Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 12.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 4 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Tarde de Sorpresas en el Colegio Nacional de Periodistas de la República de Cuba en el Exilio

- Cena Navideña

27 de diciembre de 2014 Por: Hector Lemagne Sandó:.

“¡Flores inmensas e inmaculadas se imaginan, cuando se ama mucho!” José Martí
Hace muchos años, la Delegación NJ/NY del Colegio Nacional de Periodistas de la Republica de Cuba en el Exilio, celebra una fiesta por Pascuas y Año Nuevo con el fin de pasar un rato agradable, entre familia y desearnos lo mejor para el futuro. ¡Siempre la pasamos bien! Este año fue diferente. ¡La pasamos SUPER BIEN!

La Sra. Milagros Bosch, (Miembro de Honor del CNP,) y una de las personas que organizaron el acto, decoró magistralmente el salón asignado en el Restaurante “Las Palmas” en West New York, NJ, e hizo la invocación religiosa con la solemnidad que ella acostumbra a adicionarle. Despues de las palabras de Bienvenida de nuestro Presidente, Dr. Antonio A. Acosta, el Sr. Arturo Alvarez le entregó un precioso diploma al Dr. Rowland Bosch. Dionisio Villanueva siguió las insrucciones dadas y llamó a Ana Cueto-Acosta fuera del recinto para dar tiempo a prepararle una sorpresa por parte de los presentes. El pasillo por donde ella debia pasar al hacer su entrada lleno de rosas rojas y sendas filas de asistentes a cada lado, con gladiolos se colocaron de manera que Cuqui pasara por debajo. El resto de los presentes, puestos de pie, la ovacionaron con un estruendoso aplauso. Las lágrimas de sorpresa regaron las flores que en el suelo se negaban a marchitarse con las pisadas de una cubana de verdad. Cubana de verdad porque tiene en los genes el patriotismo y la cubanía de su padre, el Hermano Masón, que mora en el Eterno Oriente, Bienvenido Cueto Sanchez.

El Dr. Rowland Bosch y el poeta José Gonzalez, que se especializan en sonetos y decimas respectivamente, dedicaron sendos poemas a la homenajeada de la tarde. (Ellos dos eran los únicos que sabian de la sorpresa a Cuqui aparte de 3 personas mas. y por poco se filtra el secreto.) José Martí, un dia antes de morir le escribió a Manuel Mercado: “Hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas” Por eso ni la principal organizadora, la Sra. Milagros Bosch, que sin su activa participación no hubiera sido posible celebrar tan magnifico acto, sabía que le teniamos preparada una sorpresa con un diploma de reconocimiento que le entregó la mas nueva en el CNP Teresa Cruz, por la ardua labor que realiza todos los meses cuando en su hogar nos reunimos los 3ros. domingos de cada mes. Roly, el talentoso hijo del marimonio Bosch nos deleitó con piezas musicales al piano interpretadas de memoria mientras degustabamos los alimentos. El Dr. Antonio A. Acosta, Presidente del CNP, tambien recibió su sorpresa al anunciarse que entre los presentes se encontraba una alumna de la High School en la cual él impartía clases, y gracias en parte a sus enseñanza, es consejera de una escuela en la ciudad de Union City, NJ. Un abrazo de agradecimiento corroboró el hecho.

La Sra. Bosch le otorgó la palabra a uno de cada mesa para que expresara libremente sus sentimientos. Siomara Sanchez con emocionada voz manifestó su alegría por haber estado presente, y dio las gracias por la invitación. El Dr. Elelis Peña, elogió la lucha que por tantos años los cubanos mantenemos para lograr la libertad de Cuba. Dionisio Villanueva, tan elocuente como siempre, reiteró su reconocimiento a Cuqui, a Milagros y a todos los presentes por tan emotivo acto de reconocimiento bien merecido. Y con la gracia que lo caracteriza le cedió el microfono a Israel Abreu para que tambien hablara sobre Cuba. Porque en cualquier reunion de cubanos nuestra Patria que sufre la mas horrenda tiranía que haya existido jamas, la palabra CUBA no debe faltar. El Sr. Abreu habló de la reciente infamia, de la foto del asesino de la Cabaña en una escuela de Newark y lo que se está haciendo al respecto. Bailando despedimos esta tarde inolvidable. Quien escribe le da las gracias de todo corazón a todos los que hicieron posible que hayamos pasado una tarde de sorpresas mas que bien. ¡SUPER BIEN!

Miami, prepárate que se te viene encima la invasión de jineteros y jineteras

miamParís, 19 de diciembre de 2014.

Querida Ofelia:

Hace dos días mientras se celebraba el día de San Lázaro, que tan venerado es por los cubanos, a las 4 de la tarde la televisión gala hacía conocer Alertas de Noticias: “Dentro de dos horas hablarán en directo a sus pueblos respectivos los presidentes de Cuba y de los EE.UU.” “Acaban de ser liberados tres prisioneros cubanos  en los EE.UU. y enviados a Cuba a cambio de Alan Gross, detenido desde hace cinco años y a un cubano americano, cuyo nombre no fue revelado (después se sabría que se trataba de  Rolando Sarraff  Trujillo), en las cárceles cubanas desde hace 20 años”. “El gobierno cubano liberó a otros 53 presos políticos”. “Se considera que el papa Francisco (cuyo cumpleaños se celebra hoy), tuvo una gran participación en los acuerdos entre los enemigos históricos desde hace medio siglo y que serán conocidos a las seis de la tarde hora de Francia”. “Se considera que Canadá intervino en conversaciones secretas desde hace un año y medio entre delegaciones de ambos países”.

Y así continuaban llegando las noticias de las agencias internacionales de prensa. Varios periodistas galos me llamaron por teléfono, pero todos sabíamos lo mismo. Al fin llegó la hora y varios canales transmitieron en directo el discurso del Sr. Obama, mientras que el de Raúl Castro no se oía, se le veía simplemente en una pequeña “ventana” en la pantalla, sentado leyendo, con los dibujos de José Martí, Antonio Maceo y Máximo Gómez (los tres héroes más importantes de las Guerras de Independencia de Cuba en el siglo XIX), en sendos cuadros sobre la pared. En dos portarretratos detrás de Castro aparecían fotos en blanco y negro. Hablé con varios cubanos y aparentemente se trata de Fructuoso Rodríguez, Machadito, Melba Hernández y Haydee Santamaría, todos combatientes contra la dictadura de  Fulgencio Batista en los años cincuenta. Pero no es seguro que se trate de esas personas. Lo extraño es que no había fotos del Ché Guevara ni las representaciones habituales de Lenin, Engels y Marx.

A partir del momento en que terminó el discurso del Sr. Obama, comenzaron los comentarios de “especialistas sobre Cuba”, de periodistas, intelectuales, etc. También en los noticieros de los diferentes canales de las ocho  y de las diez p.m. Hubo análisis serios, pero también muchos disparates e incluso desinformación por parte de los “tontos útiles” que necesitan justificar sus vacaciones como “invitados del ICAP” a Cuba. Muchas sandeces y tonterías se dijeron. No así en el noticiero internacional de la televisión española. El Sr. ministro de Relaciones Exteriores de España José Manuel García-Margallo, habló del interés que tiene su país en restablecer la Democracia y la defensa de los Derechos Humanos en Cuba. ¡Gracias España!

Un diputado ecologista, de nombre y apellido francés, nacido en Cuba, vicepresidente del grupo de diputados “Amigos de Cuba”, habló ante las cámaras de la televisión desde La Asamblea Nacional Francesa (Congreso), con voz entrecortada y ojos llenos de lágrimas debido a la emoción, sobre la victoria contra el “bloqueo” americano que afectaba al pueblo cubano. Una Sra. que fue colega mía en la universidad, gran admiradora del régimen de los Castro trató, como suele hacerlo, de justificar lo injustificable muy sutilmente.

El resumen de la historia de la Revolución Cubana del canal dos presentó imágenes conocidas de saqueos ocurridos  durante la caída del  régimen de Gerardo Machado, como si hubieran ocurrido durante el triunfo de los Castro.

