticos modernos, que teóricamente consagran esa división en sus constituciones, se vuelve mucho más grave en la Constitución vigente en nuestro país por la concentración de poder que ofrece.

ü  Limita las posibilidades de una mayor participación activa y política, y reduce la posibilidad de una participación popular a la hora de una iniciativa legislativa de los ciudadanos.

ü  El nacimiento de movimientos políticos y organizaciones sociales no tradicionales, como las Organizaciones no gubernamentales (ONG) y los que se desarrollan, espontáneos o no, a través de las nuevas tecnologías de información requiere una nueva calidad constitucional.

ü  Fenómenos como la sociedad civil y otros enfoques centrados en los derechos de las minorías estaban ausentes del espectro político, al menos del modo como lo conocemos hoy, en el momento en que se redactó la Constitución de 1976.

ü  Su vocabulario no se ajusta al estado de la complejidad social de Cuba en el tercer milenio ni al estado de la historia cubana reciente.

ü  La versión de 1992 de la Constitución de 1976 suprimió 16 artículos, modificó 64 e introdujo 13 propiciando una reforma parcial y en algunos casos total, pero no sustanciales en materia de derechos, pero sin referendo, lo que constituyó una violación de la soberanía.

 

Por qué partir de la Constitución de 1940?

 

ü  Su calidad referencial alimenta la autoestima republicana en un país dañado en su imagen pública por el autoritarismo y el totalitarismo históricos.

ü  Permite recuperar nuestra tradición histórica y constitucional que establece que las constituciones cubanas aceptadas desde un principio como no transitorias, son redactadas, aun en medio de la guerra, por Asambleas Constituyentes electas libremente por el pueblo, y no otorgadas por gobiernos, personalidades o partidos.

ü  Legaliza, paradójica y originalmente, la Revolución de 1959, garantizando que un amplio sector de quienes apoyan hoy al régimen podrían muy bien identificarse con una transición definida por ella. La mayor claridad de sus mecanismos de reforma la hacen idónea para que nuestra tradición institucionalista no se estanque y siga escalando nuevas cotas.

ü  Ofrece formas semi-parlamentarias de ejercicio del gobierno en un país donde el presidencialismo podría enmascarar el caudillismo.

ü  Su prolijidad no es necesariamente un problema, como no lo es en países con constituciones similares.

 

¿Por qué no partir de la Constitución de 1940?

 

ü  Carece de actualización, pues durante más de sesenta años ha sido, ignorada primero, y dejada sin efecto a partir de 1976. La práctica social que debía actualizarla no se produjo y se corre el riesgo de que resulte un hermoso documento que con demasiada facilidad manifieste déficits.

ü  Los nuevos tiempos exigen una legislación actualizada.

ü  En ciertos aspectos resulta muy específica a los efectos de la generalidad que debe tener un documento constitucional.

ü  Implementarla requeriría un vacío o sustitución del poder posiblemente vinculado a un estallido social.

ü  No se ajusta a las nuevas generaciones, a los avances científicos, a la revolución tecnológica, a los cambios climáticos y a la contaminación ambiental que son reguladas constitucionalmente.

 

¿Por qué una nueva Constitución?

 

ü  Se hace necesario reformular la orientación teleológica (con una finalidad predeterminada) de la Constitución.

ü  Los artículos de la Declaración Universal de derechos Humanos deben encontrar reflejo en el texto constitucional.

ü  La relación entre el Derecho interno y el Derecho Internacional Público debe quedar clara e indubitablemente reflejada constitucionalmente a favor del segundo.

ü  Será necesario —ocasionalmente— tomar tanto instituciones como artículos de otros documentos semejantes, nacionales o extranjeros, cuya presencia se ajuste y contribuya a los objetivos perseguidos por la Ley de Leyes.

ü  La confrontación ideológica ha dividido en dos a la sociedad cubana en las últimas décadas, dificultando y en ocasiones imposibilitando, la apreciación de su pluralidad y diversidad. En caso de discutirse la prevalencia de uno u otro texto constitucional, a saber, el correspondiente a 1940 o el de 1976, aquellos sectores de la sociedad cubana que realmente conforman a la confrontación, se adherirían a uno u otro texto, dificultando la discusión y obstaculizando o quizás impidiendo precisamente lo que se busca, un proyecto de futuro.

ü  Una nueva constitución no debería ser interpretada como una negación de las anteriores.

