No nos frenan las casualidades ni las malas intenciones

Por Darsi Ferret

Miami, Florida. 3 de marzo de 2015.

¿No sé por qué me resulta tan difícil tragarme el anzuelo de las casualidades? Desde que comencé hace un par de meses a trabajar por la unidad de la oposición junto a otros activistas de la isla y el exilio, agenda que tenemos bien avanzada para preocupación del régimen de La Habana, han estado sucediendo una cadena de hechos “aislados”, muy similares a los acostumbrados en el libreto del aparato de la policía política cuando el nivel de desafío pasa la raya de su tolerancia.

Durante un año trabajé ayudando en la producción del programa Prohibido Callarse, en MiraTV. Allí cumplí con mi trabajo y tuve buenas relaciones con todos, hasta que sin razón aparente el Sr. Luis Guardia, productor del Show, se destapó hace tres semanas con unos reclamos que incluían dosis de chantaje e irrespeto a mi dignidad. La intervención de Roberto Rodríguez Tejera, un ser humano noble, patriota y excelente profesional, además de conductor y principal del programa, hizo que pasáramos página a ese asunto desagradable.

Ayer, al llegar al trabajo, el Sr. Luis Guardia me recibió de modo sorpresivo diciendo: “vamos a reestructurar el personal y tu quedaste fuera…”. Algo curioso, Roberto R. Tejera no se enteró de que su productor me había botado del empleo hasta conversar conmigo por teléfono horas después. Lo otro que mencionó el Sr. Luis Guardia en tono de pregunta fue: “¿ya se fue Manuel Cuesta Morúa? ¿Cómo paga esos viajes al exterior? ¿Él debe estar recibiendo un salario de los americanos? Y me hizo recordar al instante a los agentes de la policía política, que siempre utilizan la misma técnica en los interrogatorios. Empiezan por las amenazas de prisión, la expulsión de los centros de trabajo y las descalificaciones a los opositores con el cartelito de que son mercenarios, gusanos y apátridas al servicio de los EEUU.

La expulsión del trabajo es apenas el último acontecimiento de los hechos “aislados” aparecidos en escasas semanas. Le anteceden el “casual” arresto con violencia de mi hijo mayor, Daryl Ferret, en Pinar del Rio. Y días antes la Oficina de Intereses de EEUU en La Habana le había negado la visa impidiendo que asistiera a un evento al que lo habíamos invitado acá en Miami.

En medio de estas y las circunstancias que sean, es bueno recalcar con total transparencia que no hay presión ni obstáculos que nos saquen de nuestra entrega en favor de la libertad y el bienestar de nuestro pueblo. Esa máxima está más que probada. La Campaña por la Unidad de los cubanos #YoSoyCuba sigue adelante y nadie ni nada nos detendrá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s