Te reproduzco algunas perlas escuchadas en la tele gala:

-¿Se convertirá de nuevo Cuba en el prostíbulo de los americanos?

-¡Los americanos irán a construir casinos por todas partes!

-Todos saben que los EE.UU. le pagan un alquiler a Castro por Guantánamo.

-Alan Gross llevaba 20 años en las cárceles cubanas.

-Obama no podrá construir una embajada en La Habana, pues le hará falta el presupuesto aprobado por el Congreso. (Parece que la “especialista” no sabe que el inmueble existe en el Malecón y allí funciona una Oficina de Intereses de los EE.UU.).

-Miami está a sólo 150 kilómetros de La Habana.

A mí me entrevistó una periodista  de Qatar y otro de la radio de Estocolmo, pero no acepté participar en un debate en la tele gala, por no estar frente a una detestable persona castrista hasta la médula.

Ahora bien…   ¿Qué le espera a Cuba?

Simplemente será una mini China del Caribe, a la cual llegarán para instalarse las grandes empresas extranjeras y explotar a cientos de miles de cubanos con salarios de miseria por 14 ó 16 horas diarias de trabajo, sin derecho a tener un sindicato que los defienda. Llegarán incluso los chinos y construirán gigantescos hoteles y apartamentos de lujo. La Oligarquía Roja (que ya ubicó desde hace años a sus “retoños” sobre todo en España, Francia e Italia), se convertirá en “hombres de negocio” enriquecidos gracias a la complicidad de los empresarios occidentales. Pasaran sus vacaciones en los grandes hoteles de lujo de París, Roma, Londres, New York, etc. al igual que hacen ahora los oligarcas rusos y chinos.

En todas las tiendas de lujo parisinas hay empleadas que hablan ruso o chino. Pero habrá que conseguir no a las que hablen español, lo cual sería muy fácil, sino a las que entiendan el “cubano”. No creas que exagero A continuación te reproduzco las declaraciones de algunos cubanos en La Habana a la prensa francesa, española e italiana que pude escuchar por las televisiones  de esos países:

-Oe ahora eto se va poné buenísimo, vave jama pa’tol mundo en tonga.

-Peo qué tú tecre, ahora sí el negro tiene tumbao y nová llená de comía, ropa y vaavé de too.

-Me voy a comprá tremendo carro pa’paseá a mi s…., que me resueve lo fula con su perreo con lo yuma.

-Al fin vamo a viví sin problema, yo quiero un apatamento en el Vedao.

-Yo pienso il a Miami a vee como e eso allá. Dicen que hay uno mol lleno de cosa que me voy a comprá.

Pero no se trata sólo de problemas lingüísticos, sino también en que la población cubana de la isla, cree que todos los problemas se van a resolver de la noche a la mañana, como lo imaginaban para cuando terminara la famosa « Zafra de los 10 Millones ». Ceo que las desilusiones serán tan grandes como las esperanzas que tan de repente han surgido.

Los hombres y mujeres europeos indignos que van a Cuba a practicar turismo sexual muchas veces con menores de edad, serán superados en cantidad por los provenientes de los cercanos EE.UU.  Y entonces…. ¡Miami, prepárate que se te viene encima la invasión de jineteros y jineteras!

Los viejos y viejas europeos que van a Cuba a la búsqueda de chicos y chicas que pudieran ser sus hijos o nietos, se casan con ellos y los traen a vivir a Europa. Cuando los jineteros adquieren los papeles, abandonan a sus viejos, se van en muchos casos para España, creyendo que allí encontrarán El Dorado, después terminan en Miami. Pero cuando  los viejos y viejas indignos americanos puedan ir a lo mismo a la Perla de Las Antillas, a Miami llegarán decenas de miles de jineteras y jineteros. ¡Vivir para ver!

Para terminar te quiero comentar que la televisión gala entrevistó a varios cubanos de noche en la acera del Restaurante Versailles de Miami. Sólo una señora rubia de cabellos largos habló pausadamente y con elementos de juicio válidos. Los otros fueron del estereotipo del cubano de a pie “yumático”: gordo, con gorrita de pelotero, cadenón de oro, gafas oscuras  y destilando un odio (sin lugar a dudas justificado), contra el “acercamiento entre los cubanos de ambas orillas el Estrecho de la Florida”, como lo calificaba el periodista.

Desgraciadamente estimo que la Dinastía de los Castro perdurará y lo increíble es que será  gracias a un presidente norteamericano. Si recordamos un poco de nuestra historia, podemos constatar que Cuba nunca ha sido un Estado verdaderamente independiente porque:

-De 1492 a 1898, fue colonia de España.

-De 1898 a 1902,  fue ocupada por el ejército estadounidense.

– DE 1902 a 1959, hubo una gran influencia política y económica de los EE.UU.

-De 1960 a 1989, fue neo colonia soviética.

-De 1990 a 2014, sobrevivió el régimen  gracias en gran parte (además del turismo y las remesas de los “gusanos”), al petróleo venezolano de Chávez y de Maduro.

Y ahora que Venezuela se va a pique y que renacían las esperanzas de Democracia para Cuba, llegan de nuevo los americanos gracias a su Sr. presidente Obama.

Acabo de perder las esperanzas que me quedaban de poder volver ir algún día a mi tierra natal y recorrerla con mi familia franco cubana que no la conoce.

Te deseo una Feliz Navidad con: paz, amor y salud.  Que Dios permita que algún día nuestra sufrida Patria sea Libre.

Félix José Hernández.

Cambios en Cuba a principios del año 2015

"Barack Obama - Enjoying a Cuban". Foto:  Donkey Hotey

“Barack Obama – Enjoying a Cuban”. Foto: Donkey Hotey

Mucho se ha comentado acerca de los cambios entre las relaciones entre E.U. y Cuba. Algunos dicen que los cambios se producirán lentamente y otros dicen que Castro no permitirá verdaderos cambios políticos ni económicos. Sin embargo, el gobierno de Obama se enfrentara a una prueba a principios del año 2015, ya que la Casa Blanca intenta hacer valer su argumento de que el cambio de política mejorará gradualmente la mala reputación del gobierno cubano en materia de derechos humanos. Castro ha prometido liberar a 53 presos políticos y al principio quería enviarlos a Estados Unidos, pero Obama insistió en que se les permitiera permanecer en Cuba, sin restricciones en sus actividades. Por lo tanto, el gobierno norteamericano estará muy atento, no solo para ver si los 53 presos son puestos en libertad, sino que también respeten sus derechos humanos, sin seguir acosándolos y deteniéndolos arbitrariamente, igual que a otros opositores y disidentes. Castro y su gobierno estuvieron de acuerdo. Además, el presidente Obama y algunos funcionarios de su gobierno dicen que es importante que el próximo año se logre avanzar en la liberación de todos los presos políticos.

Creo que todos estos cambios se producirán poco a poco, debemos esperar y darle tiempo al tiempo. Si Castro cumple con los acuerdos entre los dos países, aunque lo niegue, veremos cambios positivos para el pueblo cubano que sufre en Cuba. Recordemos el verso bíblico “Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo”.

Elsa I. Pardo
Miami

Todos a la Plaza con Tania Bruguera


Por José (Pepe) Martel

Me llamo la atención el articulo publicado en el Nuevo Herald por la periodista Nora Gamez Torres [ngameztorres@elnuevoherald.com] bajo el titulo Convocar tribuna de expresión libre en La Habana auspiciado por la artista cubana, Tania Bruguera, citando al pueblo de Cuba para un acto publico que
Habrá de efectuarse el 30 de diciembre en la Plaza de la Revolución (antes Plaza Cívica José Marti) un acto artístico-cultural para que todo aquel desee pueda expresar.

El propósito de esta convocatoria es que todo cubano ejerza el derecho de expresar su idea sobre la nación que se construye actualmente. Según la periodista describe que la idea de Tania es sencillamente que cada cual pueda expresarse libremente sobre que nación quieren para vivir y tipo de país que actualmente se construye. Todo esto me pareció magistral y al mismo me pregunto si las autoridades permitiesen ese tiempo de manifestación pública. De producirse este evento publico seria el primero después del triunfo de la revolución en primero de enero de 1959. Sabemos que solamente el oficialismo es el único autorizado de la convocatoria de actos públicos y de consabida obligatoriedad.