ü  Su vocabulario no se ajusta al estado de la complejidad social de Cuba en el tercer milenio ni al estado de la historia cubana reciente.

ü  El nacimiento de movimientos políticos y organizaciones sociales no tradicionales, como las Organizaciones no gubernamentales (ONG) y los que se desarrollan, espontáneos o no, a través de las nuevas tecnologías de información requiere una nueva calidad constitucional.

ü  Fenómenos como la sociedad civil y otros enfoques centrados en los derechos de las minorías estaban ausentes del espectro político, al menos del modo como lo conocemos hoy, en el momento en que se redactó la Constitución de 1940.

ü  Desde el punto de vista humano, la realización de un texto constitucional en que podamos reconocer la presencia de la sociedad cubana después de décadas de alejamiento del poder político efectivo, sería de gran importancia para atender la frustración presente y como un mecanismo saludable para la conciencia colectiva cubana de cara a sus retos futuros.

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Desde Miami: invitación para hacer propuestas constitucionales

  1. Compatriotas; yo tengo 77 anos, o sea he vivido la epoca de oro de Cuba en su plenitud y 11 anos bajo el ferreo terrorismo del Castro-Comunismo. Me perdonan; pero discrepo grandemente de Uds, en cuanto a escojer un Sistema constitucional en nuestra Patria. Diganme Uds. que totalitarismo que sepan Uds.haya sido derribado por negociaciones o planteamientos. Que ensenanza nos dan los libertadores y heroes de las naciones democraticas. El derrocarlos con la misma arma que ellos nos destruyeron. Ellos persiguen toda clase de negociaciones no es para alargar mas su Sistema solamente sino rebasar el tiempo para aprovechar la desgracia de ese Pais para vivir ellos como Reyes.. El ejemplo mas reciente el Presidente de Colombia Juan Manuel Santos un individuo traidor a la politica anticomunista de su antecessor el gran Presidente Uribe. Hacer negociaciones con la Farc y como mesa de negociaciones el suelo ensangrentado de Cuba; pueden ver mas barbarie que esta; lo que merece es la penal capital como traidor a los principios democraticos de Colombia y por ser el General en Jefe de las Fuerzas Armada porque la Constitucion les da ese merito. Mi abuelo fue Comandante Medico del Ejercito Libertador de Cuba en cuyo honor le pusieron al Hospital de Sagua la Grande, en Cuba el Hospital Pocurull; el pensara como todos ellos a lo largo del camino de la lucha :nuestra sangre y nuestra vida fue derramada en vano. Dejemos las damas de blanco y decirle que no derramen mas en vano ese tipo de lucha que no conlleva a nada, a Joani con su blogueo, a los martires en huelga de hambre que lo dejan morirse porque les convienen mas al Castrismo tenerlos muertos que vivos.Que sepan Ustedes que no estoy o trato de hacer una critica constructiva para ahorrar tantos valores que tenemos en nuestras filas. No debemos olvidar la hazana de Pedro Luis Diaz Lanz que despues de servirle de apoyo al Castrismo tuvo la valentia en un B-26 entrarle a Cuba porque eso me consta ya que las trazadoras que le tiraban desde la Cabana las observaba yo en las lomas del Tribunal de Cuentas donde me emparapete detras de una columna para evitar que aquellas balas moradas me fueran a destruir estando indefenso. Ahi tienen a un gran heroe que yo estaba en Cuba cuando lo mataron entrando a Cuba: Victor Mendez que segun Fuentes fidedignas era uno de los grandes y no pudimos ahorrarlo; y otros o muchos mas que han brindado su vida ante el silencio y el abuso exterminador del Castrismo. Diaz Lanz demostro que el Castrismo es vulnerable; la Gran Brigada 2506 demostro que el Castrismo es vulnerable; lo que hubo un error tactic o y un error imperdonable de John Kennedy en negarle el apoyo aereo a la Brigada; ademas se centralize el desembarco en un solo lugar lo que dio lugar a que las tropas asesinas de la tirania centralizaran la respuesta en un solo punto; pero si le hubieran hecho 3 o 4 desembarcos y el Fidelismo hubiera tenido que dividir sus asesinas tropas otro gallo hubiera cantado; mi esperanza es que cayo la Union Sovietica; por que no va a caer ese totalitarimo asesino e inhumano; solo Dios sabra como lograrlo porque hombres tenemos para derrocarlos. Perdonen mi idea clara y profunda sobre la liberacion de mi Patria. Saludos, Oscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s