SOLO EN LOS CEMENTERIOS

https://i1.wp.com/www.juanperez.com/colon/colon1.jpg
Entrada del Cementerio Colón: Foto publicada por juanperez.com

 

 

Por Oscar Peña

Nuevamente se ha tenido un retroceso democrático y de compenetración entre las fuerzas cívicas externas e internas que luchan por rebasar el largo y penoso tiempo de dictadura totalitaria que pisa nuestra patria. No es algo nuevo, es una lamentable repetición. También la sufrimos los miembros del primer grupo disidente y de derechos humanos cuando en 1989 después de haber alcanzado con las denuncias que enviábamos desde Cuba y el extraordinario esfuerzo de líderes y organizaciones exiliadas sentar al régimen de Fidel Castro en el banquillo internacional de los acusados. Era la primera vez que las autoridades de Cuba pasaban en Ginebra de acusadores a acusados. Aquel desastroso resultado de imagen para el régimen de la Habana nos dio a entender que rápidamente nos venia encima una de las mas sucias y fuertes ofensivas del régimen contra nosotros, pero no tuvieron necesidad de hacerlo. Lamentablemente algunos exiliados no supieron controlar sus emociones, entender el terreno cubano y lo hicieron por ellos. Me explico.

Ya se había logrado el importante paso de lograr la sanción moral del régimen, pero –como se ha demostrado- las sanciones internacionales no son en el caso de Cuba soluciones nacionales y como la meta no es solo lograr sanciones, sino –lo mas importante- soluciones. Pasamos rápidamente a la segunda fase que fue retar a las autoridades de Cuba a sentarnos entre cubanos en una mesa nacional a discutir nuestros problemas. Aquel emplazamiento de los contestarios cívicos a la dictadura desbarataba las tretas del régimen que éramos dirigidos desde el exterior y que solo nos proyectábamos en exportar mentiras. No era así. No éramos plattistas, no éramos mercenarios, ni excluyentes. Queríamos –queremos y necesita Cuba- iniciar los cambios y transformación entre todos los cubanos. La proyección nacionalista e independiente de la disidencia cubana sacaba del paso a la policía política del régimen. Esa no era –ni es- la imagen que ellos quieren dar de nuestro movimiento pro=democrático. Sin embargo, no de mala voluntad, sino por exceso de pasión no viable para soluciones cívicas y modernas y por no poder superar algunos heridas personales en aras de soluciones generales y sobre todo por no tratar de ubicarse en los claros-obscuros del terreno cubano y no entender tácticas y estrategias internas, salieron estrepitosamente en 1990 lideres exiliados a descalificar públicamente a los activistas dentro de Cuba. Miami en aquella oportunidad hizo el trabajo de la seguridad cubana.

Aquel suceso de un genuino y autentico llamado a un dialogo nacional que hizo el 1er grupo disidente (Comité Cubano Pro Derechos Humanos) en 1990 –y que no se debe confundir con el dialogo que invito, preparo y tramo Fidel Castro en 1978 para salir de los miles de presos políticos que habían cumplido sus largas condenas y que el régimen no quería tener en las calles de Cuba- y varios años después cuando se propuso el proyecto Varela y ahora lo que ha sucedido con la carta de los disidentes al Congreso de Estados Unidos pidiendo el levantamientos de algunas medidas de restricciones, demuestra -a todos en la oposición de la isla y del exilio- nuestras deficiencias democráticas e incultura política igual a la de nuestros contrarios. En democracia es saludable discrepar, dar un punto de vista diferente, pero no descalificar o mandar a callar al otro porque piense distinto o proponga una vía distinta a la nuestra. Cuando eso sucede estamos copiando los métodos del régimen cubano.