Hemos conocido de diferentes personalidades disidentes y opositoras han suscritos cartas a Fidel y Raúl Castro reclamando espacios de libertad pero esta vez el pasado 17 de diciembre esta artista cubana (que aunque famosa y reside fuera de Cuba) desconocida por mi, les suscribió una misiva al presidente Barack Obama, al mandatario Raúl Castro y al Papa Francisco donde les decía textualmente “que exigía que los cubanos tengamos un espacio de participación y el derecho a tener una opinión diferente que no sea castigada”. Valiente joven mujer que defiende ese derecho que tiene todo ser humano en preservar y hacer valer su soberanía personal ante todo.

Según el artículo pedirá permiso al gobierno cubano para dar ese concierto no solo musical con la presencia de varios artistas sino que desea que todo asistente pueda tener el derecho y la oportunidad de ejercer la libertad de expresarse tal como siente y padece. Creo que de producirse este evento seria el primero y estaríamos pendiente de como se comportaría el régimen ante este hecho que nunca visto. Además el mundo entero pudiese valorar el comportamiento de las autoridades si dejasen de molestar al ciudadano de a pie manifestando sus criterios.

Un modo de involucrar a todos en la política que arbitrariamente ha sometido al país por 56 años al –ordeno y mando- de un solo hombre, solo partido y única ideología fracasada en casi todo el mundo. No cabe duda que el anuncio del reestablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos ha conmovido al mundo entero. Dentro del exilio cubano se notado diferencias profundas de los que estén o no de acuerdo con esa noticia que ha sido impactante. Pero en el mundo cultural con este acto multicultural con la invitación de invitar al pueblo a ser actor principal por una artista cubana que recibe en el extranjero ha colocado al régimen en una situación difícil.

Le otorgara el permiso de entrada al país a Tania? Ya en el país podrá Tania Bruguera ese concierto en la Plaza? Dejara de ser Cuba una plaza sitiada donde la gente se manifieste con libertad frente a un micrófono en esa plaza sitiada? Como seria la reacción de un pueblo en un acto de esa magnitud? Son muchas las preguntas ante esta nueva experiencia que ojala se haga realidad.

Miami, Florida, USA/ josemartel552@yahoo.com

Oportunismo político con plus

Se ha dicho bastante sobre el reciente acuerdo entre Cuba y EEUU. Si bien muchos analistas prefieren buscar ganadores y perdedores como si se tratara de un juego, vale la pena hacer un abordaje más integral sobre el tema, para no quedarse con el simplismo que propone el corto plazo.

No es un secreto que la política se suele manejar con prioridades de carácter meramente utilitario, y que las mismas intentan siempre sacar provecho de cada situación. No menos cierto es que esas acciones se producen bajo determinadas circunstancias y no en cualquier instante.

Y no es que para uno de los gobiernos se trate de una actitud genuina, desinteresada y humanitaria mientras para los otros no. Ambas naciones, Cuba y EEUU, han actuado, paradójicamente, bajo la misma matriz, tratando de maximizar su rentabilidad política, seleccionando el contenido, el modo y el momento para optimizar resultados internos y externos.

El gobierno de la isla, sabe que su sistema político y económico ha fracasado de forma categórica. No existe necesidad de probarlo. Si se tratara de un éxito, los ciudadanos de todo el mundo querrían vivir en ese “paraíso”. Las evidencias muestran con contundencia a mucha gente huyendo desesperadamente de ese infierno, arriesgando sus vidas y buscando destinos que le permitan gozar de la libertad y el progreso.

El “edén” que mencionan algunos ciudadanos del planeta, que se ufanan de sus supuestos logros, pero que luego defienden en sus naciones ideas opuestas a las que se aplican allí, siempre ha precisado de aliados que los subsidien. Es indudable que no puede sostenerse un régimen político opresivo sin ayuda económica, esa que suministró en su tiempo la Unión Soviética y cuyo idéntico rol hoy cumple la Venezuela petrolera.

El gobierno de la primera potencia mundial, ante la necesidad de generar hechos políticos que permitan revertir la deteriorada imagen electoral del oficialismo luego de su última derrota legislativa, ha instalado en la agenda un asunto simpático para muchos latinos que genera adhesiones.

El bloqueo económico nunca fue una herramienta justa, y ni siquiera ha sido eficaz a la hora de alcanzar un objetivo razonable. Siempre ha sido un error político y una inaceptable decisión sin fundamento alguno.

Claro que hay diferencias entre como se concibe de un lado y del otro este pacto. Los “Castro” deciden solos, autocráticamente, mientras el Presidente de EEUU debe conseguir apoyo en el Congreso para validar su idea.

Pero un costado poco analizado ha sido el de las vidas que están en juego frente a cada postura política. En realidad tiene poca relevancia saber quiénes triunfaron o cuánto perdieron los que mostraron mayor debilidad. En todo caso sería bueno saber si este hecho político consigue salvar vidas, o las mejorará de algún modo en el futuro mediato e inmediato.

Un primer paso ha sido la liberación de prisioneros encarcelados en ambas naciones, que fueron retenidos oportunamente por cuestiones más políticas que jurídicas. Y ese no parece ser un dato menor. Tal vez ese suceso aislado por si mismo bien valdría este acercamiento diplomático.

Algunos sostienen que este acuerdo fortalece a este cruel régimen, lo alimenta económicamente y le permite prolongar la agonía. Es posible que esta mirada tenga asidero. Pero también cabe reflexionar sobre si es necesario perder más vidas para que un sistema político, acelere su desgaste y eventualmente se modifique el rumbo frente a esa situación.

Un aspecto significativo es que el acuerdo no cambia la cotidianeidad de los ciudadanos que habitan EEUU, sin embargo impactará de algún modo en la vida de los ciudadanos de la isla.

Tal vez sea tiempo entonces de darle contenido moral a las decisiones políticas. No es que deba esperarse este gesto desde los gobiernos, mucho menos aún desde la mezquina mirada de los dirigentes tradicionales. Pero la sociedad podría opinar desde ese lugar, pensando en los ciudadanos cubanos, esas personas que no han elegido a este gobierno que padecen, y que no aprueban la conducta cotidiana de una casta de dictadores que se apropiaron de su libertad y del fruto de su trabajo en nombre de una ideología que ha demostrado con creces su perversidad e impericia.

No es relevante saber quién ha sacado la mayor tajada política en esta ocasión. Importan, las vidas de millones de cubanos que siguen sin libertad. Este acuerdo, aun desde el vacío moral de estos personajes políticos, abre una puerta enorme para lograr al menos un poco mas de libertad.

Es posible que no sea suficiente. Es probable que los cubanos de la isla merezcan mucho más que estas migajas de libertad que circunstancialmente se derivan de este reducido acuerdo. Lo que queda claro también, es que lo que viene es mejor que lo anterior, y aunque aún no se conozcan los detalles de lo pactado, la salida de este desdichado presente está más cerca que antes.

Se sabe que lo acordado no se ha conseguido por la visión humanitaria de los protagonistas, ni mucho menos como consecuencia de sus profundas convicciones. Ha sido solo una muestra más del típico oportunismo político, pero aún sin quererlo, ha permitido dar un paso importante en el camino adecuado.

Alberto Medina Méndez

albertomedinamendez@gmail.com

skype: amedinamendez

http://www.existeotrocamino.com

54 – 0379 – 154602694

Facebook: http://www.facebook.com/albertoemilianomedinamendez

Twitter: @amedinamendez

No todo está atado y bien atado en la negociación Cuba-USA

Por el Dr. Darsi Ferret

El modelo impuesto en Cuba por los Castro no es otra cosa que una trasnochada, rígida e improductiva dictadura castrense de corte familiar. Similar a la también arruinada y arcaica dinastía familiar de los Kim en Corea del Norte. Se basa en un control absoluto del poder montado sobre un concepto medieval de producción de riqueza, que consiste en someter como siervo a todo el que esté o les caiga bajo sus botas. A esta camarilla explotadora e insensible lo único que les importa son sus privilegios de clase, ni el país ni el pueblo son su prioridad. Han podido persistir por más de medio siglo tras las alambradas del aislamiento, justificados con el manido argumento de la plaza sitiada o la lucha contra el enemigo externo. Además, contando con el cheque externo que ha pagado sus facturas, primero salido del bolsillo de la desaparecida URSS y en los últimos años con el sello made in Venezuela. El resultado para la nación es una estela de destrucción que está tocando fondo.

