ENTRAMPADOS ENTRE LA FALACIA Y LA MALDAD

Lcdo. Sergio Ramos

A tan solo una semana para dejar la presidencia, el presidente Barak Obama, sorpresivamente, anunció la eliminación de la política conocida como ‘pies secos, pies mojados’, bloqueando la posibilidad de que muchos cubanos puedan acogerse a la Ley de Ajuste Cubano. También eliminó el programa de ‘parole’ para médicos cubanos. Una medida que estuvo fundada en un acuerdo migratorio, caracterizado por conversaciones con agendas escondidas, sin ninguna transparencia, al punto, que ni tan siquiera fueron informadas al Congreso de los Estados Unidos, ni al pueblo americano.
La medida no elimina la Ley de Ajuste Cubano, pues solo el Congreso tiene la potestad de derogarla o enmendarla. Esta ley permite a los nacionales cubanos que lleguen a los Estados Unidos legalmente y sean inspeccionados y admitidos al país o los que lleguen al territorio ilegalmente y sean puestos bajo ‘parole’, solicitar una residencia permanente luego de permanecer física e ininterrumpidamente un año y un día en territorio de los Estados Unidos.
La Orden Ejecutiva (decreto) de Obama crea el efecto de bloquear el acceso a la Ley de Ajuste Cubano a los cubanos que entren ilegalmente a los Estados Unidos y además, peor aún, se los coloca en un proceso de deportación sumaria hacia Cuba. Por su parte, el régimen cubano acordó admitir a los que sean deportados.
Atrás quedaron varados y atrapados en un callejón sin salida, entre 20,000 a 30,000 cubanos en tránsito por las selvas y caminos desde Ecuador hasta México, incrementándose la crisis humanitaria ya existente entre esos hombres, mujeres y niños que solo buscan la libertad que se les niegan en su tierra.
Muchos países de Centro y Suramérica presionaron al gobierno americano en favor de la derogación de dicha ley, siendo uno de sus alegatos que los cubanos recibían un trato privilegiado, preferencial y desigual respecto a los reciben inmigrantes de otras nacionalidades. En ese sentido, esa fue una de las razones expuesta por la saliente administración Obama. Este justificó la determinación argumentando que se pretendía que todos los inmigrantes tengan igual trato, lo cual, resulta ser un argumento falaz.
Lo que lo que silencian tras la retórica justificante, son las razones y las circunstancias diferentes que existen en el punto de origen, que ocasiona el hecho de que en Cuba, de tiempo en tiempo, ocurran estampidas masivas de personas hacia otros países. Resulta que todos los migrantes de los países de Centro y Suramérica provienen, en su inmensa mayoría, de países democráticos. En México, Honduras, Costa Rica, Panamá, Colombia, etc. hay democracias. Sin embargo, en Cuba, al igual que en Venezuela, son dictaduras. Luego la razón de ser de la Ley de Ajuste Cubano está fundada en la férrea opresión que le impone al pueblo, el régimen tiránico que rige en Cuba desde hace más de 50 años, que bloquea las más elementales libertades y derechos humanos de ese pueblo.
El taimado acuerdo en nada contempla el respeto a los derechos humanos, ni un trato justo para los que sean deportados, una vez lleguen a Cuba. Esos cubanos una vez sean regresados a su tierra, serán personas marginadas, discriminadas, desempleadas, desposeídas, y quizás muchos de ellos encarcelados sin las menores garantías. ¡Ahí está la gran diferencia! La verdadera razón por la cual los cubanos ameritan un trato distinto basado en la protección a su persona y libertad.
Otro argumento entre las excusas planteadas por quienes quieren derogar la Ley de Ajuste Cubano, es que los cubanos, una vez adquieren la residencia, regresan a Cuba, y que la ley es basada en el concepto de refugiados y no deben volver al país de donde se fueron perseguidos.
Sobre ese particular, lo que ignoran unos y tapan otros, es que el régimen castrista basa gran parte de su control totalitario sobre el pueblo cubano en el chantaje, descargando cobardemente, sobre las familias de los descontentos y opositores, el castigo, que por la fuga o desobediencia, no le pueden aplicar a los que se les escapan. Saben además, que la escases, es parte de la aplicación de draconianos métodos del control social. El hecho que el estado cubano tiene el monopolio de dar al ciudadano los alimentos y medicinas por cuenta gotas, creando una carencia premeditada de productos y medicamentos, y además, ser el único medio empleador para poseer un trabajo, el exclusivo proveedor de asistencia médica, brindándola de baja calidad, y quien es el único que proporciona con limitación otras necesidades básicas, genera en los ciudadanos una total dependencia del estado. Y con lo cual, le infunde al pueblo cubano el miedo a perderlo todo y quedar él y su familia, en el desamparo, generando en ellos un sentimiento de temor y de resignación a la mansa obediencia y el servilismo. De ese modo, el régimen totalitario controla las manifestaciones de descontento y oposición al gobierno. Esta crisis fabricada por la tiranía, chantajea a los cubanos aun estando fuera del país, y los lleva a regresar a Cuba para suplir a sus familiares (hijos, esposos, padres, etc.) aquellas necesidades básicas que la dictadura les niega. De hecho, aun afuera del país hay muchos que callan su sentir por miedo a represalias contra sus familias aun cautivas en la isla. Regresan, no por la simpatía con la dictadura, sino por la necesidad humanitaria de ayudar a los suyos que quedaron atrás en la precariedad y la esclavitud.