¿Me agrado la carta enviada desde la Habana por los 74 al Congreso de los Estados Unidos? No. ¿La considero algo importante o decisivo para solucionar nuestros graves problemas cubanos? No. Aunque es valida, considero que esa primera misiva con tantas importantes firmas y ese esfuerzo debió dedicarse a pedir solidaridad y libertad económica, política, social y de movimiento para sus nacionales y no para extranjeros. Como bien se conoce en Cuba es delito hasta que un residente de las provincias orientales quiera ir a la Habana. Sin embargo, el hecho de considerar inoportuna, forzada y no vital para los problemas de Cuba esa gestión en estos momentos políticos que vive Cuba no nos debe llevar nunca a descalificar al otro. Los cubanos de allá y de aquí debemos de acabar de aprender que solo en los cementerios hay unanimidad y acuerdo total entre todos, pero la realidad es que el desarrollo de las sociedades y ser un verdadero demócrata es algo mas complejo.

Ningún cubano debe sumisión a nadie por la posición política, ni económica que tenga. Tampoco estar físicamente dentro de Cuba es poseer un cuño de infalible. Todos los cubanos son importantes, solo se requiere tacto y agudeza política de las dos partes.

4 pensamientos en “SOLO EN LOS CEMENTERIOS

  1. Yo denuncio desde mi puesto al gobierno cubano, primero por conducir al país a la banca rota; por “obligar a miles de personas a vivir una dictadura con hambre”.
    Yo denuncio al pueblo de Cuba por aceptar desde el primer momento la no libre expresión de sus pensamientos e ideas; por entregar en bandeja de plata al “Gran Fidel” la Libertad casi absoluta del destino de nuestra nación.

    Somos nosotros mismos quienes tenemos que quitarnos de encima el yugo opresor! Los de afuera no van a resolver el problema, ayudaran, eso sí…pero quienes tenemos que subirnos al burro y darle los palos somos todos, discrepando pensamientos y perfeccionarlos para un plan conjunto, uniendonos.
    El pueblo está unido…pero del bando contrario…Y están de verdad satisfecho de sus lidas vidas en un país socialista?
    Ese pueblo que vemos en los espectaculos castristas contra los opositoreslas y las Damas de blanco…ese pueblo de las plazas del 1 de Mayo…es el mismo pueblo que no tiene para desayunar sistematicamente?
    Ese pueblo está ciego o la doble moral le brinda un escudo protector?
    Somos puro teatro!
    Vivimos “del invento” sacamos de aqui, “llevamos pa allá”.
    Y así, subir y bajar las cortinas, a veces te vas a la cama con el sabor de la humillación por ser cubano.
    No sedamos a la humillación. Por sobre todas las cosas mirarnos con dignidad, respetarnos, tomarnos distancias y trabajar conjuntos por el cambio.

    Acercarnos poco a poco y hacernos fuerte, una “masa fuerte” que va “con tó los hierros pa allá”.

    Una Cuba diferente, una Cuba nueva traerá la necesidad de propuestas para un mejoramiento y saneamiento de embergadura.
    Los economistas “del bando de aca, de la oposición” confeccionan un plan funcional para sacar al país de la pésima situación economica?
    Se estructura algún plan de cualquier tipo para una Cubita nueva?

    Y sí de repente se virán las fichas del dominó en mano de los viejitos y tenemos la llave del cambio…Que haríamos, vendrá “el Imperio” a “mandarnos” ?
    Los cubanos somos suficientes para mandarnos por si mismos.Sin papá que diga cuándo, cómo etc!
    Yo denuncio desde mi puesto al gobierno cubano, primero por conducir al país a la banca rota; por “obligar a miles de personas a vivir una dictadura con hambre”.
    Yo denuncio al pueblo de Cuba por aceptar desde el primer momento la no libre expresión de sus pensamientos e ideas; por entregar en bandeja de plata al “Gran Fidel” la Libertad casi absoluta del destino de nuestra nación.