El descalabro imparable de los benefactores chavistas, cuya incapacidad los ha llevado a la miseria nacional y los actuales precios del petróleo no les dejan posibilidad de sobrevivencia, llevó a los mafiosos cubanos a saltar del barco ideológico como las ratas cuando huelen el peligro y consiguieron caer en brazos del “imperio malvado”. En ese nuevo escenario, se sabe que harán hasta lo imposible por resistirse a cualquier cambio que ponga en peligro su existencia, y tratarán de capitalizar la normalización de relaciones con EEUU en función del vital acceso a sus dólares y créditos, sin soltar un ápice en el espectro político.

Sus macabras intenciones, que se entienden por la naturaleza de tal pandilla, se sostendrán en el tiempo lo mismo que un merengue en la puerta de un colegio. No tienen la más mínima oportunidad de salirse con la suya. Como dice el refrán: “…una cosa quiere el tigre y otra bien distinta el cazador”. Lo peor para ellos es que la normalización de las relaciones entre ambos gobiernos no se limita a lo único que deseaban, o sea, devolución de sus espías y, sobre todo, levantamiento de las sanciones económicas y libre flujo hacia la isla de la moneda capitalista. Las nuevas dinámicas van más allá e incluyen el desmoronamiento del argumento ideológico con el que justificaban todos sus fracasos y atropellos contra el pueblo.

Aunque las apariencias dibujan el espejismo de que en esta nueva realidad política solo cuentan los intereses de EEUU por un lado y la dictadura cubana por el otro, por suerte para el pueblo cubano no es así. Se conoce las intenciones de los Castro, y se intuye que las de Obama están relacionadas con una prioridad que no puede ignorarse en el juego geoestratégico; la seguridad nacional. Y esta variable se concatena de la siguiente manera: las circunstancias indican que muy pronto se viene abajo el quebrado régimen chavista y con él desaparece el subsidio del que se sirve la dictadura para pagar sus biles. Esta situación irreversible trae consigo la turbulencia de provocar un estallido social en la isla. El desplome de los Castro daría paso a un vacío de poder con la consecuente inestabilidad en el país. Sobra entonces dilucidar las consecuencias directas de esa deriva, entre ellas el éxodo masivo hacia EEUU, y el peligro de que en Cuba se establezca el narcotráfico y el terrorismo internacional por su atractiva cercanía a los vecinos del Norte. En fin, la inestabilidad en la islita con forma de caimán se convierte automáticamente en una amenaza para la seguridad nacional de EEUU y obliga a ese país a asumir una respuesta militar mediante una invasión con sus marines en busca de imponer el innegociable control. Nada más aterrador para el Pentágono y la Casa Blanca en el actual contexto por el enorme costo político a nivel internacional de encontrarse obligados a una acción de esa envergadura.

Hay otro factor del que no se está hablando y menos tomando en cuenta, y son los intereses y aspiraciones del vilipendiado pueblo cubano. El régimen de La Habana intenta dirigir el júbilo popular despertado por la implementación de las radicales medidas de acercamiento al regreso de los espías, calificados por ellos de héroes. Sin embargo, la reacción en los cubanos de a pie responde a otras motivaciones, está conectada a un despertar de sus esperanzas. Después de medio siglo de inmovilismo y de andar sin rumbo ni solución a sus problemas, asocian que algo debe empezar a salir en su beneficio cuando el principal obstáculo que les esgrimían de pronto ya no está y pasa a ser el amigo del que, nada más y nada menos, Raúl Castro pretende vivir en lo adelante.

La llegada en algún momento de mayores posibilidades de conexión a Internet y la información ilimitada y sin censura que esta distribuye, la interrelación con el mundo que está fuera de las murallas del calabozo nacional, las facilidades de viajes al exterior, el contacto directo con los “yumas” cargados de billetes, las oportunidades de negocios legales o no, el resquicio que permita de alguna manera una menor dependencia del régimen, en resumen, la sensación de por primer vez poder andar y hasta comparar en la concreta lo que se tiene como vida y lo negado por el grupito en el poder, inexorablemente se convertirá en un boomerang que siempre va a tender al caos que sobreviene cuando se estimula el apetito de la codicia y de las aspiraciones personales. En todo momento hay que recordar que a pesar del medio siglo de descalabro por la ruta de la incivilidad, el pueblo cubano está arraigado a la cultura Occidental y muy apegado a los conceptos y valores de la modernidad.

A estos efectos sociológicos se suma el hecho de que para la dictadura las buenas relaciones con su antiguo enemigo significan tener que moverse a partir de ahora en un marco internacional donde será calificado por sus acciones y tendrá la responsabilidad de responder a los cuestionamientos de las distintas instituciones y gobiernos. Por lo menos, no podrá justificarse en el hecho de estar fuera y sin obligaciones de las estructuras políticas donde confluye el concierto de naciones normales y existen mecanismos que regulan el comportamiento civilizado, acorde a los estándares de la época que vive la Humanidad, y en donde exhibirse como una mera dictadura tendría cualquier cosa menos legitimidad y aprobación.

Una dosis de lección de la historia reciente muestra la abrumadora ansiedad, el descontrol o salida de las manos y las transformaciones impensables que provoca en las sociedades cerradas o sometidas cualquier atisbo de libertad devenido de cambios inesperados por mínimos que estos sean.

Un ejemplo válido lo constituye el Acuerdo de Helsinski. Este se adoptó en la Conferencia de Seguridad y Cooperación en Europa, en el año 1975, para mejorar las relaciones entre los gobiernos comunistas y los países occidentales, y así rebajar los peligros y tensiones de la Guerra Fría. Entre otras cosas, el Pacto sirvió para legitimar las fronteras como estaban trazadas después del reparto de la Segunda Guerra Mundial, pero también incluía el compromiso de promover la defensa de los derechos humanos, además del respeto a la ley internacional y la coexistencia pacífica. Los regímenes totalitarios firmaron ese documento histórico convencidos de estar en capacidad de burlar sus compromisos, sin embargo, bajo la sombrilla de esos acuerdos se cobijó el movimiento opositor que fue determinante en el derrumbe del imperio soviético y sus satélites. Y estas fueron unas consecuencias jamás percibidas ni esperadas por los malhechores que contaban con todo el poder para creerse inamovibles.

El caso de Polonia también resulta ilustrativo. La situación de empeoramiento de la crisis económica, en 1988, condujo a la huelga de los trabajadores en varios astilleros y minas del país. El presidente de aquel entonces, el comunista Wojciech Jaruzelski, se vio sin el apoyo represivo de los tanques soviéticos y decidió entrar en una negociación con los líderes de la oposición, encabezada por el Sindicato Solidaridad, en la cual supuestamente tenía todo controlado y era cosa de conceder algunas limosnas para desarticular la amenaza del malestar y reclamo popular. De la mesa de negociación se fue a unas elecciones donde los opositores solo podían disputar algunos escaños previamente acordados, y los sin poder terminaron barriendo del poder a los que supuestamente no había manera de desplazar.

La experiencia de la Unión Soviética fue algo parecida. Cuando el batón de la presidencia cayó en manos de Mijaíl Gorbachov, la situación económica que atravesaba ese país era desastrosa. El líder del Kremlin de Moscú optó por introducir determinadas reformas estructurales, con el propósito de hacer viable el sistema y contando con todo el andamiaje represivo de la KGB que por más de 70 años había mantenido sometida a la población. Comenzó con la Perestroika, que consistía en la implementación de aperturas económicas, y al llegar a la Glasnost, permitiendo cierta libertad de expresión, el resultado fue catastrófico para sus intenciones. Una vez que se abrió la hendidura los soviéticos se empeñaron de modo decidido y no pararon hasta derribar los muros de la opresión. Unos pequeños cambios despertaron de golpe las ansias de libertad del pueblo sometido y apático, y en ese momento se invirtió la ecuación y quien tenía el control término siendo removido.