Hay otro planteamiento que se esgrime basado en la teoría de que si cierran la salida del país, moverá a los cubanos de adentro a levantarse contra la tiranía. El aislamiento de un país no necesariamente es factor detonante de una rebelión popular. Un ejemplo lo fue Albania durante la época del Bloque Soviético. Este fue el país más hermético dentro del llamado Campo Socialista bajo la feroz tiranía de Enver Hoxha y jamás se produjo un levantamiento. El comunismo en Albania cayó por efecto dominó tras la desaparición del llamado Campo Socialista en 1990. Hoy día vemos el ejemplo de Corea del Norte; otro país hermético donde el pueblo esta tan sometido y amedrentado que es incapaz de sublevarse. Los factores y condiciones para que se produzca una rebelión en un pueblo oprimido son otros más complejos y múltiples, y van mucho más allá de una mera condición de aislamiento. El terror y el control social son también válvulas de escape por donde las dictaduras totalitarias controlan la presión social capaz de generar, en determinados momentos coyunturales, estallidos sociales que den al traste con éstas… y esos elementos todavía no existe en Cuba.
La otra gran falacia sobre la cual se basa esta puñalada en la espalda del pueblo cubano, es la llamada “normalización” y “empoderamiento” del pueblo cubano. Si observamos el curso de los acontecimientos en Cuba tras la visita de Obama y la apertura de la embajada americana en La Habana, se destaca un marcado incremento en la represión contra los opositores. Tan solo el año pasado se registró la cifra record de 9,351 detenciones arbitrarias. Más aun, al tiempo que la administración saliente anunciaba en Washington la eliminación de la política “pies secos, pies mojados”, en Cuba la tiranía arrestaba a opositores destacados como Martha Beatriz Roque Cabello y Oscar Elías Biscet, –este último fue objeto de una fuerte golpiza—, mientras en Santiago de Cuba está detenida e incomunicada desde hace varias semanas, la opositora Karina Gálvez de UNPACO. Además, sigue preso el artista Danilo Maldonado “El Sexto” por sus expresiones político-artísticas y varios trabajadores fueron condenados a un año de presión por negarse a ver el entierro de Fidel Castro por televisión… y nos preguntamos ¿A quién empodera Obama con estas políticas? Indiscutiblemente, su efecto es debilitar al pueblo esclavizado y empoderar la tiranía castrista, amén de enriquecer a los ‘socios’ inversionistas en Cuba, quienes, ahora se lucrarán con el trabajo esclavo de los trabajadores cubanos, estén dentro o fuera del país en las llamadas “misiones internacionalistas”, como es el caso de los médicos y otros profesionales y deportistas cubanos.
Barak Obama, durante la visita a Cuba dijo un lindo discurso sobre libertad, democracia y derechos humanos, sin exigir estos a la dictadura, ni mucho menos condicionar sus acuerdos a tal requerimiento. Su palabra no concurre con sus hechos, y cuando eso ocurre se llama demagogia y engaño.
Ahora los cubanos, privados de libertad y entrampados en Centro y Suramérica, quedan a merced de la misericordia o del ensañamiento e incomprensión del país donde se encuentren.
Los que por algún avatar del destino o por la audacia que infunde la desesperación del que se siente acorralado, se aventure a entrar ilegalmente en los Estados Unidos solo tienen el amparo de solicitar asilo; algo, que a tenor con las leyes migratorias americanas, podríamos decir que es genérico; pues solo puede solicitarse asilo basado en persecución pasada y/o futura sufrida en el país de donde escapan por razones políticas , religiosas, de raza, sexo, y/o por ser parte grupo social marginado y perseguido. Jamás podrá serlo basado en razones económicas, a pesar de que estas sean originadas por la razón política aplicada por régimen para oprimir usando la escases.
Al entrar, el peticionario será escudriñado en sus razones de asilo por un oficial migratorio, muchas veces desconocedor del entrampado totalitario de la dictadura castrista y estarán obligados a convencerlos de que tienen un posible caso creíble de persecución presente y futura en su país de origen. Y una vez hecho esto, serán llevados a un centro de detención y luego ante una Corte de Inmigración (Tribunal de Inmigración ) donde ante un Juez deberán probar — no simplemente decir —, insisto, ¡probar!! dicha persecución con evidencias y testimonios corroborables y creíbles. Algo a veces imposible a pesar de ser verdadero los hechos alegados.
En resumen, somos un pueblo entrampado por la falacia y la maldad. Hemos sido una vez más traicionado por los que dijeron ser nuestros ‘amigos’ y abandonados a nuestra suerte en aras de otros mezquinos intereses. Esperemos que la administración entrante de esta gran nación no clave otra lanza más en el constado de este pueblo crucificado y ayude a resucitar la libertad de todos los cubanos.
San Juan, Puerto Rico a 14 de enero de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s