    Somos nosotros mismos quienes tenemos que quitarnos de encima el yugo opresor! Los de afuera no van a resolver el problema, ayudaran, eso sí…pero quienes tenemos que subirnos al burro y darle los palos somos todos, discrepando pensamientos y perfeccionarlos para un plan conjunto, uniendonos.
    El pueblo está unido…pero del bando contrario…Y están de verdad satisfecho de sus lidas vidas en un país socialista?
    Ese pueblo que vemos en los espectaculos castristas contra los opositoreslas y las Damas de blanco…ese pueblo de las plazas del 1 de Mayo…es el mismo pueblo que no tiene para desayunar sistematicamente?
    Ese pueblo está ciego o la doble moral le brinda un escudo protector?
    Somos puro teatro!
    Vivimos “del invento” sacamos de aqui, “llevamos pa allá”.
    Y así, subir y bajar las cortinas, a veces te vas a la cama con el sabor de la humillación por ser cubano.
    No sedamos a la humillación. Por sobre todas las cosas mirarnos con dignidad, respetarnos, tomarnos distancias y trabajar conjuntos por el cambio.

    Acercarnos poco a poco y hacernos fuerte, una “masa fuerte” que va “con tó los hierros pa allá”.

    Una Cuba diferente, una Cuba nueva traerá la necesidad de propuestas para un mejoramiento y saneamiento de embergadura.
    Los economistas “del bando de aca, de la oposición” confeccionan un plan funcional para sacar al país de la pésima situación economica?
    Se estructura algún plan de cualquier tipo para una Cubita nueva?

    Y sí de repente se virán las fichas del dominó en mano de los viejitos y tenemos la llave del cambio…Que haríamos, vendrá “el Imperio” a “mandarnos” ?
    Los cubanos somos suficientes para mandarnos por si mismos.Sin papá que diga cuándo, cómo etc!

  2. ? Quien dijo que en Cuba alguien va a mandar? Si Cuba se libera solamente mandaran los cubanos. No mas imperios dejaremos en Cuba.. Pero primero antes de pensar todo eso. Hay que Liberarla. HASTA CUANDO??????

  3. Que facil decir: Tenemos que liberar a Cuba, HASTA CUANDO ? con mayusculas
    vamos a ir con to pa ya.
    El problema fue y sera, que los que tenian el poder en el 58 se fueron huyendo y se lo dejaron a Castro porque aquellos polvos trajeron estos lodos.
    Y los poderosos cuando le quitaron lo que tenian se fueron corriendo y no supieron defender lo que tenian. Y los que se quedaron luchando, fueron abandonados a su suerte y unos fueron al paredon y otros a la carcel y aqui muchos desayunos patrioticos y almuerzos revolucionarios.
    Y como dijo Valladares, nadie escuchaba y no escuchaban a los que estaban cumpliendo largas penas en las carceles o tratando de sobrevivir en las montañas del Escambray o en Pinar del Rio y que estaban acorralados y que al final fueron exterminados.
    Ha sido asi y sigue siendo asi. desgraciadamente.

  4. Y le digo a Jose P Zaragoza: ? Y que tienen que ver los desayunos y los almuerzos? O acaso nadie puede desayunar ni almorzar? Yo nunca he ido a un desayuno patriotico. ?Pero cada uno aqui hace lo que le viene en ganas, vivimos aqui en los EU. y decimos y hacemos lo que queremos. LO unico que hay que criticar es a los cubanos que vienen como asilados, y como presos politicos, y muchos huyendo de Cuba, y se van al ano y un dia a Cuba, y hay que criticar y buscar aquellos que estan en Cuba cobrando su retiro o su pension que el gobierno le ha dado y viven en Cuba y los familiares le envian el dinero para alla. Y muchos de ellos tienen una pension y nunca han trabajado en este pais. Y con esos dolares, enriquecen las arcas de los Castro. Si dejaramos de enviar solamente 1 ano de dolares, ropa, comida, y solo enviaramos medicina No digo yo si otro gallo cantaria. Por eso yo digo ?EMBARGO DE QUE?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s