Se puede concluir que Raúl Castro no está dotado con cualidades especiales que lo hagan diferente a otros dictadores que las circunstancias los han obligado a salir del atrincheramiento para tener que lidiar con nuevas dinámicas políticas, en un escenario movedizo donde no tienen todas las de ganar. Al menos es signo de debilidad y desesperación caer en brazos de quien por diseño debería ser el perenne enemigo. Más, si ese acercamiento con el “Coco” se materializa sacrificando y dejando abandonado al principal aliado, por demás quien hasta hoy lo mantiene con sus petrodólares. A la oposición cubana le ha ciado el reto por carambola de unirse en un gran bloque por primera vez y salir a reclamar el ser tomado en cuenta, o quedará de simple espectadora reaccionando con quejas pero fuera de la mesa en la que se planifica el destino de la nación. El pueblo de la isla tiene ahora la oportunidad de identificar todo lo que constituya una hendidura, para por ahí empujar con todas sus fuerzas y tratar de echar abajo las barrederas. Se ha abierto una etapa definitoria, por mucho que lo quieran ocultar hay destellos de luz al final del túnel.

Miami, Florida. 23 de diciembre de 2014.

La movida con Cuba, mera necesidad de seguridad nacional para EEUU

Por Dr. Darsi Ferret
Miami, Florida. 22 de diciembre de 2014.

La victoria que le endilgan a los Castro en el “sorpresivo” anuncio de acercamiento y normalización de relaciones con EEUU resulta completamente falsa, un bluff. Tanto los opuestos a la dictadura de La Habana, que consideran una traición la nueva política de la Casa Blanca, como los aliados del régimen comunista, coinciden en dar una lectura y supuesto resultado a los actuales acontecimientos bien diferente de la realidad. Como se dice en uno de los juegos infantiles: “….están frio, frio, frio”.
Los hechos se muestran claros a la vista, es solo cuestión de apartar las reacciones emotivas y pasionales, para llegar al análisis objetivo de este sensible asunto.
El enorme calado de las medidas adoptadas (restablecimiento de relaciones diplomáticas y empuje por el levantamiento de las sanciones económicas y financieras, más allá del intercambio de presos), demuestra que Raúl Castro salió desesperado a tirarse en brazos de los americanos como última carta de salvación para él y los suyos. Y para EEUU representa la única oportunidad de entrar a Cuba con delegaciones políticas como garantes de un proceso de desmonte paulatino y controlado del régimen, ya que de no subirse en ese bote habrían tenido que hacerlo un poco más adelante con aviones, barcos y marines, obligados por el peligro que les supondría el futuro desplome del castrismo con la consecuente inestabilidad y vacío de poder.
Este escenario de amenaza creciente de derrumbe de la dictadura cubana se relaciona con el indetenible colapso del chavismo en Venezuela. La incompetencia de Nicolás Maduro unida a la inviabilidad del sistema estatista que heredó no brinda garantías de sostener el poder por mucho más tiempo. La repentina caída de los precios del petróleo en el mercado internacional vino a convertirse en el tiro de gracia para ese régimen. Junto con el pronto derrumbe de Maduro se evapora el jugoso subsidio (unos 13 mil millones de dólares anuales) del que han sobrevivido los Castro desde 1998.
Como la economía cubana no produce ni es capaz de autoabastecerse, la caída del chavismo y desaparición del subsidio, dejarán a Raúl Castro sin su principal fuente de sustentación económica y sin posibilidades de encontrar otro benefactor sustituto que llegue con la billetera llena de dinero y la disposición de seguirles manteniendo como manganzones. Tales circunstancias solo permiten espacio a un mayor deterioro de la tensa situación interna dentro de Cuba, que inevitablemente empujaría a un estallido social.
Llegar a enfrentarse con un estallido social no solo aterra a los Castro y su séquito cercano, también EEUU le tiene pánico, debido a que tendrían que tomar asunto directamente para asumir sus nefastas consecuencias. La pérdida de control del poder implica para los Castro el peligro de arriesgar la vida, la libertad y la riqueza usurpada durante el medio siglo de dictadura. Por otro lado, la isla podría abocarse en una etapa de inestabilidad que conduciría al éxodo masivo e incontrolado hacia EEUU. Y peor aún para la Casa Blanca, la inestabilidad en Cuba la haría demasiado atractiva para el narcotráfico y el terrorismo internacional, cuyos grupos tratarían de establecer refugio y base operativa en la isla para situarse a escasas millas del territorio norteamericano.
Entonces, ¿de qué estamos hablando?
Todo este acercamiento entre Obama y Castro no es otra cosa que una rendición del castrismo. Raúl Castro ha salido desesperado a recabar el apuntalamiento económico de los EEUU para evitar el desplome, y se ha comprometido sin posibilidades de otra alternativa futura a desmontar el régimen en un proceso gradual y controlado, negociando con la Casa Blanca que se llegue al final con la garantía de amnistía para él, su familia y la cúpula de su dictadura.
Los americanos están obligados por las circunstancias a priorizar sus intereses geoestratégicos de seguridad nacional. Su problema con Cuba se resume a obtener la garantía de estabilidad en la isla. Se han lanzado a aprovechar la vía diplomática que conduce al desmantelamiento del régimen y la amenaza que este representa. Y en caso de malograrse ese camino sin retorno, les queda a mano la solución militar que constituye para ellos la no deseada pero obligada invasión con ocupación que mantenga la estabilidad en el país.
Aclaremos que por ningún bando ha ocurrido un renacer de buena voluntad, ni mucho menos un despertar de cariño o preocupación por la suerte o la libertad del pueblo cubano. Simplemente los americanos no quisieran tener que sumar otro evento costosísimo de meter las botas de sus uniformados en otro país de la región al estilo de Granada (1983), Panamá (1989) o Haití (2004). En pleno siglo XXI y dados los acontecimientos, enredarse en una invasión a Cuba les resultaría de unas consecuencias políticas incalculables. Y en el caso de los Castro, están dispuestos a todo menos a la posibilidad de que cuelguen sus fotos en la misma pared donde se encuentran los retratos de Nicolae Ceaucescu, Muanmar el Gadafi, Sadam Husein o Manuel A. Noriega.
Obama quiere estabilidad en la isla. Raúl amnistía. Y para alcanzar ambos propósitos les urge mantenerse en control del panorama mientras se desenvuelve el proceso negociador del desmonte gradual y ordenado del régimen.
La otra gran lectura del acercamiento entre Obama y Castro, es que la oposición quedó fuera de la mesa y ni siquiera fue consultada. La mayor responsabilidad es de la propia oposición por estar dividida, enfrentada y sin mostrar madurez política ni rumbo estratégico. Esta realidad lamentable que deja en mejor posición a la dictadura en medio de las negociaciones con EEUU, se puede aprovechar y hacer que sirva de estímulo para superar los escollos y lograr por primera vez la necesaria unidad.
Los líderes de los distintos grupos de la oposición tienen la responsabilidad de crear una gran coalición, sustentada en una agenda mínima de coincidencia. El peso de esa voz será imposible no tomarlo en cuenta. Lo lamentable para la oposición es que si no se monta en este tren que ya arrancó y se desplaza por los rieles, simplemente seguirá en el andén, fuera de todo protagonismo en el momento histórico que vive la nación. Para el pueblo cubano la buena noticia es que de una u otra manera, o guiados por unos u otros actores, pronto le llegará la imprescindible libertad. El amanecer está más cerca que nunca.

El Papa Francisco apoya a los comunistas en Cuba


Por Dr. Antonio A. Acosta
Presidente del Colegio de Periodistas de Cuba (E) Delegaciones N.J. – N.Y.

El comunismo está de plácemes como premio a más de medio siglo de dictadura, crímenes y atropellos a un pueblo indefenso.

El binomio satánico Obama-Castro ha elevado la desvergüenza y la traición a la enésima potencia; pero aún más vergonzoso es la actitud del Papa Francisco – supuesto representante de Jesús en la tierra -.

Parece que este Papa no se ha enterado de los crímenes de lesa humanidad que ha cometido el desgobierno de los Castro en la patria de Martí, o será que estudió esta historia en un libro mutilado. Yo me pregunto puede un representante de Dios olvidarse de los cientos de jóvenes ante el paredón de fusilamiento gritando ¡Viva Cristo Rey!, de los centenares de presos confinados en celdas antihumanas, de los miles de cubanos devorados por los tiburones tratando de llegar a los EE.UU. en el estrecho de la Florida; del Remolcador 13 de marzo, cuando con mangueras poderosas estos viles asesinos le arrebataban a las madres sus hijos haciendo que se ahogaran en las aguas del Caribe, del crimen de los Hermanos al Rescate, del atropello a las Damas de Blanco, de la miseria y el hambre con que han mantenido al pueblo cubano por casi 56 años; que si no fuera por las remesas que les manda los “mafiosos” cubanos del Exilio, estuvieran en peores condiciones.

Eso de borrón y cuenta nueva me parece indignante, entonces ¿dónde está la diferencia entre el bien y el mal? Si hasta ahora sin relaciones diplomáticas con los EE.UU. los Castro se han mantenido en el poder por tantos años, ¿qué no harán después que se sientan respaldados por este país y por el Papa? Solamente seguir sojuzgando, oprimiendo y engañando al pueblo de Cuba con más fuerza. ¿O es que Francisco es tan ingenuo que piensa que ellos van a cambiar repentinamente? ¿Cómo el Papa puede apoyar a un gobierno ateo con una Constitución con un partido único, que por supuesto eso no lo cambiará el nuevo convenio. ¿Cómo el Papa ha aprobado estas negociaciones sin ninguna concesión por parte del gobierno castrista. Esto nunca lo hubiera permitido el Papa Juan Pablo II.

¿Dónde está la moral y los principios marxistas de los Castro, cuando siempre han acusado a los EE.UU. de imperialistas, capitalistas abusadores que le castran el destino a los pueblos. ¿Cómo ahora el “sucio dollar yankee” resulta tan oportuno para los monarcas comunistas; ¡qué descaro!

No dudo que después de este proceder les condecoren a ambos Francisco y Obama con la medalla de Lenin. Esta nueva mancha a la Iglesia Católica no habrá agua bendita que la haga desaparecer.

No me asombraría que de ahora en adelante el Papa oficiara misa con una sotana verde olivo y que Obama en la misma asta coloque la bandera de la hoz y el martillo junto a la bandera norteamericana en la Casa Blanca. Después de estas atrocidades, ¿qué decir?, simplemente que he perdido la capacidad para el asombro.

Dios se encargará de poner en el lugar que le corresponde a estos sujetos indeseables.

¡Viva Cristo Rey! ¡Viva Cuba Libre! y ¡Viva el Martianismo Apóstolico!

Declaraciones y opiniones sobre el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos

NOTA DEL COMITÉ CUBANO PRO DERECHOS HUMANOS

El Comité Cubano Pro Derechos Humanos desde su nacimiento ha estado luchando contra los crímenes, abusos, atropellos y violaciones a los derechos y libertades del pueblo cubano, y proponiendo soluciones nacionales entre cubanos, desea que este correcto y necesario clima de diálogo entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos se extienda y ponga en acción entre el gobierno y el pueblo de Cuba.

El conflicto fundamental de estas últimas décadas ha sido entre cubanos. El vitalicio gobierno cubano no ha cesado nunca de barrer con todas las libertades de sus ciudadanos. Estos momentos son históricos precisamente porque se rompen todas las justificaciones de 56 años para negar a la sociedad cubana sus derechos. Lo primero que debería hacer el gobierno cubano ahora es admitir con acciones valientes y de buena voluntad, que el freno de Cuba han sido ellos mismos y no la hostilidad de un gobierno extranjero. Y un primer paso sería ratificar los Pactos de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y cumplir con ellos.

Comité Cubano Pro Derechos Humanos

Diciembre 20 del 2014
……………………………….

Posición del Taller Libertario Alfredo López Sobre la liberación de prisioneros y el restablecimiento de relaciones diplomáticas, por los gobiernos de Cuba y EE.UU.

La “normalización” de relaciones entre los poderes gubernamentales de EE.UU. y Cuba debería coadyuvar a eliminarnumerosos y anticuadosimpedimentosimpuestos (por estos mismos gobiernos) avínculos humanos elementales entre ambas naciones.
Nos alegramos junto con quienes salieron de entre las rejas, y con sus familias que acaban de recibir en casa a seres queridos, en libertad -¡al fin!- después de largos años de encierro “legal”.
No obstante, desconocemos los términos de esta negociación. Se trata de un golpe de efecto que contribuye a una mentalidad milagrera, y nos deja como expectadores pasivos.
Nos preocupa,además,que se generen nuevas oportunidades para que el capital explote “más” y “mejor” a nuestras gentes.
Queintensifique el conformismo, la insignificancia y la miseria, por obra de más consumismo, más depredaciónal entorno y más invasión de lacultura para masas; y es que…
El imperialismo norteamericano sigue en pie.
El autoritarismo cubano sigue en pie.
La Base Naval de Guantánamo no ha sido desmontada y sigue albergando una prisión internacional dotada de centro de torturas.
Así, no basta con liberar a un grupo de prisioneros, ni siquiera bastaría con clausurar una cárcel especialmente odiosa: todas las cárceles del mundo deben cerrar.
Tampoco basta con que dos Estados desmovilicen su “guerra fría” y concilien posturas sobre un grupo de puntos: la verdadera reconciliación entre la gente vendrá cuando no haya más Estados.
Menos aún basta con desbloquear mercados para que poseedores de medios de explotación del trabajo ajeno y de la naturaleza comercien entre ellos: tal explotación debe desaparecer ya.
Por tanto esperamos que, ahora que en el horizonte flota el posible desmantelamiento del bloqueo-embargo, no solo se tramite esto desde instancias ejecutivas sino que todo cubano y estadounidense tome parte con sus voluntades.
Continuaremos nuestra lucha contra todas las dominaciones: lucha ecologista, antiimperialista, anticapitalista y antiautoritaria, en solidaridad con camaradas en el resto del mundo.

La Habana, 19 de diciembre de 2014

Libertad sin socialismo es privilegio e injusticia; Socialismo sin libertad es brutalidad y tiranía.
………………………………………………………………………………………..
LAS DOS CARAS DE LA MONEDA DE JUDAS
Lcdo. Sergio Ramos
Sorpresiva y simultáneamente el presidente Barak Obama y el general Raúl Castro anunciaron al mundo desde sus respectivas sedes de gobierno que los Estados Unidos y Cuba restablecerían relaciones diplomáticas normales. Al tiempo que eran liberados y arribaban a Estados Unidos, el contratista Alan Gross y el agente de la CIA Rolando Sarraff Trujillo, y llegaban a Cuba los cuatro espías que quedaban presos en Estados Unidos, entre ellos uno que fue cómplice del derribo de las avionetas civiles de Hermanos al Rescate que causó la muerte de sus tripulantes.
La Casa Blanca declaró que llevaban a cabo negociaciones en Canadá desde hacía unos 18 meses y que el papa Francisco I medió durante las subrepticias negociaciones. El secreto fue tan bien guardado que ni el presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del Senado, Robert Menéndez, fue informado de las mismas.
Por el lado del gobierno estadounidense, las presiones y movidas de los intereses económicos y políticos para el restablecimiento de las relaciones entre ambos países venían cuajándose desde hacía tiempo. La permisibilidad para poder viajar de ciertos ciudadanos americanos a Cuba ( para fines culturales, educativos, científicos, etc.), del envío de remesas a la Isla, el permitir un intercambio de artistas liberalizando su entrada a Estados Unidos, constituía un abono premeditado al terrero para las negociaciones. El hecho es que la política de acercamiento con el régimen de Cuba, estaba desde un comienzo en la agenda programática de Obama , pero es ahora que lo implementa porque ya no tiene más términos para otra reelección.
Los preparativos previos al anuncio, fueron bien calculados. Declaraciones de la posible próxima candidata demócrata a la presidencia Hillary Clinton apoyando el levantamiento del embargo a Cuba. Editoriales en el New York Times relejando bondades del régimen cubano y pidiendo, también, el levantamiento del embargo…Y de pronto, el anuncio imprevisto del presidente.
Al hacerlo justificó su acción en la ineficacia del embargo en provocar el cambio en Cuba, sin decir que la ley Helms Burton nunca, repito nunca, se aplicó, ni correcta, ni totalmente, pues jamás se puso en vigor el Titulo III que permitía a las empresas y ciudadanos americanos demandar y embargar bienes de empresas foráneas que hoy se benefician de los bienes de su propiedad nacionalizados por la revolución cubana. Presidente, tras presidente, declinaron aplicarla, convirtiéndola en una ley sin garras.
Obama floreó su discurso de bellas promesas, algunas de ellas irrealizables, toda vez que están reglamentadas y porhibidas por leyes y no pueden implementarse por medio de órdenes ejecutivas (Por decreto) o sin la anuencia y aprobación del Congreso. Lo cual implica un gesto demagógico de su parte.
Faltó también a su deber de transparencia. En una democracia el pueblo tiene derecho a estar informado de lo que su gobierno hace, porque la información es parte del ejercicio de la opinión y expresión. El hecho de haberle ocultado al pueblo y al Congreso de los Estados Unidos la realización y el curso de tales negociaciones en un asunto tan trascendental para la nación americana es una violación a tal derecho y una falta de respeto a la rama legislativa federal y a su deber de informar a esta.
Lo más triste es que el acuerdo firmado por la Casa Blanca, es que dejó relegado cuestiones fundamentales como la ausencia total de los derechos humanos en Cuba, las libertades civiles del pueblo cubano, la ausencia de democracia, los miles de presos políticos y los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura castrista, incluyendo los que pesan sobre los hombros del dictador Raúl Castro. Para muestra, un botón basta: el apuñalamiento durante una actividad de opositores de la Dama de Blanco María Arango Percival por un agente provocador del régimen a finales del mes pasado en Santa Clara.
El móvil del gobierno de los Estados Unidos para el cambio de política con Cuba, responde meramente a sus particulares intereses políticos y, sobretodo, económicos. Los grandes capitales americanos y la actual administración gubernamental han visto con preocupación la penetración económica y el aumento de la influencia política de China y Rusia en la América Latina y en Cuba, con la consabida merma en la influencia de Washington en Suramérica.
En aras de sus particulares intereses Estados Unidos ha actuado, relegando el sagrado derecho del pueblo cubano a la libertad. La consecuencia de este dramático giro político, será que el levantamiento de las restricciones comerciales con Cuba, apuntalarán económicamente, no a Cuba, sino a una tiranía militarista y totalitaria, cuya estructura está diseñada para el enriquecimiento de la cúpula y los altos mandos militares, manteniendo al pueblo empobrecido. Esto, además, permitirá que las empresas americanas utilicen mano de obra esclava para su enriquecimiento, tal como ocurre en Viet Nam y China.
Del otro lado de la moneda, simultáneamente, apareció en la televisión cubana, vestido con su uniforme de general de ejército, el dictador Raúl Castro, anunciando la llegada a La Habana de los espías y el restablecimiento y normalización de relaciones diplomáticas entre ambos países, agradeciendo al papa Francisco por su mediación.
El general no dejó de matizar que existían profundas diferencias entre ambos países, demandó el levantamiento del embargo (alias bloqueo para Castro) y la continuación de las conversaciones, alegadamente, basadas en el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas. Terminando su discurso con la acostumbrada retórica populista y demagógica de la “lucha heroica del pueblo y la revolución”.
El dictador no ofreció nada a cambio, ni ofertó un cambio para las libertades del pueblo cubano, porque ni se lo exigieron sus contrapartes negociadoras, ni está dispuesto a cambiar nada sustancial en Cuba , como más adelante, confirmó su hija Mariela Castro al señalar “que nadie sueñe que Cuba va a dejar de ser socialista”.
Lo que persigue Cuba es atraer a los inversionistas y al turismo estadounidense para subsidiar y apuntalar su régimen dictatorial ante la imposibilidad de poder continuar recibiendo, en la misma abundancia, los subsidios de Venezuela. Al tiempo que persigue el objetivo político de garantizarle la sucesión al poder para sus vástagos herederos de la alta cúpula del poder (Los Mariela, Alejandro, Antonio, etc., etc.).
Sobre esto, el régimen tendrá que hacer arreglos para aceptar las empresas americanas y de la Comunidad Europea, adoptando medidas similares al modelo vietnamita, que es más restrictivo que el chino; claro está, con sus variaciones particulares acorde con las condiciones de Cuba.
Desde hace rato el régimen viene preparando condiciones, no por casualidad, sino por la causalidad de las secretas conversaciones con la administración Obama. Uno de los aspectos lo fue la billonaria inversión brasileira en el Puerto de El Mariel, en la costa noroccidental de Cuba, frente a Estados Unidos, como infraestructura para facilitar el intercambio comercial y el establecimiento de industrias extrajeras en una zona franca portuaria.
Otro aspecto, son los varios asesoramientos recibidos por el régimen por parte de Viet Nam y China sobre sus respectivos modelos. En las transformaciones ocurridas en ambos países, no ha tratado habido cambios hacia la libertad y el respecto a los derechos humanos de sus pueblos, sino que ha sido una sui-generis mutación del estado totalitario marxista-leninista-maoísta a una versión modificada del estado corporativo del fascismo: Un solo partido, sin derechos civiles, sin sindicatos independientes, con una economía en función de los intereses del estado y su cúpula gobernante, pero conservando su dialéctica marxista. Todo con la anuencia y conveniencia de un mundo que mira para el otro lado mientras sigue sin procesarse en un Tribunal Penal Internacional de La Haya, a los genocidas de Tianamen y hoy día juzgan en China a la periodista independiente Gao Yu por pasar reportajes a la Deutsche Welle ( La Voz de Alemania).
Previo al acuerdo el régimen tomó las medidas-espectáculo tales como las de quitar los permisos de viajes al exterior, permitir un muy controlado y limitado cuentapropismo, permitir la salida de ciertos opositores, etc., para engatusar al público interno y externo de que Cuba está “cambiando”. Pero las transformaciones imprescindibles (Libertad, derechos Humanos y democracia representativa), son tabúes porque la esencia dictatorial del régimen y sus altos jerarcas son intocables e inmovibles.
En las solapadas conversaciones, una vez más, estuvo ausente la víctima y protagonista: El pueblo Cubano. Otra vez se repite la vileza de que se negocien los destinos del pueblo de Cuba a sus espaldas, sin tener en cuenta ni las opiniones, ni mucho menos los intereses verdaderos de los cubanos. Una vez más, se nos clava un puñal en la espalda, por los intereses políticos y económicos de los foráneos y los verdugos del pueblo. Se repite la infamia de las negociaciones sobre el destino de Cuba entre terceros, sin contar con el pueblo cubano como ocurrió en Paris en 1898 o en el pacto Kennedy-Kruchev en 1962.
Pero frente esta traición, solo hay un camino: la reafirmación del pueblo cubano en su determinación por erradicar de raíz y totalmente la tiranía totalitaria, para establecer una gobierno verdaderamente cubano con todos los cubanos de buena fe, con plena soberanía nacional, donde se consagren y respeten los derechos humanos, con verdadera democracia en el marco del pluripartidismo y dentro del contexto estado de derecho democrático, con paz, justicia, bienestar y progreso para todos.
Por lo pronto, ahora que cada Judas cuenta su moneda por el lado que le conviene, nos toca hoy al pueblo cubano, en función de los acontecimientos y según se vayan desarrollando estos, ajustar nuestras estrategias de lucha y cerrar filas y juntarnos contra la tiranía, pues contra viento y marea: ¡LA LUCHA CONTINUA!!!

—————————————————————–

Declaración de la revista Convivencia con motivo del restablecimiento de las relaciones diplomáticas
Autor: Consejo de Redacción

1- La revista Convivencia saluda el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre la República de Cuba y los Estados Unidos de América.
Deseamos que este clima de diálogo y negociación también se establezca entre el gobierno de la República de Cuba y la sociedad civil cubana independiente, dentro del respeto a la unidad en la diversidad, el derecho a la autodeterminación y el ejercicio de la soberanía ciudadana.

2- La revista Convivencia se alegra por la excarcelación de presos políticos y considera que deben ser liberados todos los presos políticos, incluidos los que están bajo licencia extrapenal en Cuba.

De igual forma debe cesar toda represión por motivos políticos. El gobierno cubano debe ratificar los Pactos de Derechos Humanos de la ONU y las Convenciones de la OIT, tal como demandan los cuatro puntos de consenso identificados por un grupo creciente y significativo de la sociedad civil cubana.

3- La revista Convivencia agradece la mediación de su Santidad el Papa Francisco en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre la República de Cuba y los Estados Unidos de América.

Así mismo, deseamos que la Iglesia pueda seguir ofreciendo su servicio de mediación en un posible y necesario diálogo entre el gobierno cubano y la sociedad civil independiente en Cuba, con el consecuente reconocimiento de esta última como interlocutora válida.

4- La revista Convivencia considera que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre la República de Cuba y los Estados Unidos de América levanta un serio obstáculo para que se vea más claro que el diferendo fundamental es entre el gobierno cubano y sus ciudadanos, no entre Cuba y Estados Unidos. Así se podrá comprender que lo más importante para nuestro pueblo es la inclusión, las libertades civiles y políticas, económicas, sociales y culturales y el ejercicio de una democracia cada vez más participativa en Cuba.

5- La revista Convivencia abriga la esperanza de que este acontecimiento histórico y el levantamiento de todos los bloqueos, especialmente aquel que sostiene el gobierno cubano sobre la iniciativa y el carácter emprendedor de sus ciudadanos, permitan crear las condiciones necesarias para que el pueblo cubano sea protagonista de su propia historia y pueda conducir a toda la nación, incluyendo a todos nuestros compatriotas de la Isla y de la Diáspora, hacia un futuro de paz, libertad, progreso y justicia social.

Pinar del Río, 17 de diciembre de 2014

Ver articulo aquí:
Fuente del Articulo: http://www.convivenciacuba.es/
………………………………………………………………………………………………………………..

Mi opinión (personal) sobre el cambio de política USA/CUBA
Oscar Peña Oscarpena_CUBA@yahoo.com

Estados Unidos (con presidentes republicanos o demócratas) siempre ha estado al frente del mundo por su realismo y pragmatismo y es grande porque comete errores pero sabe enmendarlos. No se puede negar una realidad. El caso cubano ha estado estancado por décadas y este cambio de la política de Estados Unidos se tiene que ver como algo positivo y como un nuevo impulso de solidaridad con el pueblo cubano; es una sacudida y reto para todos los cubanos democráticos para que sean más originales, creativos e independientes en buscar caminos de solución y convivencia entre cubanos. También es un desafío para las autoridades de Cuba ante el desarme que le ha dado Estados Unidos a todas las históricas justificaciones para mantener a Cuba con un candado nacional.
OP
………………………………………………………………………………

CONSIDERACIONES SOBRE LA NUEVA POLITICA DE USA RESPECTO DE CUBA
Centro Cubano en España
En mi opinión, este aparentemente súbito cambio de política de EEUU con relación a Cuba, que creo se lleva preparando en secreto desde hace algún tiempo, está íntimamente ligado a los intereses económicos de los dos países en este momento.
En el caso de Cuba, ésta se encuentra en una encrucijada económica debida principalmente a la bajada del precio del petróleo. Como es sabido, Cuba abastece a Venezuela de todo tipo de personal asesor e incluso ejecutivo para el sostenimiento del proceso Bolivariano/comunista local, eso no se da gratuitamente, tiene un precio, que hasta el presente Venezuela lo paga con petróleo. Pero el problema es que éste ha bajado su valor a menos de la mitad, consecuentemente Cuba debe haber reclamado la diferencia, recibiendo como respuesta la imposibilidad de Venezuela de atender semejante petición. Las consecuencias de esta situación son insospechadas, Cuba podría retirar parte del personal allí desplegado, o lo más probable, ésta habrá buscado otras soluciones al quebranto del petróleo Venezolano.
Entonces confluyen los intereses de Cuba con los de EEUU, de la siguiente forma. EEUU ve cómo varios países Europeos, y de otras latitudes como Canadá, mantienen grandes inversiones sobre todo en el área del turismo con grandes y magníficos hoteles y otras instalaciones, situándose en una posición de ventaja en la carrera que se producirá tras la caída del régimen en cuanto la biología haga su trabajo.
En cuanto a Cuba, se encuentra que Venezuela no puede seguir subvencionándole al tener ella misma graves problemas que resolver. Cuba había entrado en conversaciones con Rusia, pero por motivos muy parecidos a los de Venezuela, ésta ya tiene muy graves problemas con la caída del rublo y el precio del gas y del petróleo. Por lo tanto, sus responsables alzaron la vista hacia el Norte, encontraron unos EEUU propicios para el diálogo dispuestos a reanudar relaciones diplomáticas y a realizar inversiones, así como a alentar el turismo propio.
Así todo arreglado, tenemos intereses mutuos que satisfacer, no cabe pues ninguna consideración ética ni remordimiento de tratar con un gobierno que desprecia la democracia y todo los valores que sustentan la civilización occidental, verdaderos verdugos de su pueblo, nada de eso tiene ningún peso ante el VIL DINERO.
Al fin y al cabo, según palabras del Presidente Obama, EEUU tienen relaciones con China, y digo yo, cómo no las van a tener si China posee casi toda la deuda emitida por los EEUU, también con Vietnam, nada menos, con quien tuvieron una guerra en la que murieron decenas de miles de norteamericanos. Quiénes somos los cubanos exiliados para pretender que nuestros motivos históricos y emocionales podrían pesar en las decisiones soberanas de las autoridades norteamericanas. Simplemente estamos ante la condición humana. Ya lo dijo Lenin, “El hombre capitalista es capaz de vender la soga con la que le han de colgar”. Otra realidad a tener en cuenta, “No debemos desconfiar del hombre malo, siempre será igual”.
José Oscar Pérez Couce
Comte. de Aviación Comercial (Ret.)

……………………………………………………

COLEGIO NACIONAL DE PERIODISTAS DE LA REPÚBLICA DE CUBA (E)

JOURNALISTS ASSOCIATION OF CUBANS IN EXILE

300-77TH ST., NORTH BERGEN, N.J. 07047

Tel. (201) 941-8791

http://www.cnpexilio.org

Email: cnpexilionjny@gmail.com

18 de diciembre de 2014

¡Dia de la infamia!

“Dos que han pecado juntos, son eternos amigos” José Martí

Al estilo de otra Bahia de Cochinos victoria del comunismo por el binomio de la traición (Obama-Castro) La historia se encargará de estos servidores de la hoz y el martillo y los condenará por traidores.

El Colegio Nacional de Periodistas de la República de Cuba en el Exilio (NJ/NY) rechaza energicamente todas las negociaciones y acuerdos, que a espaldas del pueblo cubano dentro y fuera de la isla esclava tomaron el presidente de esta nación y el dictador que por 56 años tiraniza la Patria de Martí.

A pesar de esta nueva canallada el exilio y el pueblo cubano sabrán responder con la dignidad de nuestros mambises, heroes y mártires y logrará, al fin, la libertad de nuestra Patria.

Dr. Antonio A. Acosta Héctor Lemagne Sandó:.
Presidente Secretario de Prensa y Correspondencia